DIALOGOS   -   MUJERES    EnglishPortuguesItaliano
DIALOGOS DE PAZ   -   MUJERES    EnglishPortuguesItaliano
Publicado en la categoría: Comunicados

Saludo al Foro de Sao Paulo

Escrito por 
Tu votación
(2 votos)
0
2
0
s2smodern
powered by social2s

Desde Colombia, el Partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, FARC, nacido de los Acuerdos de Paz celebrados entre el gobierno nacional y las FARC-EP, saluda con emoción y sentimiento solidarios al XXIV Foro de Sao Paulo, encuentro de la izquierda y los pueblos de Latinoamérica y el Caribe, para reafirmar sus sentimientos antiimperialistas, anticolonialistas y anti neoliberales. El sueño y los esfuerzos emprendidos por el comandante Fidel siguen materializándose y avanzando contra todas las adversidades en esta parte del mundo.

Bien lo advirtió el El Libertador Simón Bolívar, cuando sentenció que los Estados Unidos parecían destinados por la providencia para plagar a la América de miserias en nombre de la libertad. Nuestra América se halla asediada por el imperialismo, empeñado en impedir el florecimiento de procesos revolucionarios o democráticos, que afecten de algún modo sus intereses de expoliación y dominación. Nuestros pueblos avanzan, coronan viejas ilusiones, pero luego se ven constreñidos a soportar la agresión norteamericana, aliada siempre con los sectores más conservadores y retardatarios de cada uno de nuestros países.

No nos cansaremos de declarar nuestro profundo respeto y admiración por lo construido por la Cuba socialista a solo noventa millas del monstruo. La escogencia de la patria de Martí y Fidel para la celebración de esta nueva versión del Foro de Sao Paulo, es el más justo homenaje a un pueblo y a unos dirigentes heroicos, capaces de resistir con éxito al imperio más poderoso de la historia universal. La gesta librada por los cubanos nunca dejará de merecer el aplauso y el reconocimiento de todos los pueblos del planeta. Las figuras de Fidel, Raúl y el Che adquieren dimensiones legendarias y míticas, no solo por su obra, sino por el ejemplo que significan para el orbe.

Saber que existen y que continúan a la vanguardia de la lucha por un mundo mejor, inspira a los revolucionarios de todos los continentes. Demuestra que el imperialismo puede ser frenado y vencido cuando la fuerza de las masas es aplastante. Y constituye una lección permanente para todos quienes soñamos con desplazar del poder a las fuerzas de la reacción capitalista y feudal. Sólo ganando la batalla de las ideas y consolidando una conciencia firme en los pueblos, es posible triunfar sobre los creadores de fantasías mediáticas y discursos impracticables, que no dudan en recurrir a la violencia y a las formas más disímiles de perturbación, desestabilización y caos.

Nuestra América es actualmente el escenario de un enfrentamiento sin antecedentes entre las fuerzas del imperialismo y la reacción y la fuerza de los pueblos. La ola creciente de gobiernos progresistas y democráticos que tuvo lugar en el sur desde el ascenso al poder del Presidente Hugo Chávez, es obligada a ceder mediante las más sucias prácticas de intervención. En realidad es cierto que las clases dominantes de América Latina y el Caribe se entrelazaron de un modo singular con las redes del gran capital transnacional, hasta hacer parte integral de la propia red imperialista. Nada las diferencia del amo imperial. Ni siquiera su descomposición mafiosa en varios de nuestros países, pues cada vez es más comprobable que tras el tráfico de drogas y el negocio millonario, se encuentran agencias norteamericanas como la DEA y grandes entidades financieras.

La revolución bolivariana que hoy encabeza el Presidente Nicolás Maduro, ha debido librar una auténtica batalla para no ser derrocada. Todos los poderes del capital se juntaron para echarla abajo, mediante el despreciable método de llevar hambre y miseria a un pueblo, con el pérfido propósito de culpar de ellas a su gobierno. La resistencia chavista ha dado tales demostraciones de invencibilidad, que ha llegado a despertar el ánimo de la intervención militar insinuada por el presidente Trump. La campaña de desprestigio mundial contra el gobierno bolivariano, en la que gobiernos y medios de comunicación del continente juegan un papel protagónico, ha conseguido incluso confundir a muchos demócratas que han mordido el anzuelo de la pregonada dictadura. Partidos políticos, movimientos y organizaciones sociales estamos obligados a expresar nuestro apoyo y solidaridad con el proceso bolivariano, a generar conciencia en nuestros pueblos acerca del artero ataque de que es víctima, a movilizarlos en su defensa.

