Anterior capítulo Siguiente capítulo
   
 
Ir al final
 
Contenido de la Cartilla militar

  Capítulo V  

 
34. Emboscada enemiga...
35. Asalto enemigo
36. Cerco enemigo
37. Aviación enemiga
38. Aerotransporte enemigo
39. Acción nocturna
40. Emboscada a enemigo...
41. Asalto “media luna”....
42. Organización de cerco...
43. Toma de un pueblo
44. Toma de un cerro
45. Despliegue militar en gran...
46. Balance de las acciones
 
 
     
  Cartilla de orden abierto de las FARC-EP

*CAPITULO V - Acciones Enemigas y Acciones Nuestras -

40. Emboscada a enemigo en movimiento motorizado

Los Comandantes y combatientes, cuando proyecten realizar una emboscada a un enemigo motorizado terrestre en movimiento deben, primero que todo, estudiar el terreno y las posibilidades de ser detectados en los momentos de realizar todo un trabajo de minas o de instalación del personal.

Los terrenos no son iguales. Unos tienen, en comparación con otros, ciertas ventajas. Pero también desventajas. Eso hace que cada lugar necesite una forma particular de montar el dispositivo, así por ejemplo:

A Habrá lugares donde no se necesita protección contra granadas.
B Otros donde habrá que excavar y cubrir con madera gruesa y tierra la excavación, debido a estar en terreno no muy alto.
C En unos terrenos se obtendrá éxito a condición de que todos los efectivos enemigos queden dentro de la emboscada.
D En otros solo se obtendrá dejándoles una vía para que escapen los que puedan hacerlo.
E Un terreno se presta para golpear solamente un vehículo, otro a dos, etc.
F Unas veces el terreno sirve para emboscar al o a los carros de adelante, y otras se presta para golpear al último.
G A veces hay que montar la emboscada en una o varias curvas seguidas, y otras montarlas delante de la curva, dejando una recta para ser cubierta por buenos tiradores, de tal modo que los de la recta no logren saber qué pasa adelante.

Los terrenos van de muy favorables a muy desfavorables, pero a veces algunos que parecen a simple vista desfavorables no lo son en realidad, y lo que se requiere es estudio y trabajo, o también empleo de más fuerzas; por ejemplo:

H Hay terrenos pelados que requieren el trabajo que se ve en la lección 16.
I Hay terrenos que requieren no dos o tres puestos de protección para la retaguardia cercana a la emboscada, sino muchos.
J Otros que exigen la instalación de 2, 3, 5 o más puestos de protección extras en la retaguardia, media o lejana, o sobre la ruta de retirada (En estos puestos hay que dejar armas de largo alcance y gente que no se deje impresionar por los ruidos del aerotransporte. Desde luego, este personal cumple un plan particular).

Aunque muchas veces hay que descartar tramos de carretera para emboscada, por ser realmente desfavorables, no es esa apreciación la que más influye en los descartes, sino las condiciones del terreno en la mediana lejanía de la emboscada, y las posibilidades que el enemigo tenga de emplearlo para causarnos grave destrucción después de la acción, mediante contraofensiva de refuerzos. Los terrenos aparentemente desfavorables para la instalación del personal deben ser bien juzgados, pues si pueden habilitarse con estudio y trabajo, reportarán éxito debido a que tienen la ventaja de no alarmar al enemigo.

K Unos terrenos tienen lugares donde el enemigo no encontrará abrigos de ninguna clase, otros donde los encontrará pero podemos liquidarlo con fuego cruzado y otros donde algunos efectivos podrán cubrirse muy bien y, para obtener el desenlace exitoso, habrá que apelar al asalto de tal manera como se explica en “Explosivos en el asalto”.

En fin, el terreno requiere un estudio minucioso tanto para encontrar la forma, la figura que tendrá la emboscada, como para ver cómo se van a aplicar en el lugar los principios de fuego (Ver lección 18), los explosivos (Ver lección 19), el fuego y movimiento (Ver lección 20), así como el camuflaje y mimetismo (Ver lección 16) y el aprovechamiento del terno (Ver lección 17).

2) También es imprescindible el estudio del enemigo.

Como se sabe, generalmente son irregulares los movimientos del enemigo en cuanto a la hora de realizarlos, la cantidad de vehículos, la distancia entre ellos, la cantidad de efectivos en cada vehículo, el uso del dispositivo de protección.

A Viajan a cualquier hora, en la noche o en el día, uno, dos, tres o más vehículos, conservando largas distancias unas veces y otras casi ninguna.
B A ratos se van en carro 25-30 hombres y a ratos 10.
C Unas veces se bajan y revisan los lados de la carretera en los puntos críticos y otras no.
D El carro pequeño que marcha con los grandes y sirve de enlace, muchas veces lleva el equipo de radio con el cual informan los pormenores de la marcha, y en ocasiones va dentro de él, la Comandancia; no tienen puesto fijo y se les ve muchas veces atrás o adelante, tomando en ocasiones cierta ventaja para devolverse hasta encontrarse con los demás (según lo visto, este vehículo no se puede tomar como cabeza para el inicio de la emboscada, exceptuando los casos en que viene solo y con tropa, o cuando los que le siguen son de igual tamaño, como ha ocurrido varias veces).

