Anterior capítulo Siguiente capítulo
   
 
Ir al final
 
Contenido de la Cartilla militar

  Capítulo V  

 
34. Emboscada enemiga...
35. Asalto enemigo
36. Cerco enemigo
37. Aviación enemiga
38. Aerotransporte enemigo
39. Acción nocturna
40. Emboscada a enemigo...
41. Asalto “media luna”....
42. Organización de cerco...
43. Toma de un pueblo
44. Toma de un cerro
45. Despliegue militar en gran...
46. Balance de las acciones
 
 
     
  Cartilla de orden abierto de las FARC-EP

*CAPITULO V - Acciones Enemigas y Acciones Nuestras -

44. Toma de un cerro

La toma de un cerro ocupado por el enemigo, que tenga dominio para los  cuatro flancos, tiene grandes dificultades de varios órdenes,  pero no es algo irrealizable.

Lo primero que salta a la vista es que éstos están fortificados y muy bien protegidos contra todo golpe.

El desalojo de ellos sólo se puede producir, si los guerrilleros hábilmente logran hacer desplazar en su persecución varias patrullas al tiempo, tratando de cercarlas o no dejarlas escapar, para obligar a los del cerro a salir a prestar el refuerzo a los atacados, teniendo en cuenta que estos ya entran en contraataque. Por su parte, ese refuerzo en algún lugar pasa a ser atacado simultáneamente, cortándole también el paso de regreso al cerro e impidiendo que una parte de los primeros atacados se unan al refuerzo.

Suponiendo que la base sea de 100 hombres y que salga a perseguirnos una patrulla de 30 hombres y después un refuerzo de 20, daría un total de 50 hombres fuera de la base.

Es muy posible que los 50 restantes lancen una ofensiva de 20 hombres tratando de contraatacar por otra vía, utilizando uno de los 4 flancos que ellos tienen, y en esas condiciones quedarían 30 hombres en la base del cerro.

Cuando los combates que se libran por fuera garanticen que los 70 no pueden volver a la base porque están cortadas todas las vías y porque no se les permite reorganizarse,  se podría pasar también a atacar a los 30 que quedan en el cerro,  teniendo en cuenta que primero se debe hacer que estos tengan gran desgaste  de munición, antes de pasar propiamente al asalto. Para ello debe tenerse en cuenta todos los medios con que los atacados cuentan para su refuerzo, puesto que la liquidación de una base de 100 hombres tiene como mínimo unos 70 muertos. Un combate así, duraría más o menos un día, pero teniendo inmovilizados los refuerzos.  En estos momentos habría que tener en cuenta el medio más eficaz con que ellos cuentan: el aerotransporte, y por eso será necesario contar con muy buenas armas antiaéreas que logren impedir un desembarco de tropas tan inmediato.

Claro que  hay terrenos que sí se prestan para ello, puesto que los refuerzos llegarán muy tarde.  Pero la toma de una base tiene muchas dificultades, comenzando con que tienen muy buenos medios de comunicación, y muy buenas fortificaciones de todo género.  Sin embargo, si nosotros disponemos de artillería, y ellos no la tienen por descuido, puede ser asaltada la base sin mayores dificultades. Si la fuerza fuera de unos 300 hombres y usara artillería, estaría en condiciones de tomar la base en menos del tiempo previsto, puesto que recibiendo la base un debilitamiento y la destrucción de  la mayor parte de sus fortalezas, se puede romper por medio del fuego uno de los flancos para comenzar la pelea de trinchera en trinchera.  Así se garantizaría el triunfo sobre los 100.

Si la base no está en un cerro, sino en un lugar donde pueda ser atacada al caer la noche, y si los refuerzos están muy lejanos y la fuerza aérea no está equipada con todos los medios para hacer un desembarco nocturno, le sería imposible al enemigo impedir la toma del puesto.

 

  Ir al inicio
Anterior capítulo Siguiente capítulo
   

Elaborado en las Montañas de Colombia -2010- Se permite su libre distribución total o parcial de este material siempre y cuando no se modifique el contenido de los textos