No es nuestro propósito examinar uno a uno los casos de los diferentes procesos democráticos hoy víctimas de la embestida del poder imperial. Bástenos con mencionar a Brasil, al derrocamiento de su presidenta Dilma, y a la patraña judicial contra Lula, para percatarnos de similitud de las fórmulas que se aplican hoy en la Argentina, Ecuador y Nicaragua sandinista, y que amenazan extenderse a la Bolivia inca de Evo Morales. Lo habíamos visto emerger en los golpes practicados inicialmente en Honduras y Paraguay, que no fueron en realidad sino laboratorios de experimentación de la implacable agresión que habría de desencadenarse en el futuro, y que hoy se nos planta como una amarga realidad. Pese a todo ello, en la FARC creemos que nada se ha perdido, que nuestros pueblos siguen acumulando experiencia y que se aprestan a recuperar lo que quieren arrebatarles.

Tenemos en Colombia una experiencia singular. La firma del Acuerdo de Paz entre el gobierno de Juan Manuel Santos, en representación del Estado colombiano, y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia Ejército del Pueblo FARC-EP, significó el fin de una cruenta confrontación armada que desangró el país durante más de medio siglo. La histórica resistencia de las FARC tuvo como argumento central, la inexistencia de espacios democráticos para la oposición y los movimientos contestatarios, castigados siempre por la muerte y el terror desde los propios espacios institucionales. Ocho millones de víctimas, más de doscientos mil muertos y noventa mil desaparecidos, el despojo de la propiedad rural a millones de campesinos, tenían que imponer un alto a las soluciones de fuerza y propiciar un tipo de solución política.

No nos cansaremos de ponderar el invaluable papel que desempeñaron los gobiernos de Venezuela y Cuba para conseguir la firma del Acuerdo Final. Podemos decirlo aquí sin tapujos. Cuba socialista acompañó cada una de las sesiones de la Mesa de Conversaciones y trabajó de modo incesante por impedir la ruptura de los diálogos. Su asesoría y consejo contribuyeron de manera decisiva en la concreción del acuerdo de paz. Un Acuerdo que el Estado colombiano poco interés ha demostrado en cumplir. Sabíamos en las FARC que sería así, que ninguna oligarquía de nuestro continente ha sido respetuosa de su palabra empeñada, y que la colombiana no sería la excepción. Pero siempre tuvimos confianza en la capacidad del pueblo colombiano para ganar y defender sus conquistas. Nuestro gran reto significa que las grandes mayorías colombianas se apropien de los profundos contenidos del Acuerdo firmado, que lo hagan suyo e impongan su cumplimiento a los poderes dominantes. En eso trabajamos de manera incansable.

Ningún partido político serio se traza una estrategia para darle vuelco a la primera adversidad táctica que encuentre. Las FARC le apostamos a la paz, a imponerle con la fuerza de las masas el fin de la violencia a la oligarquía sanguinaria de nuestro país. Por eso repetimos una y otra vez que no volveremos a las armas, que no repetiremos la confrontación armada. Reconocemos que los tiempos actuales no están para ella. Si algún sentimiento embarga al pueblo colombiano es el rechazo a la guerra, el hastío por la violencia, el deseo profundo de vivir en paz. Consideramos que el resultado de las últimas elecciones presidenciales evidencia como nunca este anhelo de paz y profundas transformaciones. No es cierto, pese a las dificultades para su implementación, que los Acuerdos de Paz sean un fracaso. Gracias a ellos, al ambiente generado en el país por el fin de la confrontación militar, por primera vez un movimiento alternativo, de izquierda, democrático y progresista, alcanzó una votación de más de ocho millones de votos.

