Ir al final
 
Contenido de la Cartilla militar
 
     
  Cartilla de orden abierto de las FARC-EP

* Consideraciones finales

Hablando con algunos mandos pertenecientes a varios Frentes en los días de la Conferencia, después con miembros del Estado Mayor y algunos jefes de Columnas, y más tarde, en un balance con la guardia del Secretariado sobre los resultados de la confrontación en Casa Verde y La Uribe, llegamos a la conclusión que era necesario introducirle a la cartilla militar los nuevos elementos, si encontrábamos alguno, para el conocimiento de todo el movimiento.

Analizando  los cambios operativos del ejército, encontramos muy pocos en su concepción militar. Solo le han introducido cambios con base en la capacidad de cada uno de los Frentes, la experiencia de los mandos nuestros y su antigüedad, sus costumbres, aciertos y desaciertos. Esta parte es bueno tenerla en cuenta en cada  uno de los Bloques, para cuando sea necesario promover camaradas al mando o traslado para otros Frentes. Ello nos demuestra que sí hay cambios en la elección de objetivos militares o por lo menos saben a quién deben atacar y cómo.

En la concepción militar si hay algunos cambios de importancia en los medios técnicos como medios de transporte aéreo, terrestre, comunicaciones, aumento de agencias de inteligencia, creación de varias Brigadas Móviles compuestas de profesionales a sueldo con toda clase de garantías y de autonomía para cometer atropellos. Además, le agregamos la asesoría de los expertos gringos que cada vez más están especializando ejército para librar la lucha contraguerrillera.

Dentro de la generalidad operativa encontramos que tienen 3 planes diseñados con base en la capacidad de los Frentes y las características del terreno: En los Llanos Orientales, El Caquetá, El Putumayo y la cordillera Central operan con grandes fuerzas no menores de 150 unidades y por batallones distribuidos en unidades de 150 por varias partes al tiempo, muy bien coordinados y con todo el apoyo necesario.

Por los lados del Quinto Frente, el Chocó y parte de la Costa también comienzan a operar en unidades mayores para impedir que la guerrilla pueda tener éxitos, o sea, quitarle la libertad y la iniciativa, con miras de irla colocando a la defensiva, como es el plan general del ejército.

Por los lados del Magdalena Medio y el Caribe los despliegues corresponden a las características del terreno y porque a lo largo de una ruta hay un tubo con petróleo, con bases militares muy cercanas unas de otras. Por ello los operativos los adelantan con unidades más pequeñas, porque de antemano ya tienen la iniciativa en el terreno. En la  mayoría de los casos 300 hombres del ejército se despliegan en unidades de 15 a 20, cubriendo una vasta zona dejando a la guerrilla sin la iniciativa del terreno. Con esta operatividad estamos conociendo las tres modalidades  que aplican contra las FARC. Para  las unidades pequeñas los Bloques pueden elaborar planes atacando varias unidades a la vez, para copar a dos o tres en la misma zona, para obligarlos a convertirse en unidades grandes y pesadas para sus desplazamientos.

En la concepción militar no tienen norma para realizar sus desplazamientos a cualquier área de combate. Sus movimientos se realizan con base en informaciones de sus agencias de inteligencia, siempre dando la sorpresa en cada una de las acciones. Por ello no están sometidos a las limitaciones del tiempo, aunque lo tienen en cuenta cuando se trata de un enemigo fuerte. Estos son nuevos elementos que nos viene caracterizando en los últimos tiempos. Naturalmente tomando otras medidas como el control de la población civil y el bloqueo a los guerrilleros, con cierto tira y encoge, para evitar la protesta.

En los encuentros armados el poder de fuego es violento con algunas unidades, otras son cuidadosas, unas son más disciplinadas que otras aunque reciben el mismo entrenamiento.  Los despliegues en el campo de combate son muy lentos pero tratando de llevar la iniciativa.

La concepción sobre guerrillas móviles sigue siendo válida para todas las unidades de FARC  donde quiera se encuentre. De la misma manera el nuevo método de operar en pequeñas y grandes unidades, si tenemos en cuenta la experiencia de Casa Verde y la Uribe. Hemos operado en variedad de formas en todo el territorio nacional. La gran mayoría con buenos resultados. Hemos sostenido combates como fuerza regular por más de un año, claro está haciendo la combinación con comandos y unidades pequeñas y los resultados son favorables. Hemos demostrado que dadas las características del terreno, por cierto tiempo podemos desarrollar acciones de esta naturaleza, obligando a una Brigada a tener que agruparse para librar combates con unidades regulares pero móviles en su aplicación. Tenemos en cuenta y es necesario que así lo entiendan todos los mandos y combatientes que a una fuerza regular le es muy difícil ocultar sus movimientos por los abastecimientos, trillos, campamentos, movimiento de civiles y mulas y otras tantas cosas de la vida cotidiana para resolver sus problemas. Además, por la confrontación permanente que produce mucho desgaste físico, deterioro de las armas y agotamiento de las municiones. Claro está en dependencia de las condiciones, estas unidades pueden ser relevadas por otras y así podrá mantenerse la confrontación por largo tiempo.

Una experiencia notable es que al retirarse la guerrilla no puede dejar las masas solas. Pero, además, la retirada tiene que ser secreta para que la guerrilla se pierda de vista. En estas zonas de operaciones militares la guerrilla tiene que soportar toda clase de experimento de armas como en La Uribe.

Cuando la guerrilla disponga de algunos medios como la artillería podrá ser más fuerte en la región, pero contando con el apoyo de las masas que se encuentren a su alrededor. Esta misma experiencia la hizo el M-19 y en cierto modo no fue mala del todo. Pero nunca podían perder de vista al enemigo. De manera que lo importante para nosotros es que el enemigo no disponga de ninguna información sobre los movimientos nuestros, así estaremos cumpliendo con la movilidad.

En todas las concentraciones que se hicieron en los últimos tiempos para atacar objetivos, siempre encontramos que una de las mayores dificultades son los abastecimientos.  Por ellos hemos sido localizados. De manera que esta experiencia es buena tenerla en cuenta.

En el análisis que venimos haciendo de un gran repaso a la cartilla militar, encontramos que ella contiene todos los elementos necesarios para nuestra actividad y que solo depende de la interpretación que se le haga a cada uno de los temas.

Todos los participantes con base en su conocimiento en algunos combates, coincidieron que con la pequeña artillería el enemigo se pone muy incómodo y con pereza para seguir hacia delante. Además, porque no puede carpar en los potreros y de noche se les puede hacer llegar granadas al lugar y esto los trasnocha. Así los mandos deben tener esto en cuenta para el futuro.

Agosto, 21 de 1993.

 

  Ir al inicio
   
   

Elaborado en las Montañas de Colombia -2010- Se permite su libre distribución total o parcial de este material siempre y cuando no se modifique el contenido de los textos