Ir al final
 
Contenido de la Cartilla militar
 
     
  Cartilla de orden abierto de las FARC-EP

* La operatividad de las Brigadas Móviles

(Apartes del informe central a la Octava Conferencia)

Actualmente las Fuerzas Militares tienen dislocada su fuerza en todo el territorio nacional con un dispositivo que responde a un plan militar, concebido para la defensa del Gobierno y para impedir, tanto el crecimiento y desarrollo guerrillero, como el descontento y la insurrección de las masas populares.

Son cuatro Divisiones que cubren todo el país a través de 16 Brigadas y otras unidades especiales. Cada Brigada coordina la acción de 4 o 5 batallones. Conocemos que el Gobierno y el Alto Mando militar están dando los pasos necesarios para crear 2 nuevas Divisiones, que elevaría a 6 el número de estas, sin contar la de Bogotá.

En funcionamiento existen 3 Brigadas móviles y algunos batallones con la misma denominación, que tienen la misión específica de confrontar a la guerrilla. Recientemente el Gobierno creó un comando operativo especial antiguerrilla, con el propósito de coordinar la acción de las Brigadas móviles.

Este despliegue estratégico de la fuerza enemiga está diseñado para llevar a cabo una gran confrontación en sus teatros de operaciones respectivos, sin el concurso de tropas de otras áreas en la que cada estructura resuelve su situación, de acuerdo con los planes generales. Los batallones instalados corresponden a un despliegue estratégico en las áreas de la División, sin contar los puestos avanzados de la policía y los organismos secretos del Estado. Estos disponen de una inteligencia de combate que incluye datos como número de alzados en armas, por Frente, mandos y experiencia de combate, costumbres de los combatientes, población, terreno y clima, etc.

Las móviles están instruidas y preparadas para librar la lucha contraguerrillera  en sus áreas, contando con suficientes medios de transporte y de comunicación, armamento de todos los calibres y del apoyo de una flotilla de aviones bombarderos y helicópteros artillados de la Fuerza Aérea para la confrontación. Están integradas por mercenarios o soldados profesionales. Los medios de transporte los llevan con mayor rapidez a cualquier lugar para impedir o contrarrestar las acciones guerrilleras.

A pesar de su autonomía, las móviles tienen que coordinar con los batallones de las áreas de confrontación. Estas unidades tienen como finalidad sorprender al enemigo para asestarle golpes contundentes y utilizan la aviación para garantizar que la resistencia en el sitio de desembarco haya sido quebrantada.

Donde el terreno es plano se desplazan en varias hileras paralelas de 150 unidades cada una y a una distancia entre 100 y 200 metros entre sí. Con este dispositivo buscan cerrar cerco o envolver a la guerrilla en el centro y destruirla. Todos marchan muy bien coordinados a través de radios grandes para informar permanentemente de las novedades diarias a los mandos superiores. Las medidas de seguridad durante la marcha son muy cuidadosas y de cautela. Donde pernoctan lo hacen en forma organizada haciendo un gran círculo de acuerdo al número de unidades. Instalan minas en los alrededores para impedir la penetración de unidades guerrilleras y en las horas de la mañana las desmontan para continuar su marcha.

Disponen de medios de monitoreo para radios grandes y pequeños, además de lentes y linternas con dispositivos infrarrojos.  Donde el terreno es obligado toman muchas medidas de seguridad y realizan descubiertas por los flancos. Cuando sospechan que los están esperando, disponen un fuerte ametrallamiento del  lugar acompañándolo de bombardeo aéreo y mortereo. Realizan el abastecimiento cada 8 o 10 días de acuerdo con la situación y con frecuencia tienen problemas por que las cosas no les llegan completas. Los helicópteros que los abastecen no pueden llegar a la zona si antes no ha sido controlada desde tierra por las tropas. Cuando son golpeados por la guerrilla se presentan discrepancias entre soldados y oficiales de la unidad con los Comandantes del operativo. Como dependen del apoyo aéreo en los combates, si este no se les garantiza, suspenden el avance y el combate. Se nota mucha angustia de los mandos de la operación, así como de la Brigada cuando reciben golpes.

Les está prohibido andar por caminos y acampar en un solo lugar y cuando son descubiertos hacen engaños a la guerrilla a través de civiles. Disponen de comandos especiales de localización de la guerrilla o lo hacen a través de civiles para golpear. Muchas veces les asignan la misión de llegar hasta un lugar señalado por aviones a través de bengalas o de bombardeo y cuando convergen todas las unidades al lugar, planean  desde allí nuevos desplazamientos o dan por terminado el operativo. Aunque disponen de suficientes medios de transporte en muchas ocasiones salen a pie. En los combates son disciplinados y combinan un gran poder de fuego con lanzamiento de granadas. Todo lo que comunican lo hacen a través de códigos y casi nunca dicen cosas sueltas.

