Siguiente capítulo
   
 
Ir al final
 
Contenido de la Cartilla militar

  Capítulo I  

 
1. Capacidad de las FF.AA
2. El soldado de la burguesía
3. Inteligencia
4. Entrenamiento
5. Organización político militar
6. Contrainteligencia
 
 
     
  Cartilla de orden abierto de las FARC-EP

* CAPITULO I

4. Entrenamiento

De las anteriores lecciones se desprende la gran importancia que tiene para todos, individual y colectivamente, el estudio militar y el entrenamiento para el combate.

Preocupación constante de los Comandantes a todos los niveles debe ser el entrenamiento de los guerrilleros a su mando, porque son ellos los que harán realidad cualquier plan.

Por muy bueno que sea un plan, su realización tendrá dificultades si los combatientes no han llegado a adquirir pericia y hábitos de combate. Esto es lo que hace que cada cosa que realice un combatiente tenga precisión, efectividad. Pero, además, es lo que da seguridad al propio combatiente de lo que le corresponde hacer, y esa seguridad debe acompañar la decisión revolucionaria del guerrillero. Tener una elevada moral revolucionaria que se exprese en su amor a la causa. La decisión de afrontar todo tipo de situaciones difíciles o adversas; tener pericia y hábitos de combate, de efectiva confianza y seguridad en el mismo, durante cada actividad individual y colectiva de la guerra.
La necesidad del entrenamiento se puede ver también a través de la experiencia práctica. Por ejemplo:

Pocos son los que desde su primer disparo resultan buenos tiradores, pero casi todos los malos tiradores se convierten después en buenos cuando adquieren hábitos de tiro mediante el entrenamiento.     

Un hombre que no conozca lo que es el mimetismo y las formas de camuflaje, puede ser visto y golpeado durante una emboscada o antes.

Un hombre que no conozca cómo se aprovecha el terreno para no ser visto durante el movimiento, o que lo sepa, pero no haya adquirido el hábito de aprovecharlo, podrá ser visto en cualquier momento durante una marcha o una maniobra.

Lo mismo ocurre si no conoce las características de los distintos abrigos contra el fuego y cómo aprovecharlos correctamente, puede ser alcanzado por el fuego enemigo.

Si los combatientes no están habituados a realizar maniobras, no podrá hacerse plenamente, con orden, con discreción y rapidez, un envolvimiento o un flanqueo al enemigo.

Si no están habituados a practicar la combinación de fuego y movimiento, que tan decisiva es en toda acción de combate, entonces el lanzamiento del asalto, o el avance en el terreno hacia delante, atrás o a los lados puede ocurrir con retardos, con desorden e incluso con pérdidas de vidas y no-cumplimiento de la tarea.

Si no están habituados a la disciplina de fuego, el disparar de todos puede ocurrir desordenadamente, disparar menos de lo que se necesita o malgastarse parque, quedar puntos sin cubrir por el fuego en determinados instantes y sufrirse consecuencias serias.

Estos son unos pocos ejemplos, pero cada uno de los actos tiene lugar en nuestra guerra de guerrillas, de la misma forma muestra la necesidad del entrenamiento constante para adquirir pericia y hábitos de combate.

 

  Ir al inicio
  Siguiente capítulo
   

Elaborado en las Montañas de Colombia -2010- Se permite su libre distribución total o parcial de este material siempre y cuando no se modifique el contenido de los textos