DIALOGOS   -   MUJERES    EnglishPortuguesItaliano
DIALOGOS DE PAZ   -   MUJERES    EnglishPortuguesItaliano
Publicado en la categoría: Comunicados
Miércoles, 30 Enero 2002 05:34

Temas de consenso para el futuro de paz

Escrito por 
Tu votación
(0 votos)
0
2
0
s2smodern
powered by social2s

Elementos para la discusión del Acuerdo de Cronograma de Consenso para el Futuro del Proceso de Paz.

Retomamos como prioritarios los puntos referidos al paramilitarismo y los temas sociales, contenidos en el documento de Recomendaciones de la Comisión de Personalidades a la Mesa Nacional de Diálogo y Negociación. 

El paramilitarismo.

Pese a que las Constituciones han estado siempre al servicio de las clases dominantes, desde la misma conformación de la República es una práctica el uso de métodos violentos por fuera de las leyes para eliminar a sus opositores políticos. 

El paramilitarismo actual es por tanto continuación de esta política que provoca: asesinatos selectivos, masacres, desplazamiento forzado, desalojos, expropiación y repoblación con bandas de paramilitares de tierras rurales y urbanas de los desalojados, amenazas contra los dirigentes de organizaciones populares, desapariciones, sobornos, exilio, narcotráfico, inmovilidad de las fuerzas sociales que propugnan por cambios democráticos y terror generalizado. Esta política de Estado es en la actualidad instrumentada por sectores de las Fuerzas Armadas y corresponde a la aplicación sistemática y permanente de la Doctrina de Seguridad Nacional.

Las FARC-EP surgen y se desarrollan como respuesta organizada a esta violencia del Estado contra el pueblo y sus organizaciones sociales y políticas. La guerrilla es la respuesta a la violencia estatal y no como afirman los defensores del Régimen que el paramilitarismo es consecuencia del surgimiento de la guerrilla. 

Los temas sociales.

Las injustas condiciones de existencia de 25 millones de colombianos que viven en medio de la pobreza y la miseria, sin vivienda educación, salud,  servicios públicos de energía, agua potable, etc. La mitad de la fuerza laboral desempleada o subempleada que suma 9 millones de trabajadores, obligados a pagar altísimas tarifas de servicios públicos impuestas por las compañías transnacionales. Una altísima concentración de las mejores tierras en manos del latifundio que monopoliza el 90 por ciento de la tierra productiva del país, mientras 1 millón y medio de familias campesinas no tienen parcelas donde trabajar. 800 mil familias deudoras del sistema Upac en peligro de perder sus viviendas. Estas son sólo unas cuantas expresiones de las hostilidades del Estado contra el pueblo colombiano.

Es nuestra opinión que la solución del problema paramilitar y los temas sociales, más la salida de los asesores norteamericanos y la suspensión del Plan Colombia, deben ser el punto de partida para hacer viable una tregua bilateral con cese de fuegos y hostilidades.

Raúl Reyes
Joaquín Gómez
Carlos Antonio Lozada
Andrés París
Simón Trinidad

Montañas de Colombia, enero 30 de 2002


Comunicados FARC-EP

Comunicado: Una tragedia largamente anunciada

17-10-2017 Farc

Tomando las informaciones conocidas y acopiadas hasta ahora, y basándonos en ella... Leer más〉

Editorial

La muerte como política de Estado

07-10-2017 Mauricio Jaramillo

En las FARC siempre supimos que sacar adelante un proceso de Paz con el actual gobierno&... Leer más〉

Bloques y Frentes

Mi experiencia en la Unidad Nacional de Protección

05-08-2017 Angelmiro López Pabón

Sentí orgullo cuando la dirección de la unidad a la que pertenecía... Leer más〉

La pluma de Gabriel Ángel

Todos en gavilla contra la FARC

29-09-2017 Gabriel Ángel

  Un Guillermo Rico Reyes, con aires de ultraizquierdista, publica en Facebook su ... Leer más〉

▶ Actualidad con NCNoticias

Orden Público

Unidades de las FF.AA amenazan con atacar unidades del frente 29

El ejercito que está en Ricaurte y continuan hacia nuestra dirección, han ...

Desde las prisiones

Carta Abierta De Los Presos Políticos De Las FARC-EP Al Camarada Simón Trinidad, Prisionero En Cárceles Del Imperio Yankee.

No sabemos si nuestra condición nos permite una sensibilidad diferente a la que p...