Una votación incluso más alta que la obtenida por Santos cuando ganó su segundo período presidencial. El triunfo de Duque, candidato derechista que agrupó a su alrededor todas las fuerzas de la vieja política y sus prácticas corruptas, no es el triunfo limpio obtenido en justas sanas. Por eso el inmenso significado del despertar democrático en nuestro país. De lo que se trata ahora es de incrementar la organización y la movilización popular, la conciencia por defender los Acuerdos de Paz que posibilitaron esta inmensa apertura y avance. En nuestra modesta opinión, se equivocan de cabo a rabo los que no advierten este fenómeno extraordinario de la política colombiana, los que insisten en continuar con una guerra que sólo despierta el más abierto rechazo en la población del país, y los que llaman al desencanto y la desesperanza, en tiempos en los que se requiere la más abierta disposición a consolidar en las elecciones locales del año próximo lo obtenido en estas.

Quienes se oponen radicalmente a los Acuerdos de La Habana, quienes amenazan con volverlos trizas y retrotraer nuestro país a tiempos tenebrosos, son los voceros del Centro Democrático, que aspiran con Duque a cumplir sus propósitos. Nada suena tanto a música angelical para ellos, como los llamados a la guerra y a las armas por parte de sectores que dicen representar los intereses populares. La insistencia en el recurso a la violencia en nuestro país, produce una nefasta convergencia con los intereses de la ultraderecha de corte fascista que promueven el expresidente Uribe y los sectores más cavernarios. Que existan grandes dificultades en la implementación de lo acordado, nacidas de la negligencia del gobierno de Santos para honrar su palabra, no significa de modo automático que todo sea un fracaso. Con la lucha y la movilización popular propiciadas por la firma del propio Acuerdo, puede nuestro pueblo conseguir el cumplimiento de lo acordado y desbordarlo incluso con un gran movimiento transformador.

Eso queremos trasmitir desde nuestro joven partido legal FARC al Foro de Sao Paulo. Si algo requiere en este momento el movimiento popular y democrático en alza en nuestro país, es el más cerrado apoyo de la comunidad internacional, en buena parte ganado con el proceso de paz de La Habana. Requerimos de la solidaridad de los partidos y movimientos políticos de izquierda, democráticos y revolucionarios de todo el continente. La paz de Colombia es la paz de todos.

Finalmente queremos expresar nuestra enorme satisfacción por el triunfo electoral en México del partido MORENA y su candidato Andrés Manuel López Obrador. La libertad de Lula y sus posibilidades electorales abren las compuertas para una nueva oleada democrática y progresista en nuestro continente, que desmienta de plano las aseveraciones sobre el fin del ciclo de avanzada. La lucha sigue, no se detiene, tiene flujos y reflujos, pero nos permite avizorar que se avecinan grandes cambios para nuestros pueblos, en los que ellos serán los llamados a ser protagonistas estelares.

Un abrazo para Cuba y por su intermedio a todos los países y pueblos de Nuestra América. Venceremos.

RODRIGO LONDOÑO

Presidente Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común FARC

La Habana, 14 de julio de 2018.

Etiquetas:

Comunicados FARC-EP

Unidad y compromiso por la paz de Colombia

14-12-2018 Consejo Político Nacional

  Melgar, Tolima, 15 de diciembre de 2018. Continuando con la agenda de trabajo d... Leer más〉

Editorial

El proceso de paz no es  la panacea, es una posibilidad  de alcanzar la paz

10-12-2018 Rubín Morro

Los acuerdos de paz de La Habana entre el Estado colombiano  y las Fuerzas Armadas ... Leer más〉

Bloques y Frentes

Mi experiencia en la Unidad Nacional de Protección

05-08-2017 Angelmiro López Pabón

Sentí orgullo cuando la dirección de la unidad a la que pertenecía... Leer más〉

La pluma de Gabriel Ángel

Rodrigo Londoño, Timo, cuenta su emotivo encuentro con Sonia

26-11-2018 Administrador

Durante más de una década pervivió en mi mente el recuerdo impactan... Leer más〉

▶ Actualidad con NCNoticias

Orden Público

Unidades de las FF.AA amenazan con atacar unidades del frente 29

El ejercito que está en Ricaurte y continuan hacia nuestra dirección, han ...

Desde las prisiones

Carta Abierta De Los Presos Políticos De Las FARC-EP Al Camarada Simón Trinidad, Prisionero En Cárceles Del Imperio Yankee.

No sabemos si nuestra condición nos permite una sensibilidad diferente a la que p...