DIALOGOS   -   MUJERES    EnglishPortuguesItaliano
DIALOGOS DE PAZ   -   MUJERES    EnglishPortuguesItaliano
Publicado en la categoría: Desbrozando Ideas

De traiciones y coherencias

Escrito por  Fernando Muñoz
Tu votación
(2 votos)
0
2
0
s2smodern
powered by social2s

"No es hoy la hora de los fusiles, es la hora de la lucha de masas, de las batallas electorales, de los combates mediáticos, de la argumentación y capacidad de convencimiento. En una nueva realidad, nuevas formas de luchar y nuevas herramientas".


Ante el “Comunicado Conjunto” escrito a nombre de las “Milicias Bolivarianas de Bogotá”, fechado en junio del 2018 y que viene circulando en las redes sociales desde hace días, en el cual se acusa a la dirigencia de FARC de traidora y vendida y en el que se justifica el mantenerse en armas y/o el regreso a la guerra, me veo obligado a expresar mi humilde opinión como militante de base del Partido esperando la apertura de un debate transparente, abierto, crítico, autocrítico y propositivo.

1) A partir de un análisis, a mi entender, pobre y limitado de la compleja coyuntura nacional, se defiende la vía armada como si los elevados niveles de cansancio y rechazo en amplios sectores sociales y populares hacia el uso de la violencia no fueran reales.

2) Es tan irresponsable quien prolonga una guerra sin perspectivas de victoria, como quien prolonga una apariencia de paz, sin posibilidades de avance. Regresar o mantenerse en la confrontación armada en las mismas condiciones que se viene desarrollando en los últimos 20 años puede estar acorde con las lecturas ortodoxas y acartonadas de los clásicos marxistas europeos, pero refleja una miopía política absoluta y además irresponsable frente a las vidas de l@s combatientes y no combatientes, por la imposibilidad de obtener una victoria militar clásica.

3) En efecto, las guerras de hoy y del futuro se están librando en escenarios urbanos y suburbanos; aparece el nuevo concepto de "guerra híbrida” en el cual a partir de estructuras de conducción verticales, tipo ejército convencional y una impresionante autonomía operativa, se combinan tácticas de combate de diversas experiencias mundiales, aplicando un elevado desarrollo tecnológico al combate y con una cobertura mediática en tiempo real que hace aparecer un teatro de operaciones paralelo virtual. Así, se mezcla el uso de armamento de última generación (toda la gama de guerra digital y electrónica), armamento pesado y semipesado industrial (cohetería, artillería y carros de combate), armamento de infantería convencional individual y colectiva, con armamento no convencional e incluso artesanal. Ante esa nueva realidad bélica, e independiente del voluntarismo y heroísmo, lo concreto es que ésta guerra colombiana de hoy es la última gran guerra de guerrillas rurales, que –sin negar las posibilidades de una fuerza irregular de mantenerse en el territorio por prolongado tiempo- tuvo, tiene y tendrá inmensas dificultades para alcanzar los niveles que el hecho militar implica en la actualidad.

4) Llamar a continuar la guerra o a regresar a ella y convocar al pueblo a “unir esfuerzos para hacerle frente a este Estado asesino” a nombre de una estructura miliciana, cuya operatividad en Bogotá -por diversas razones- se limitó a poner bombas y que nunca tocó los intereses oligárquicos, es temerario e irresponsable.

5) Acusar a Timoleón Jimenez y a Pastor Alape de traición y de ser vendidos al gobierno y a la derecha, es desconocer su trayectoria vital y la verdad histórica de que ambos fueron de los integrantes del Secretariado que se fajaron en el enfrentamiento en las más duras épocas de la guerra.