Cuando toman una posición lo hacen hasta por 8 días. Al abandonar el lugar siempre utilizan las tácticas contraguerrilleras del campo traviesa y el secreto hasta llegar al batallón. Cuando ocurren acciones guerrilleras en varios puntos del área de la División, arman muchos enredos para conseguir refuerzos y medios de transporte para la movilización de tropas al lugar de los acontecimientos. Esto que ha quedado demostrado en varias acciones nos permite ver el futuro de otra manera. En zonas de combate con la guerrilla tienden cercos a través de retenes móviles y fijos para controlar a la población civil. Controlan caminos, carreteras, vías fluviales y hasta el espacio aéreo; raquetean toda clase de vehículos y verifican qué mercancías transportan. Han instalado retenes en el centro de la selva como en el caso de Puerto Mosquito,   el Leyva y el Guaduas. Los establecen para mantener el cubrimiento de       áreas donde pretenden envolver a la guerrilla con operativos de cerco y aniquilamiento. Estas unidades son abastecidas por medio de helicópteros. En algunas de estas zonas hacen registros minuciosos para tratar de localizar caletas y en algunos casos con buenos resultados, como el decomiso de 25.000 cartuchos al Secretariado.

Mantienen una buena red de inteligencia en la población civil sobre la base del pago de la información. En algunas zonas utilizan a criminales para matar a colaboradores nuestros y crear el desconcierto y el temor entre la población. Los sospechosos de ser colaboradores son golpeados sin ninguna consideración para intimidarlos y claro está que con tratamientos variados en dependencia del efecto que estén buscando. Ultimamente han venido utilizando el bloqueo económico sin importarles para nada la población civil. Buscan desgastar a la guerrilla para entrarle a cualquier precio. Los soldados muertos en combate son presentados como guerrilleros para demostrarle a la opinión pública la eficacia de sus operativos. Los muertos y heridos son evacuados inmediatamente del lugar y reemplazados por otros. Antes de transitar una zona o de desplegar un operativo envían soldados de civil para que elaboren la carta de la zona a recorrer, para lo cual se apoyan en campesinos. Inventan cualquier cuento para despistar a la gente en relación con sus objetivos. Paralizan el tránsito para evitar que civiles informen su ubicación a la guerrilla.

En operativos han penetrado las profundidades de la selva, hasta las bocanas de los ríos Leyva, Perdido y Chiguiro con el Guayabero, avanzando en tres direcciones: una por la Meseta, entre el Guayabero y el Leyva, otros por el Leyva y el Perdido, y otros por el Chiguiro en un largo recorrido. Se han desplazado desde el Lozada al Pato, o desde el 42 hasta el primero. Esto nos muestra el grado de entrenamiento que tienen estas tropas en la guerra contraguerrillera. Todos sus movimientos son muy bien calculados  para poder recibir apoyo en caso de ataque. Sus desplazamientos son lentos y cautelosos, desconfían de todo el mundo. En lugares donde consideran  transita la guerrilla han instalado minas, algunas de las cuales han sido desactivadas por nosotros.

Cuando la guerrilla realiza acciones coordinadas pintan la situación como muy difícil y las patrullas y unidades ven guerrilla por todas partes comunicando estas novedades al superior, quien responde que no hay tropas de apoyo por que en todas partes tienen la misma situación y para tranquilizarlos les dice que hay que esperar el apoyo aéreo. En ocasiones manifiestan la carencia de tropas para cubrir todas las necesidades de la Brigada o División.

Los primeros combates con la móvil comenzaron en Casa Verde donde utilizaron el ataque masivo de la aviación. Allí destruyeron una serie de edificaciones sin lograr el objetivo de aniquilar a la guerrilla. Desde ese momento y a través de fuentes confiables le hemos seguido los pasos a todos los operativos. Estas fuentes nos han servido para conocerlos muy a fondo y enterarnos de sus reacciones cuando son atacados.

Consideramos que hay material suficiente para extraer conclusiones y enseñanzas para la elaboración de planes de acciones coordinadas y generalizadas. Con un plan bien concebido podemos dejarlos prácticamente inmóviles por las dificultades que sabemos tienen por insuficiencia de tropas para el apoyo o por carencia de medios de transporte. Esto le puede suceder a otras Divisiones si atacamos en forma generalizada en todo el territorio nacional.

 

  Ir al inicio
   
   

Elaborado en las Montañas de Colombia -2010- Se permite su libre distribución total o parcial de este material siempre y cuando no se modifique el contenido de los textos