DIALOGOS   -   MUJERES    EnglishPortuguesItaliano
DIALOGOS DE PAZ   -   MUJERES    EnglishPortuguesItaliano
Publicado en la categoría: Comunicados
Sábado, 30 Abril 2011 19:41

¡A la calle, a protestar el 1 de mayo!

Escrito por 
Tu votación
(0 votos)
0
2
0
s2smodern
powered by social2s

El 1 de Mayo es el día internacional de la clase obrera, no es el "día del trabajo" como acostumbran llamarlo el patronato y los medios de comunicación para hacerlo ambiguo y despojar lo de su significado y su carácter de clase.

Es una jornada de lucha de todos los trabajadores del mundo que se conmemora como homenaje a los mártires de la huelga de Chicago de más de 300.000 trabajadores que luchaban por alcanzar la justa reivindicación 8 horas de trabajo, 8 horas de estudio y 8 horas de descanso, y que culminó en medio de la represión y la condena a la horca de sus principales líderes por el gobierno Norteamericano en 1886. Finalmente, gracias a que esa bandera fue enarbolada por los demás trabajadores del mundo, hoy la jornada de 8 horas es una conquista democrática, reconocida universalmente.

El movimiento guerrillero de las FARC EP como expresión genuina del derecho a la resistencia, que en defensa de la vida, se han visto obligados a acudir miles de compatriotas alzados en armas contra este régimen político injusto, criminal, excluyente que practica el terrorismo de Estado, llama al pueblo colombiano, a los trabajadores, a los campesinos, a los estudiantes, a las mujeres, a los jóvenes, indígenas y afro descendientes y a todos los demócratas y revolucionarios, a salir a marchar y apoyar la jornada de protesta convocada por las Centrales obreras, la Marcha Patriótica, el Congreso de los Pueblos, La Gran Coalición Democrática, La CONAP y demás organizaciones que agrupan diversas expresiones de unidad popular.

Este país no puede funcionar, ser viable, ni solucionar a fondo ni uno solo de los graves problemas estructurales que lo aquejan como el conflicto interno, los baches en su infraestructura, el desempleo, la salud, la educación, la desigualdad, y el hambre, mientras subsista el actual régimen oligárquico, el sistema político clientelista de la corrupción, la politiquería, la sumisión y la entrega de nuestra soberanía al imperio yanqui y al expolio de las multinacionales.

Estos 9 meses de gobierno de Santos han dejado confirmada la certeza de su línea neoliberal y continuista de las políticas aplicadas por los gobiernos pasados, entre ellos, el más nefasto, corrupto y antipopular, de todos, el del paramilitar Álvaro Uribe.

No hay duda, estamos frente a un gobierno de clara estirpe reaccionaria, representado por un alto exponente de la más rancia oligarquía colombiana, garante seguro desde hace más de dos siglos, de los intereses del imperio en el continente.

Su nuevo ropaje demagógico llamando a conformar una falsa "Unidad Nacional" caracterizada por el apoyo incondicional a un orden social desigual e injusto, apuntalado en el militarismo y en la cohesión ideológica de los grandes medios de comunicación para garantizar la impunidad, no es más que otro engaño para ocultar la imposición de nuevas medidas antipopulares que ya vienen en marcha:

