Anterior capítulo Siguiente capítulo
   
 
Ir al final
 
Contenido de la Cartilla militar

  Capítulo V  

 
34. Emboscada enemiga...
35. Asalto enemigo
36. Cerco enemigo
37. Aviación enemiga
38. Aerotransporte enemigo
39. Acción nocturna
40. Emboscada a enemigo...
41. Asalto “media luna”....
42. Organización de cerco...
43. Toma de un pueblo
44. Toma de un cerro
45. Despliegue militar en gran...
46. Balance de las acciones
 
 
     
  Cartilla de orden abierto de las FARC-EP

*CAPITULO V - Acciones Enemigas y Acciones Nuestras -

42. Organización de un cerco al enemigo

Las formas de tender cercos varían según el lugar y las características geográficas y climatéricas de cada uno de los lugares. Hay cercos que se pueden hacer sin cerrar propiamente los guerrilleros el terreno, si se cuenta con ciertos accidentes naturales. Por ejemplo, si tendemos un cerco contra un río, no necesitamos cerrarlos con guerrilleros, pues eso lo hace el mismo río. Lo mismo puede decirse del terreno donde hay unos despeñaderos que no se pueden utilizar, porque no dan salida.

Sin embargo, hay que recordar que un enemigo cercado es como una fiera que combate hasta el último momento, por lo cual hay que manejar muy bien la situación. Si el terreno es muy favorable para los atacantes y no es posible que sean contraatacados por otras fuerzas, aquellos pueden someter al enemigo por escasez de municiones, frío, hambre, sed y por un gran número de heridos. Dentro de este proceso se presentarán estos casos y más. Si nos hemos convertido en un ejército regular, equipados con todos los armamentos o por lo menos con una parte considerable.

En otras condiciones, si el enemigo está posesionado en un lugar en el que se le puede atacar por tres lados, cuánto mejor para tenderle el cerco, porque siempre hay que dejarle una vía de escape pero taponada para darle el toque final. (Aunque, si los taponadores son débiles, el enemigo puede romper el cerco).

En la Figura N° 29 se muestra gráficamente la manera organizada de desplegarse a tender un cerco, conservando las guerrillas el orden que se traía en la marcha y la manera igualmente organizada de ejecutarse el desenvolvimiento, lo cual permite que el orden de marcha continúe y que se gane mucho tiempo. En el gráfico el cerco se ha dibujado completamente cerrado, pero el procedimiento se aplica a los cercos con una vía de escape y taponamiento en algún lugar.

FIGURA 29 Ver imágen completa

  Guerrillas en sus posiciones
  Punto de referencia para el cierre del cerco
  Marcha al objetivo
  Despliegue para envolvimiento
  Desenvolvimiento
  Marcha hacia atrás
  Objetivo enemigo

Como es natural, a las guerrillas en formación les corresponde comenzar con pequeñas acciones, pero demoledoras, que garanticen la toma del armamento y gran parte de municiones, y de estas pequeñas acciones pasar a las grandes. Naturalmente que para el caso de acciones grandes, es necesario hacer una guerra de guerrillas en otros sitios cercanos a aquellos donde se hacen dichas acciones, para evitar los refuerzos.

Lo mismo que se puede realizar un cerco en el campo, se puede realizar en poblaciones, si ya hay condiciones creadas que permitan retener una parte del lugar, o, por lo menos, garantizar que se pueda sostener el ataque. Claro que si esto ocurre, es porque ya disponemos de medios adecuados para el desarrollo de dichas acciones. Esas condiciones serían:

Personal suficiente.

Armamento.

Municiones.

Medios de comunicación.

Algunos medios de transporte, puesto que dentro de algunos años las guerrillas podrán controlar algunas carreteras más aisladas de los centros vitales de producción.

 

  Ir al inicio
Anterior capítulo Siguiente capítulo
   

Elaborado en las Montañas de Colombia -2010- Se permite su libre distribución total o parcial de este material siempre y cuando no se modifique el contenido de los textos