Siguiente capítulo
   
 
Ir al final
 
Contenido de la Cartilla militar

  Capítulo I  

 
1. Capacidad de las FF.AA
2. El soldado de la burguesía
3. Inteligencia
4. Entrenamiento
5. Organización político militar
6. Contrainteligencia
 
 
     
  Cartilla de orden abierto de las FARC-EP

* CAPITULO I

3. Inteligencia

Los Mandos militares emplean a fondo, minuto a minuto y en todos los lugares, especialmente donde se libran luchas de masas, armadas y legales, una intensa actividad de inteligencia, sobre la cual cada Estado Mayor de Frente debe ilustrar a todos los combatientes.

El enemigo sabe que sin un constante y amplio uso del trabajo de inteligencia no le será posible dar un solo golpe a las guerrillas, ni siquiera evitar un solo golpe de nosotros a él. Y si nos ponemos a analizar todos los golpes que el enemigo ha logrado dar a las guerrillas en cualquier época, vemos que prácticamente no hay un golpe que no haya ocurrido como resultado de un previo trabajo de inteligencia, acompañado de desconocimiento u olvido en los guerrilleros de cómo es que el enemigo realiza su actividad y cuáles son las medidas de contrainteligencia que la descubren o la burlan o la anulan. A continuación se ilustra, con unos pocos ejemplos, la diversidad de  formas y métodos con que el enemigo realiza dicha actividad, así como sus propósitos.

En primer lugar, el enemigo no espera a que le lleguen informaciones voluntarias a su oficina. Monta en el área de su interés una red de inteligencia integrada por agentes profesionales e informantes, como se indica en la Figura Nº 1. No hay que hacerse la ilusión de que en algún lugar no está montada todavía esa red. Este aparato funciona a la vista de todos, pero nadie lo ve porque se arma siguiendo un método como el que muestra el dibujo.

Los profesionales no entran a la región para organizar la red con agentes del lugar y ni siquiera se dejan conocer como agentes por los informantes. Tampoco penetran para salir a los pocos días o meses, sino para radicarse y así poder penetrar en nuestra organización y sus secretos. Por eso no entra un tipo de “pinta rara” a organizar nada, sino que uno por uno van entrando los agentes que la integrarán. Ellos son iguales a las gentes del lugar, tienen aspecto de trabajadores y saben trabajar, se radican como finqueros, aserradores, etc. Los informantes son civiles preferiblemente de la región ganados con ofrecimientos de dinero, con chantajes o con amenazas y reciben pago por cada información que suministran.

En las áreas de operaciones guerrilleras, agentes o informantes están en veredas y caseríos, y su trabajo es perfecto cuando no hacen contacto con uniformados del caserío o no viajan a otros pueblos. Pero hacen permanente contacto con un enlace (generalmente comerciante, tendero, etc., del caserío) y así, nadie sospecha. El enlace contacta al S-2 del Batallón, pero a través de un estafeta o correo que tiene un oficio que le permite viajar todos los días sin llamar la atención (generalmente un chofer o ayudante de automotor).

Veamos con la Figura Nº 1 su funcionamiento: Los agentes (5) y los informantes (6), recogen información de sus sitios y la llevan al informante situado en el caserío (4); el estafeta (7) recoge del enlace el total de la información recopilada y la lleva al S-2 secretamente, recibiendo allí las órdenes, planes, etc., que de regreso entrega al enlace para que éste los pase a los agentes e informantes. De ese modo, la red no será descubierta sino por nuestra organización, pero si ella dedica parte de su actividad a este objetivo.

FIGURA 1

Explicación

  1. Centro de Inteligencia Estratégica. En Bogotá. Integrado por todos los organismos de inteligencia militares y Seguridad (El D-2, la DIJIN y el  DAS).
  2. Centro de Inteligencia estratégica del ejército. Bogotá.
  3. Centro de Inteligencia Operativa. A nivel de Divisiones.
  4. Centro de Inteligencia Operativa. A nivel de Brigadas.
  5. Centros Municipales y zonales de recolección de información. Inteligencia  Táctica. A nivel de Batallones.
  6. Agencias de recepción de información. Puente entre el centro y los agentes.
  7. Agencias de recolección de información. Miembros activo de FF.MM.
  8. Informantes. Civiles al servicio de las FF.MM.
  9. Enlace. Persona que diariamente lleva órdenes y planes del centro a la agencia  de recepción y regresa información recolectada para el centro.
  10. Agentes de engaño.
  11. Informantes Especiales del S-2
  12. Informantes Especiales del B-2
  13. Redes Especiales del B-2
  14. Informantes Especiales del G-2
  15. Redes Especiales del G-2
  16. Informantes Especiales del E-2
  17. Brigada 20 de Inteligencia y Contrainteligencia.

Radicados en la región, buscan ganarse la confianza de la gente y dejarse “ganar políticamente” para conocer su pensamiento político, su militancia y sus debilidades. El mejor logro para ello es penetrar la organización política. El  filo de  su  trabajo   se  dirige  a  conocer  todo  o  relacionado  con  las  guerrillas  y otras actividades clandestinas: cuáles son los contactos, las rutas, los correos, las formas de abastecerse, de moverse, etc., las cualidades de los integrantes de las guerrillas, especialmente los comandantes, etc. Informaciones como las anteriores, en general son recogidas para su explotación posterior y para uso inmediato necesitan conocer las rutas que lleva en determinado momento la guerrilla, las intenciones que tiene, el sitio exacto donde acampó. Para uso actual como posterior, si aún no han logrado conocer sobre las actividades de la gente o de la guerrilla por lo menos recogen información detallada sobre el terreno y la ubicación de las casas, así como las características de sus dueños.