  • La imposición de la regla fiscal, cuyo propósito principal consiste en blindar el pago de la deuda pública, dando continuidad a la ley vigente de responsabilidad fiscal.
  • La aprobación de la llamada "Ley de víctimas y de tierras", en contravía de las víctimas de los crímenes de Estado, y presentada demagógicamente como una "Reforma Agraria", sin tocar para nada los intereses de los latifundistas.
  • La extranjerización de la propiedad de la tierra, y la entrega de nuestros recursos naturales y la explotación minera a los grandes pulpos multinacionales, en menoscabo de la pequeña minería y en mengua grave del medio ambiente (aniquilamiento de fuentes hídricas entre ellas nuestros páramos y humedales).
  • La continuación de la fascista política de Seguridad Nacional de estirpe uribista y la militarización total del país en contraposición al clamor de la solución política del conflicto interno.
  • La liquidación de toda forma de oposición al régimen, acudiendo para ello al desvertebramiento de las organizaciones a través de la criminalización de la protesta social y la judicialización de las organizaciones sociales y sindicales no adeptas al establecimiento, a la división mediante la infiltración y la cooptación a través de sobornos, y ofertas de puestos o becas, a líderes políticos, populares y sindicales.
  • Las medidas restrictivas a los derechos ciudadanos, el proyecto de código de convivencia y ley de seguridad ciudadana, las desapariciones forzadas y el asesinato de colombianos en estrecha y criminal connivencia del ejército y la policía con un infame paramilitarismo metamorfoseado y demás variantes del Terrorismo de Estado.
  • Todo eso, sumado a la reforma al Régimen de Salud, que busca garantizar en forma estable la rentabilidad de las EPS mediante la limitación de los servicios a que obligan los planes obligatorios de salud, a la entrega de la educación en manos de monopolios privados, a las posibilidades de una reforma tributaria que traerá más cargas impositivas al pueblo, de una reforma al régimen de pensiones y de una nueva reforma laboral.
  • Todo eso, en suma, confirma que el gobierno de Santos es portavoz de un ambicioso paquete de reformas en contra de la inmensa mayoría de los colombianos que reforzará la estrategia neoliberal y dará lugar a múltiples protestas y acciones de masas.

El pueblo colombiano tiene un camino abierto en la lucha de masas que ya nos ha dejado un importante acumulado político, organizativo y de experiencias de lucha.

Los procesos de organización y movilización que se han gestado en la última etapa, han de venido en experiencias unitarias de gran relevancia, de las cuales hacen parte novedosas y variadas expresiones políticas con incidencia en diferentes sectores de la sociedad como son los estudiantes, obreros, campesinos, indígenas, afro colombianos, trabajadores de la cultura, y demás; La Gran Coalición Democrática, el Congreso de los Pueblos, La Minga indígena, la Red Contra el Hambre, la pasada y multitudinaria protesta nacional del 7 de abril contra la privatización de la educación, los paros y huelgas, así como la Gran Marcha Patriótica que sesionó con ocasión de la celebración del Grito de Independencia y muchas otras expresiones de organizaciones de base son muestra de ello y un poderoso aliciente para las otras jornadas de lucha que se avecinan.

Todos a la calle el 1 de Mayo!

Secretariado del Estado Mayor de las FARC EP. Montañas de Colombia, Mayo de 2011.

Comunicados FARC-EP

III Consejo Nacional de los Comunes - Declaración Política

16-12-2018 Consejo Político Nacional

Durante los días del 14 al 16 de diciembre, se reunió en Melgar, Departame... Leer más〉

Editorial

El proceso de paz no es  la panacea, es una posibilidad  de alcanzar la paz

10-12-2018 Rubín Morro

Los acuerdos de paz de La Habana entre el Estado colombiano  y las Fuerzas Armadas ... Leer más〉

Bloques y Frentes

Mi experiencia en la Unidad Nacional de Protección

05-08-2017 Angelmiro López Pabón

Sentí orgullo cuando la dirección de la unidad a la que pertenecía... Leer más〉

La pluma de Gabriel Ángel

Rodrigo Londoño, Timo, cuenta su emotivo encuentro con Sonia

26-11-2018 Administrador

Durante más de una década pervivió en mi mente el recuerdo impactan... Leer más〉

▶ Actualidad con NCNoticias

Orden Público

Unidades de las FF.AA amenazan con atacar unidades del frente 29

El ejercito que está en Ricaurte y continuan hacia nuestra dirección, han ...

Desde las prisiones

Carta Abierta De Los Presos Políticos De Las FARC-EP Al Camarada Simón Trinidad, Prisionero En Cárceles Del Imperio Yankee.

No sabemos si nuestra condición nos permite una sensibilidad diferente a la que p...