DIALOGOS   -   MUJERES    EnglishPortuguesItaliano
DIALOGOS DE PAZ   -   MUJERES    EnglishPortuguesItaliano
Publicado en la categoría: Secretariado
Miércoles, 10 Agosto 2011 11:01

EL CONSTRUCTOR DE GUERRILLAS

Escrito por 
Tu votación
(0 votos)
0
2
0
s2smodern
powered by social2s

Por: Ricardo T.

Apuntalado en el esfuerzo personal y la ayuda del colectivo; enseñando y aprendiendo a la vez del obrero, campesino, estudiante, intelectual o, del guerrillero; Luís Morantes se convirtió en genuino producto de la superación de un hijo del pueblo llamado a escalar las más altas cimas del conocimiento para colocarlo al servicio de la justa causa de la liberación de los oprimidos.

Impedido, por las desigualdades sociales existentes en Colombia, de acceder a la educación formal; se torna en un consumado autodidacto. A temprana edad, desempeñándose como obrero de Ecopetrol, hace parte del sindicato e ingresa a la militancia comunista. Toma contacto y se familiariza con las obras de Marx, Engels, Lenin, Mao, Ho, Guiap; amplia su horizonte con el estudio de los clásicos de la guerra, la filósofos, la economía política; la historia universal y de Colombia. Dedica especial cuidado a los escritos, proclamas y discursos del libertador Simón Bolívar

Del Marxismo-leninismo extrae, sin dogmatismo, el método dialectico y las categorías filosóficas las cuales aplica con solvencia para analizar el sistema capitalista mundial y, el cómo éste se desarrolla en el país con su inevitable lucha de clases. Morantes combina la teoría y la práctica revolucionaria.

Cuando la oligarquía liberal-conservadora, ligada al imperialismo, asesinó a Jorge Eliécer Gaitán, en Bogotá, el 9 de abril de 1948; Luís participa activamente en la insurrección que tuvo lugar en Barranca, donde los rebeldes conformaron una junta popular. Esta asumió el poder y gobernó la ciudad por más de dos meses.

La participación directa en la creadora experiencia reafirma, al futuro Comandante Guerrillero, la convicción de sostener e implementar la resistencia armada, tal cual lo hacen las guerrillas liberales y comunistas, enfrentados al régimen conservador de Mariano Ospina Pérez, principal instigador de la “primera época” de la violencia contra el pueblo.

La asimilación política, el talento organizativo y el arte para conducir las masas; agilizan la elección de Luís Morantes al Comité Central del Partido Comunista. Allí, a la vez que adelanta las tareas encomendadas por la Dirección, nutre el aprendizaje individual y colectivo.

En 1954, el dictador Gustavo Rojas Pinilla, ilegaliza al Partido Comunista; el joven dirigente experimenta, en cabeza propia, los rigores de la clandestinidad para desarrollar la actividad revolucionaria.

Aparentando querer la pacificación del país; Rojas decreta una engañosa amnistía que junto a la traición de la Dirección Nacional del Partido Liberal, condujeron a la desmovilización y entrega de armas del grueso del movimiento guerrillero.

Las causas estructurales que dieron origen a sucesivos levantamientos armados, permanecían intactas.

El triunfo de la Revolución cubana, en 1959, producto de la lucha guerrillera y la insurrección se convirtió en poderoso estímulo al auge de las luchas populares en Colombia.

El gobierno y los gringos veían con preocupación la existencia en el campo colombiano, de comunidades organizadas, las cuales se auto-gobernaban creadoramente, gracias a la presencia y autoridad que ejercían antiguos guerrilleros, transformados en labriegos.

Los anteriores acontecimientos son el pretexto utilizado por la derecha para desatar una bien orquestada campaña anticomunista, que pregonaba la existencia de “Repúblicas Independientes” al interior de Colombia, cuyo propósito era la creación de una Cuba en territorio continental. El Estado, con la ayuda del gobierno de los Estados Unidos tenía que suprimir el peligro en ciernes.