Por otra parte, una de las tareas de inteligencia enemiga es la de desinformarnos  mediante “bolas”, rumores y noticias, tendientes a hacernos creer algo contrario a la realidad, siempre con un propósito concreto. Por ejemplo, en ocasiones riegan el rumor o la noticia de algo que ya conocen de la guerrilla o de la organización política para crear una desconfianza paralizante entre todos o hacer recaer la desconfianza sobre determinado compañero. A veces muestran como origen de ese conocimiento o de alguna captura, a algún delator ya conocido o algún agente ya quemado para proteger al verdadero delator.

Acerca de que el enemigo busca penetrar en la organización política y en ocasiones lo logra, da prueba el hecho de que en algunos lugares no hay una persona que no sea de la organización política y, sin embargo, el enemigo conoce la  mayor parte de las informaciones y determinaciones de la dirección, y la experiencia muestra que el mejor paso que dan para infiltrarse en la guerrilla es infiltrarse primero en la organización política para ganar méritos y confianza. Por eso nadie, ante nadie, debe descuidar la vigilancia revolucionaria, y por eso no debe descuidarse un momento la práctica de las normas y medidas de seguridad.

Aparte de la red de inteligencia del S-2 (del Batallón),  también el B-2 (de la Brigada), envía agentes especiales a recoger determinadas informaciones o a confirmar algunas del S-2, y mantiene informantes propios para lo mismo. (Ver 10 de la Figura).

El B-2 puede también tener su propia red en la región, aparte del S-2. Ciertos agentes o informantes pueden no estar trabajando dentro de la red, es decir, no hacen contacto con el enlace de la red, sino un contacto directo y secreto con el S-2 o con el B-2, con la misión de esperar a recoger una sola clase de información, de especial importancia, como la presencia de determinado Comandante.

Aparte de los nombrados, entran a la región o los  lugares, agentes disfrazados de fotógrafos, vendedores de artículos útiles a las gentes del lugar, etc.  Estos entran a realizar uno de los siguientes trabajos o los dos juntos:

  1. Recoger ciertas informaciones complementarias como fotografías de las personas, reconocimientos de terreno, confirmación de informaciones, etc.
  2. Realizar maniobras de engaño. Este consiste en hacer creer,  con su sola presencia o con preguntas sospechosas, que el enemigo no cuenta con una red de inteligencia en el lugar y por eso tiene que enviar agentes disfrazados. Así, cuando entra el “fotógrafo”, la gente dice: “viene el aparato de inteligencia enemigo”, y cuando sale, dice: “Ya se fue el aparato, ya estamos libres de enemigos”.

Por eso hay que apreciar bien el peligro que representan esa clase de forasteros.

En primer lugar se debe entender que el peligro es real e inmediato, puesto que los reconocimientos de terreno y las confirmaciones de informaciones son parte también de la inteligencia de combate. O sea, la que se recoge pocos minutos u horas antes de un golpe.

En segundo lugar, que es temporal, puesto que el peligro real continúa constituyéndolo: la red que debe estar funcionando.

En todo caso, la inteligencia enemiga busca conocer: cuántos somos, quiénes somos, lo que hacemos, dónde estamos y las intenciones nuestras del momento y futuras, tanto para golpearnos como para impedir que lo golpeemos. Nosotros debemos buscar conocer al enemigo con nuestra propia inteligencia para golpearlo y para impedir que nos conozca y nos golpee.

Todo guerrillero, cada que sale a cumplir una misión, mientras la cumple debe actuar como un cuerpo de inteligencia que recoja informaciones y las suministre inmediatamente a la Comandancia. Y todo guerrillero, en todo momento debe actuar como cuerpo de contrainteligencia. ¿De qué manera? así:

  1. Captando y pasando a la Comandancia cuanto detalle y cuanta información deba ser conocida para proteger la organización contra cualquier daño.
  2. Cumpliendo y haciendo cumplir en todo momento todas las medidas de seguridad que garanticen la protección del secreto, protección de los guerrilleros, protección de los bienes de la guerrilla.

Para que una información se considere completa debe responder a 5 preguntas:

1) ¿Qué?      2) ¿Cuándo?      3) ¿Dónde?      4) ¿Quién?      5) ¿Cómo?

La inteligencia aplicada propiamente en el campo de combate es un factor que los combatientes deben tener en cuenta, ello se relaciona en la forma de poder envolver al enemigo e impedirle la concentración de grandes refuerzos en determinadas operaciones que lleven a cabo en otros lugares, o en caso de un combate con ciertas patrullas, esto es saber aprovechar cualquiera de las debilidades del enemigo en el propio campo de los acontecimientos, como es natural en el combate se presentan varias dificultades las que hay que aprovechar muy bien para golpear al enemigo. O si por el contrario se planea la acción contra una guarnición se deben tener en cuenta muchos otros factores que pueden ayudar al combatiente a despejar una situación sin que sus pérdidas sean grandes.

 

  Ir al inicio
  Siguiente capítulo
   

Elaborado en las Montañas de Colombia -2010- Se permite su libre distribución total o parcial de este material siempre y cuando no se modifique el contenido de los textos