Siguiente capítulo
   
 
Ir al final
 
Contenido de la Cartilla militar

  Capítulo I  

 
1. Capacidad de las FF.AA
2. El soldado de la burguesía
3. Inteligencia
4. Entrenamiento
5. Organización político militar
6. Contrainteligencia
 
 
     
  Cartilla de orden abierto de las FARC-EP

* CAPITULO I

5. Organización político-militar

Como parte integrante de la vanguardia del pueblo en su lucha por la liberación nacional y el socialismo, las FARC son una organización político-militar. Esto quiere decir varias cosas.

  1. Que libramos una lucha militar con un fin político supremo: La revolución. Eso hace que nuestra actividad militar sea, en fin de cuentas, lucha política. Si hacemos esa lucha política en forma militar se debe a que nos basamos en el análisis científico marxista-leninista de la revolución colombiana. Ese análisis nos muestra que la burguesía colombiana practica lo que llama “continuación de la política por otros medios”, por medio de la violencia armada, además de que practica su política en otras formas, combinándolas todas. Por eso se hace necesario que el pueblo responda desarrollando también su política en la forma armada, y nosotros somos esa respuesta.
  2. Que no vemos al triunfo de la revolución como triunfo apenas de quienes empuñamos las armas, sino de todas las masas. Las masas han de participar activamente en la lucha para que se produzca el triunfo, y como ellas tienen diversos niveles y actividades necesariamente les corresponde diversidad de formas de lucha de manera combinada. Eso aclara más nuestra función política y eso nos conduce a no limitar nuestra actividad a lo puramente militar, sino a hacer trabajo político entre la población, a difundir la política comunista y organizar las masas.
  3. Que partiendo de la concepción comunista vista en los dos párrafos anteriores,  guiándonos por el análisis marxista-leninista de la realidad concreta del país y de cada lugar, nosotros no vemos las cosas buscando solo su realidad militar, sino ante todo su realidad política, pues es este enfoque el que nos permite ligarnos con las masas a la vez  que contribuir a que sus aspiraciones se encaucen correctamente en el desarrollo del proceso revolucionario. Por eso ninguna acción militar puede estar desligada de lo político; por eso, antes de ir al combate, en cada lugar es necesario examinar muy certeramente los fenómenos  políticos del momento en que se piensa combatir o se desarrollan los combates.

Toda la Comandancia debe tener claro que no se puede llevar ningún caso al extremo puramente militar, sino que hay que combinar lo político con lo militar, como dos fenómenos inseparables dentro del proceso revolucionario,  valorando la parte política como lo fundamental considerándola valedera para todos los tiempos, inclusive en los momentos de los combates más decisivos.

Debe entenderse que solo cambia la aplicación en el tiempo y en el terreno; que hay momentos en el país y en cada lugar,  en que tienen más volumen las luchas legales y, momentos en que pueden tener o llagarán a tener más volumen las acciones armadas, aunque no cesará la lucha política ni pasará a segundo plano el análisis político.

Por lo anterior es que nos guiamos siempre por las conclusiones políticas de los organismos superiores, emanadas del análisis científico que parte de bases reales, como la resolución política y el programa de la Organización Política, además de otros documentos de importancia. De estos documentos, y los documentos políticos emanados de nuestras conferencias nacionales - hechas para examinar periódicamente la situación general - nosotros partimos para la elaboración de nuestros planes generales. Así es como nuestra lucha armada sirve al crecimiento de las luchas de las masas y crece junto con ellas, sin aislarse, sea por pasividad unas veces, sea por salirse del cauce en otras.

Por lo anterior se entiende que el estudio y la aplicación del contenido de la cartilla debe hacerse con entusiasmada obligación, como herramienta que nos permitirá cumplir cada vez más la actividad militar de nuestra misión política.

El contenido de la cartilla es solo militar, pero eso no quiere decir que en alguna unidad se pueda pasar a segundo plano el estudio de la política, el análisis político de las situaciones o la actividad política interna y externa.

 

  Ir al inicio
  Siguiente capítulo
   

Elaborado en las Montañas de Colombia -2010- Se permite su libre distribución total o parcial de este material siempre y cuando no se modifique el contenido de los textos