6) Equipararlos a ambos (Timo y Pastor) -por aparente oposición- con personajes que hablan muy bonito y muy radical, pero que cuando los niveles de confrontación se elevaron no fueron capaces de defender sus zonas, que replegaron sus fuerzas y que se mantuvieron lejos de las primeras líneas de combate, es infame. Quien dude de la actitud valiente y revolucionaria de Timo y Pastor, vaya al Magdalena Medio o al Catatumbo y pregunte si las columnas insurgentes abandonaron el territorio o dejaron de pelear contra las Fuerzas Militares oficiales o contra las columnas paramilitares que operaban coordinadamente con ellas, masacrando personas indefensas. Contrario, en esas regiones, la guerrilla se fortaleció y se golpeó profundamente al brazo armado ilegal de la oligarquía latifundista y financiera.

7) El Acuerdo de Paz, que el comunicado en mención pone en entredicho, es -de lejos- el mejor acuerdo alcanzado por fuerza insurgente alguna en nuestros últimos 150 años de vida republicana, por el alcance y profundidad de los temas.

8) Su cumplimiento no depende tan sólo de las firmas puestas en el mismo, ni de los mecanismos de garantías allí establecidos.

9) Éste Acuerdo de Paz es -al mismo tiempo- una agenda de acción política amplia y un programa de lucha que debe ser asumido y defendido por todos los múltiples sectores sociales que se ven favorecidos por él. Pretender que la oligarquía colombiana lo va a cumplir por lo alto es una ilusión. Sabíamos y sabemos que tratarán de cumplir por lo bajo, con los aspectos formales del mismo.

10) Obtener su materialización efectiva -junto a lo que logre arrancar a la reacción el posible acuerdo con el ELN- sólo se logrará con organización, unidad y lucha.

11) En buena medida, lo logrado por las fuerzas progresistas, democráticas y revolucionarias en las pasadas elecciones, se explica por la firma de este Acuerdo de Paz.

Compañeras y compañeros, el reto de la hora es colosal: o nos organizamos, nos unimos y luchamos, para detener la acción criminal de la derecha con movilización social, organización popular y conciencia ciudadana, o nos resignamos a que la oligarquía implante una nueva época de hegemonía reaccionaria por los próximos 50 años.

No es hoy la hora de los fusiles, es la hora de la lucha de masas, de las batallas electorales, de los combates mediáticos, de la argumentación y capacidad de convencimiento. En una nueva realidad, nuevas formas de luchar y nuevas herramientas, con las mismas banderas de justicia social, vida dignidad, soberanía, independencia y Patria Grande. No pretendo tener la verdad revelada. Por eso siempre de cada punto, así sea final, siempre sale una línea. Bienvenida la palabra. Bienvenido el debate.

 

FERNANDO MUÑOZ

Reincorporado FARC

Bogotá, 6 de julio del 2018


 

URL Corta: https://goo.gl/Wnq4vj

Etiquetas:

Comunicados FARC-EP

Comunicado conjunto de FARC-Bogotá, Congreso de los Pueblos, Partido Comunista y MODEP

12-07-2018 FARC

Consideramos de vital importancia el encuentro permanente de las fuerzas política... Leer más〉

Editorial

La muerte como política de Estado

07-10-2017 Mauricio Jaramillo

En las FARC siempre supimos que sacar adelante un proceso de Paz con el actual gobierno&... Leer más〉

Bloques y Frentes

Mi experiencia en la Unidad Nacional de Protección

05-08-2017 Angelmiro López Pabón

Sentí orgullo cuando la dirección de la unidad a la que pertenecía... Leer más〉

La pluma de Gabriel Ángel

Todos en gavilla contra la FARC

29-09-2017 Gabriel Ángel

  Un Guillermo Rico Reyes, con aires de ultraizquierdista, publica en Facebook su ... Leer más〉

▶ Actualidad con NCNoticias

Orden Público

Unidades de las FF.AA amenazan con atacar unidades del frente 29

El ejercito que está en Ricaurte y continuan hacia nuestra dirección, han ...

Desde las prisiones

Carta Abierta De Los Presos Políticos De Las FARC-EP Al Camarada Simón Trinidad, Prisionero En Cárceles Del Imperio Yankee.

No sabemos si nuestra condición nos permite una sensibilidad diferente a la que p...