El dispositivo militar para atacar a Marquetalia y otras regiones agrarias comenzó la preparación

Luís Morante, por convicción personal y disciplina partidaria, en compañía de Hernando González, parte con destino temporal a la montaña. Colombia y el mundo lo conocerán por su grado y nombre de guerra: COMANDANTE JACOBO ARENAS.

Manuel Marulanda Vélez les da la bienvenida con el histórico y simbólico abrazo sellador de la alianza obrero-campesina-estudiantil; que cual sol de amanecer, proyecta la solidaridad de clase entre el campo y la ciudad. Jacobo y Hernando jamás volverán a salir de la manigua.

Al poco tiempo de ingresar a la guerrilla, Hernando González Acosta cae en combate, abonando con su sangre el surco donde germina la liberación de la patria. Jacobo resistirá con Manuel en Marquetalia. Ambos al frente de un puñado de decididos guerrilleros serán alma y nervio en la creación de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia en 1966.

Los aportes de Jacobo al desarrollo del Ejército del Pueblo fueron múltiples y determinantes en lo político, militar, organizativo, educacional; la expansión territorial y crecimiento interno; la ligazón con las masas campesinas y la relaciones políticas y diplomáticas con miras a lograr alianzas estratégicas; consolidación de las estructuras clandestinas urbanas y campesinas; sobre la táctica y la estrategia a emplear en cada momento de viraje de la del adversario; sobre el nuevo modo de operar; en la elaboración teórica, en las expresiones literarias, poéticas y manifestaciones culturales; en torno a la política de diálogos; en la constitución de la Unión Patriótica, la Coordinadora Guerrillera Simón Bolívar, Milicias Bolivarianas, Partido Clandestino, Círculos de apoyo; en el Programa Agrario de los Guerrilleros, el Estatuto, el Régimen Disciplinario y las Normas de Comando; en las Conferencias y Plenos del Estado Mayor; sobre el internacionalismo; en la conservación de una elevada disciplina; en todo documento importante de las FARC-EP se encuentra la impronta y el legado perpetuo de Jacobo Arenas.

Atributos suyos fueron la fluidez y profundidad de su pluma, la formidable oratoria y la chispa para manejar hábilmente las relaciones con el adversario. Su encanto personal lo reconocen hasta jurados enemigos.

Hace 21 años, un diez de agosto, un repentino ataque cardíaco borró de su rostro la última sonrisa la cual quedó esculpida, al igual que su pensamiento, en el accionar, la mente y el corazón de los guerrilleros Farianos y se convirtió en patrimonio de los revolucionarios del mundo.

Gloria eterna al Comandante Jacobo Arenas, Constructor de guerrillas.

Comunicados FARC-EP

III Consejo Nacional de los Comunes - Declaración Política

16-12-2018 Consejo Político Nacional

Durante los días del 14 al 16 de diciembre, se reunió en Melgar, Departame... Leer más〉

Editorial

El proceso de paz no es  la panacea, es una posibilidad  de alcanzar la paz

10-12-2018 Rubín Morro

Los acuerdos de paz de La Habana entre el Estado colombiano  y las Fuerzas Armadas ... Leer más〉

Bloques y Frentes

Mi experiencia en la Unidad Nacional de Protección

05-08-2017 Angelmiro López Pabón

Sentí orgullo cuando la dirección de la unidad a la que pertenecía... Leer más〉

La pluma de Gabriel Ángel

Rodrigo Londoño, Timo, cuenta su emotivo encuentro con Sonia

26-11-2018 Administrador

Durante más de una década pervivió en mi mente el recuerdo impactan... Leer más〉

▶ Actualidad con NCNoticias

Orden Público

Unidades de las FF.AA amenazan con atacar unidades del frente 29

El ejercito que está en Ricaurte y continuan hacia nuestra dirección, han ...

Desde las prisiones

Carta Abierta De Los Presos Políticos De Las FARC-EP Al Camarada Simón Trinidad, Prisionero En Cárceles Del Imperio Yankee.

No sabemos si nuestra condición nos permite una sensibilidad diferente a la que p...