Anterior capítulo Siguiente capítulo
   
 
Ir al final
 
Contenido de la Cartilla militar

  Capítulo II  

 
7. Comandante, Remplazante
8. Comdte., Reempla. y marcha
9. La formación
10. Seguridad en instalaciones
11. Seguridad, control de fiestas
12. Uso de radiorreceptores
13. Lavado ropa, aseo armas
14. Captura de prisioneros
15. Algunas recomendanciones
 
 
     
  Cartilla de orden abierto de las FARC-EP

* CAPITULO II - Varios -

7. El Comandante y su Reemplazante

Todos los cuerpos armados de guerrillas tienen una dirección colectiva, señalada en todos los documentos como norma fundamental para su propia supervivencia y desarrollo en la lucha contra un enemigo tan adiestrado como el nuestro, y con una oficialidad bien experimentada en la lucha contraguerrillera.

Por ello siempre que los Comandantes y Reemplazantes tratan de hacer acciones de cualquier naturaleza, deben hacerlo en obedecimiento a un plan señalado por los organismos superiores (su propia dirección colectiva u otra más elevada, hasta el EM), después de haberse realizado un minucioso estudio de cada uno de los objetivos que corresponde a la operación militar.

En cuanto al cumplimiento de planes, visto el plan general dado por la dirección superior, pasan el Comandante y el Reemplazante a manejar la situación, haciéndole un buen estudio para buscar la manera más adecuada de aplicarlo, sin descuidar el más mínimo detalle del plan para evitar fracasos por falta de suficiente estudio.

A continuación el Comandante y el Reemplazante hacen un estudio cuidadoso de quienes han de actuar como responsables y jefes en el cumplimiento de las diversas tareas u objetivos del plan, y señalar a cada uno de ellos la tarea por cumplir.

Corresponde a Comandante y Reemplazante ver el estado físico del personal de combatientes, con el fin de hacer los reajustes que se requieran para el desarrollo de las tareas, así como la disciplina con que se cuenta y, el estado de armas y municiones para poder ser realistas en el balance de fuerzas.

Les corresponde hacer todos los entrenamientos que se consideren necesarios para poder responder por la tarea. Ver los medios logísticos que se necesitan y elaborar dentro del plan general todo un plan  de marcha, con lugares de abastecimientos en las diversas etapas de la marcha, así como sucesivos sitios de encuentro para evitar la dispersión en situaciones adversas.

Corresponde al Comandante y al Reemplazante hacer conocer muy detalladamente el terreno que se va a transitar durante la misión, inclusive conociendo algunas personas, si ello es posible y conveniente. En general, cuanto más entiendan los subalternos su misión, mayor será el éxito. Por otra parte, es bueno señalar que Comandante y Reemplazante responden personalmente por el cumplimiento general de los diversos planes de sus organismos superiores, y responden también por el estado de la disciplina y capacidad combativa de su personal, de su formación política y militar, por la escogencia acertada de responsables para el cumplimiento de misiones y tareas, por la correcta promoción de nuevos cuadros, por el nivel de atracción y organización de las masas en su área de operaciones.

 

  Ir al inicio
Anterior capítulo Siguiente capítulo
   

Elaborado en las Montañas de Colombia -2010- Se permite su libre distribución total o parcial de este material siempre y cuando no se modifique el contenido de los textos