Ir al final
 
Contenido de la Cartilla militar
 
     
  Cartilla de orden abierto de las FARC-EP

* Guía para las compañías

Es necesario aclarar algunas cosas con relación a las tareas que desarrollan los comandos: los comandos reciben un Plan de 12 horas, incluso de 24 horas, según el terreno y clase de tarea que es necesario desarrollar. Si la tarea es golpear y desaparecer, tiene que ser con gran sigilo. Si es primero para localizar y que luego la Escuadra completa o la Guerrilla golpee, es otra cosa. Si es para instalar una mina, es otra cosa. Si es para observar movimientos, es otra cosa. Si es para seguir al enemigo sin perderlo de vista, es otra cosa.

Los comandos mantienen una completa dependencia de su unidad que planifica sus tareas todos los días. La unidad que dirige los comandos debe tener capacidad de acción en masa, por ejemplo, cuando un comando atrae al enemigo hacia una emboscada montada por la unidad. La unidad también puede actuar cuando el enemigo realiza movimientos que nos permiten desarrollar una acción en masa, haciéndole sentir el peso de nuestra acción. El enemigo comienza a conocer la rutina de los comandos y en esas condiciones los puede perseguir para tratar de capturar algunos mediante el fuego y movimiento. Estos son elementos necesarios de tener en cuenta para continuar nuestro trabajo.

Otra cosa es que los mandos de las Guerrillas no pueden formar comandos y luego quedarse con un pequeño grupito sin tener control sobre ellos, soltándolos para donde se quieran mover y volver cuando puedan. Las Guerrillas son móviles y en consecuencia todas las semanas deben cambiar de zona y área para evitar ser detectadas por el enemigo. Los movimientos de estas Guerrillas no pueden ser de conocimiento de la población civil a la que sí hay que ganar para que nos apoye y no para que se esté enterando de todos nuestros movimientos.

Las Compañías y Guerrillas deben siempre permanecer en secreto de tal manera que toda acción se convierta en una gran sorpresa para el enemigo porque no va a estar enterado del área que ocupa la guerrilla. En estas condiciones para que el enemigo pueda localizar a la guerrilla, tiene que hacer un trabajo de inteligencia y mientras ello ocurre la guerrilla lo puede golpear varias veces. Por ello le hemos puesto el nombre de Guerrilla Móvil cuyas acciones deben estar enmarcadas dentro del Nuevo Modo de Operar, porque puede hacer cosas pequeñas y también grandes, comenzando por paralizar una carretera hasta hacer muchas otras cosas. Hay que aclarar también que las comunicaciones deben tener un completo control y los códigos tienen que ser muy bien elaborados, ya que el enemigo dispone de todos los medios para localizarnos. Todas las comunicaciones deben estar bajo control del jefe y de nadie más.

Bueno, volvamos a los comandos: Tienen gran importancia en unidades grandes y pequeñas en zonas completas de operaciones o de movilidad. Además, los comandos sirven para reventar alambradas, abrir boquetes para penetrar a cuarteles y fortificaciones, para desmontar minados, para penetrar a objetivos concretos, para incendiar objetivos, para dar de baja algún personaje, para provocar alarmas, retener gente, distribuir propaganda, para detectar lo que el enemigo esté ocultando. No es que toda la Unidad se transforme en comandos, ya que las guerrillas deben quedar en capacidad de golpear al enemigo. De ahí que la guerrilla sea tan peligrosa porque puede penetrar a cualquier parte, golpear y desaparecer y volver a golpear, sin dar tregua al enemigo.

A la acción de las guerrillas hay que ponerle toda la voluntad que tenga cada unidad, así como la disciplina más férrea que se pueda porque de no ser así caemos en fallas que no dejan desarrollar el trabajo en el accionar militar. Para cumplir metas de estas es necesario poner todo lo que tiene cada uno comenzando por un buen comportamiento individual y colectivo en función del cumplimiento de un plan. Si dentro del colectivo o unidad se presentan diferencias, pues están las instancias para discutirlas y así poder mejorar el trabajo. No olvidar que hemos dado la consigna de que durante el desarrollo de cada uno de los planes, los mandos siempre deben estar al frente de sus trabajos en el combate y sólo en casos muy especiales no lo pueden hacer.

Cuando se haga el balance del desarrollo del Plan, veremos cómo hemos podido cumplir tal como se ha indicado pero con base en la contribución de los Mandos. También apenas tengamos oportunidad de balancear la respuesta de la guerrilla al ataque del gobierno al Secretariado, nos daremos cuenta de cómo ha sido el comportamiento de los Mandos en el combate. El Plan de respuesta todavía no ha terminado y por ello no hemos hecho balance, pero lo haremos. Hemos entrado utilizando el Nuevo Modo de Operar en sus diversas modalidades, comenzando por la acción de resistencia en el Secretariado y la retención del terreno hasta el momento. Como se verá, en esta etapa hay variedad de acciones a lo largo de todo el país.

 

  Ir al inicio
   
   

Elaborado en las Montañas de Colombia -2010- Se permite su libre distribución total o parcial de este material siempre y cuando no se modifique el contenido de los textos