Todo influye decisivamente - igual que el terreno - en la forma que debe tomar el dispositivo de la emboscada. Por ejemplo, debe contar con las medidas a tomar para  golpear al enemigo y replegarse la guerrilla si el enemigo se baja de los carros y se despliega a revisar los lados de la carretera.

En ocasiones se facilita el problema, cuando en una determinada área hay movimientos rutinarios o de patrullaje, puesto que siguen ciertos horarios. Sin embargo, hay que ver que esos movimientos los hacen en cumplimiento de un plan previamente estudiado por el mando de la Brigada, de tal manera que pueden ser reforzados muy rápido en cualquier medio. Esto obliga entonces  a elaborar el plan propio de tal modo que permita golpear, sin ser más tarde golpeados por la contraofensiva enemiga.

Como se ha dicho ya, es fundamental crear condiciones favorables alrededor de donde se hará la operación, entre ellas las vías de escape y medidas de  seguridad para contrarrestar  la ofensiva que vendrá más tarde, no de los que fueron atacados, sino de los refuerzos que ya disponen de un plan de emergencia, para reforzar a los atacados o por tomar sitios claves y tratar de cercar a la guerrilla. Figura N° 26.

Para la acción concreta han de organizarse cuantos grupos sean necesarios para el desarrollo de la operación:

Los de manejo de minas.

Los de lanzamiento de granadas.

Los de asalto.

Los de contención.

Los de seguridad para la retaguardia de la emboscada.

Los de asalto.

El grupo de rescate de armas.

El de enlace.

El de la reserva para reforzar a cualquiera de los grupos si la situación en el combate tiene modificaciones por algún imprevisto. Y, en fin, cuanto se pueda crear para seguridad completa y facilidad de funcionamiento.

FIGURA 26

EMBOSCADA A PATRULLA MOTORIZADA Ver imágen completa

1-X
  Cabeza del Convoy
1,2,3,4,5, y 6
  Convoy
A-X
  Cabeza de la emboscada
A, B, C, D, E, F, G, H, I, J y K
  Grupos de asalto
Z
  Grupos de contención
  Quebrada
  Vehículos
  Puestos de protección (seguridad)
  Áreas de fuego
  Cuartel atacado para atraer enemigo a emboscada
  Inicio de la operación

Es bueno tener en cuenta que debe aplicarse el principio de la mayor concentración de fuerzas posible. Sin embargo, pequeños grupos también pueden emboscar al enemigo para causarle bajas, o para provocar mayores movimientos que puedan ser aprovechables por otras unidades guerrilleras para algo de mayor tamaño.

Si hay condiciones para ello, sería interesante intentar el golpe en las horas de la tarde o de la noche, aunque donde el terreno reúna las condiciones  de seguridad para la guerrilla, es mejor durante el día, por la mayor visibilidad para los tiradores.

3) El movimiento del enemigo en lanchas o en motor-canoas puede ser muy aprovechable, dado que durante un buen rato no pueden usar la combinación fuego y movimiento, estarán amontonados sin protección ninguna y si saltan de la lancha quedan fuera de combate.

La Figura N° 27 muestra un ejemplo de dispositivo para emboscada acuática, en el que no aparecen los grupos de protección de la emboscada y aparece la ubicación de un grupo extra de protección, encargado de derribar el helicóptero que probablemente acompañe a la lancha o por lo menos, impedir que descargue tropa para reforzar la lancha.

FIGURA 27

ASALTO A ENEMIGO EN TRANSPORTE ACUATICO

A
  Emboscada a la lancha
B
  Emboscada a posible helicóptero
C
  Nadadores a la espera
D
  Lancha enemiga
  Soldados enemigos

Este tipo de emboscada puede no reportarnos armas, pero de todos modos sirve para impedir o trastornar determinada operación del enemigo, causarle bajas y añadir un punto más en la desmoralización del enemigo a largo plazo. Sin embargo, estudiando muy bien el terreno, las curvas y el cauce del río y el uso de cuantos medios puedan ser útiles, no es difícil  que la emboscada ponga en nuestras manos las armas de la lancha.

Cabeza del Convoy Convoy Cabeza de la emboscada Grupos de asalto Grupos de contención Grupos de contención Grupos de asalto Puestos de protección (seguridad) Puestos de protección (seguridad) Puestos de protección (seguridad) Puestos de protección (seguridad) Cuartel atacado para atraer enemigo a emboscada Inicio de la operación Emboscada a la lancha Emboscada a posible helicóptero Nadadores a la espera Lancha enemiga, soldados Alturas Alturas Alturas Posición del grupo Ruta de marcha Pozo de agua Primer grupo de protección Segundo grupo de protección Tercer grupo de protección Ruta de marcha

 

  Ir al inicio
Anterior capítulo Siguiente capítulo
   

Elaborado en las Montañas de Colombia -2010- Se permite su libre distribución total o parcial de este material siempre y cuando no se modifique el contenido de los textos