Anterior capítulo Siguiente capítulo
   
 
Ir al final
 
Contenido de la Cartilla militar

  Capítulo III  

 
16. Camuflaje  y  mimetismo
17. Aprovechamiento terreno
18. El fuego
19. Los explosivos
20. Fuego y movimiento
21. Instrucción de tiro
 
 
     
  Cartilla de orden abierto de las FARC-EP

* CAPITULO III - El Terreno, el Movimiento y el Fuego -

21. Instrucción de tiro

Si nos ponemos a analizar la práctica de la disciplina del fuego en cada combatiente, o sea, el cumplimiento de su tarea de fuego, veremos que ella depende de tres factores.

De la moral revolucionaria ganada con la formación política.

Del ánimo producido por la confianza física que se adquiere con la pericia.

De la pericia adquirida en el entrenamiento.

Tratándose de la efectividad en el cumplimiento de la tarea, o sea, de su precisión  militar, ella depende de la confianza que cada guerrillero se tiene a sí mismo, de la completa seguridad que podrá cumplir. Esa confianza  en sí mismo, conduce a actuar, y esa acción se convierte en efectividad, es decir, en bajas enemigas con la pericia que se tiene.  En otras palabras: un guerrillero produce bajas enemigas con sus disparos, si tiene pericia; el guerrillero se atreve a disparar (además de la moral revolucionaria) cuando confía en que al hacerlo sus disparos eliminarán al enemigo, y no al revés; el guerrillero adquiere esa confianza cuando tiene capacidad, es decir, cuando tiene pericia de tirador. La pericia la da el entrenamiento. O sea, la repetición de todos los movimientos que conforman el acto. En este caso, el entrenamiento consiste en la repetición de simulacros de tiros, siguiendo instrucciones que tienen bases científicas.

El entrenamiento de tiro se puede hacer en cualquier parte, incluso en zonas pobladas, porque fundamentalmente está formado por una serie de etapas ascendentes de instrucción y prácticas sin disparar. La última etapa, la de polígono, se hará en los centros de instrucción de tiro o en lugares despoblados de los Frentes. Pero debe tenerse en cuenta que  munición que se utiliza en el polígono, será munición malgastada si el tirador no ha pasado por las etapas anteriores.  Nunca la etapa de polígono forma a ningún tirador. Lo único que hace la etapa del polígono es mostrarle al instructor quiénes son ya buenos tiradores, y dónde están las fallas de quienes todavía no son buenos tiradores, para proceder a corregirlas. Son todas las etapas anteriores a la del polígono, las que forman al tirador, las que dan pericia y hábitos del tiro al combatiente.

Los Comandantes a todos los niveles deben formar equipos de instrucción de tiro, empleando a quienes tienen los mejores conocimientos sobre esa instrucción, y con ellos planificar un permanente entrenamiento de los combatientes nuevos y antiguos, de modo que adquieran hábitos de tiro y no los pierdan. En la medida de lo posible deben basarse en los materiales de instrucción de tiro. Durante la práctica de polígono, los Comandantes deben registrar la calificación de cada uno, con el fin de destinar a los mejores tiradores a determinadas misiones en el combate.

Utilizando carabina 22 se consiguen dos cosas:

Se facilita a los nuevos la indicación en el disparo real.

Se facilita la realización de la etapa de polígono en zonas pobladas relativamente.

Contándose con el personal suficiente para las demostraciones, el instructor da su enseñanza y entrena en todas las etapas, inclusive en la del polígono, a una unidad grande trabajando por Escuadras, con un blanco para cada unidad para poder conocer y corregirle las fallas a cada guerrillero.

Los instructores deben insistir durante su labor de entrenamiento en los cuidados que hay que tener con las armas para evitar accidentes, como los tantos que podemos contabilizar en nuestra historia.

También debe insistir hasta conseguir que cada guerrillero asimile a fondo, el convencimiento de la responsabilidad individual que cada tirador asume en los combates en el cumplimiento de su tarea de fuego, pues aunque es trabajo colectivo, el resultado colectivo no lo hay sino a través del cumplimiento individual. Y el cumplimiento individual de la tarea de fuego lo hay, cuando se practica la disciplina de fuego que trata la lección 18.

 

  Ir al inicio
Anterior capítulo Siguiente capítulo
   

Elaborado en las Montañas de Colombia -2010- Se permite su libre distribución total o parcial de este material siempre y cuando no se modifique el contenido de los textos