DIALOGOS   -   MUJERES    EnglishPortuguesItaliano
DIALOGOS DE PAZ   -   MUJERES    EnglishPortuguesItaliano

Conferencia Nacional de Guerrilleros

Máxima instancia de las FARC-EP

Centralismo Democrático

* Octava Conferencia Nacional de Guerrilleros

Esta noche vamos a comenzar a dar respuesta a una serie de planteamientos que están surgiendo últimamente y que es necesario aclarar; esos planteamientos son los siguientes :

- Compañeros de varios organismos, de unidad o de guerrilla - necesitan que se les aclare qué significa el Centralismo Democrático.

- Otros dicen que aquí no existe el Centralismo Democrático.

- Otros que, el Centralismo Democrático adquiere aquí formas despóticas.

- Otros se preguntan qué quiere decir y qué es en el fondo la Democracia Interna de los revolucionarios.

- Otros dicen que el mando o comandante de las FARC, cuando manda, viola la democracia interna.

- Otros sugieren que el Centralismo no es democrático, porque existe el mando unipersonal.

- Otros preguntan cómo se hacen aquí los Plenos de Estado Mayor y las Conferencias Nacionales de las FARC.

Entonces pensando un poco, uno llega a la conclusión de que esas inquietudes vienen de otras, es decir : son el resultado de otras inquietudes, de otros planteamientos que también se hacen ; que se discuten en una u otra unidad, en una u otra célula, cuando tienen ocasión de reunirse. Parece que hay compañeros  que en la Escuela también plantean esos interrogantes.

Esas otras inquietudes de las que nacen las nuevas son las siguientes :

¿Por qué en las FARC no existe sino la célula como expresión Partidaria?  ¿Por qué no hay en las FARC comisarios políticos; cuando en la historia de los movimientos revolucionarios siempre se contemplan? ¿Por qué en las FARC hay solo línea militar y no se ve expresarse de alguna manera la línea política, que en nuestro caso debe ser la línea del Partido?

Es decir : ese es en líneas generales el gran planteamiento. Yo esta noche comienzo a dar respuesta a estos planteamientos, para aclarar situaciones ; comenzando a decir que no está mal que la gente se plantee inquietudes, porque así es la vida de los revolucionarios. Los revolucionarios no vivimos sólo de lo que nos digan, sino también de lo que produce nuestro propio pensamiento en la confrontación con nuestras propias realidades, es decir: con la vida revolucionaria, y está muy bien que haya estos interrogantes con espíritu de Partido, con espíritu revolucionario; pero está muy mal cuando se hace con espíritu malsano, no con espíritu de creatividad sino con otro espíritu; y por eso estoy aquí para responder y para aclarar, no a la gente que piensa bien, no a la gente que piensa y le interesa que seamos mejores, sino a aquellas gentes que piensan que pueden utilizar ciertas contradicciones que  se dan al interior de nuestra organización política o militar, para utilizarlas no en beneficio del proceso revolucionario sino con otros fines proclives de gente que ha venido aquí a causar daño. A esa gente es a quien voy a responderles esta noche. Entre otras cosas para aclararnos nosotros mismos, muchas cuestiones que por falta de tiempo o por falta de estudio, la inmensa mayoría de nuestros compañeros, no logran dominar: ¿qué es en esencia el CENTRALISMO DEMOCRATICO ?

Este es un término, es decir, una concepción que se da cuando surgen los partidos revolucionarios y en particular los Partidos Comunistas.

No es el Centralismo Democrático, digámoslo, propiedad exclusiva de los partidos Comunistas. Se ejerce en otro tipo de organizaciones revolucionarias: se ejerce en el movimiento sindical y obrero, y en otras formas de organización de la sociedad, de la de aquí y la de otros países.

El Centralismo Democrático quiere decir que hay un poder central que rige unas determinadas funciones para mucha gente, para muy poca gente, para grupos o para grandes movimientos.

Ese Centralismo, es un Centralismo que se dio porque  hubo antes una acción de democracia ; es decir, el Centralismo Democrático no se lo inventa una persona para aplicárselo a las demás ; tiene que ser el resultado de algo anterior, de alguien o de mucha gente que se reúne en una Conferencia o en un Congreso y pone al mando político a unas personas ; entonces hay un acto de democracia en la elección, nadie puede elegirse a sí mismo ; y entonces comienzan ellos a ejercer ese Centralismo con base en la Democracia Interna.

No hay dos cosas cuando se habla de Centralismo Democrático y de la Democracia Interna ; es una sola cosa, no se pueden manejar dos conceptos distintos, no se puede desgajar de un concepto una nueva concepción. Nosotros manejamos desde siempre un sólo concepto que se llama Centralismo Democrático y Democracia Interna, o más exactamente : Centralismo y Democracia Interna.

El Centralismo es el resultado del ejercicio de la Democracia Interna y el Centralismo al mismo tiempo es la garantía de que se ejerza la Democracia Interna. Esos términos no son fáciles de manejar, pero si los tomamos de conjunto, podemos analizarlos y podemos concluir. Pongamos por caso: se reúne un Congreso del Partido, o imaginemos cuando se reunió el primer Congreso o la primera reunión del Pleno Ampliado ; sobre el cual resultó un mecanismo, es decir, un grupo de hombres fue elegido por otros revolucionarios y a ellos se les dio el encargo, después de elaborar una concepción política que aquí se llama la “línea política” se les dio el encargo de realizarla con la militancia, se les dio el encargo de gobernar un Partido que comenzó a organizarse ; y se establecieron unas normas que entre nosotros se convierten en leyes, y  esas primeras formas de ser de nosotros se  llama la Democracia Interna y el Centralismo Democrático.

Entonces, Democracia interna para discutir todos nuestros problemas; pero siempre y cuando alguien diga que ha comenzado la discusión; siempre y cuando alguien diga que ha terminado la discusión; porque nosotros a diferencia de otras gentes, de otros partidos, no podemos estar discutiendo siempre. No somos un club de discutidores, somos una organización de revolucionarios que discuten durante un tiempo, acuerdan determinadas cosas, reafirman determinadas concepciones, elaboran una línea de conducta que se traduce con el nombre de Línea Política; y comenzamos a trabajar sobre la base de esos principios y eso es lo que puede interpretarse en primer lugar como las primeras formas de expresión de Centralismo Democrático y Democracia Interna, pero tiene otras formas de expresarse: todos los mecanismos de dirección del partido son elegibles y sus miembros pueden ser cambiados en determinados momentos, es decir, comienza a ejercitarse no sólo el Centralismo sino también en la Democracia.  

Para que el Centralismo tenga poder, para que el Centralismo pueda en realidad ejercitarse tiene que asentarse sobre la Democracia Interna, porque de otra manera no es Centralismo sino Dictadura.

Entonces, nosotros para todas las cosas nos reunimos, discutimos y acordamos cosas y entonces surge una norma que es imprescindible en la Democracia Interna y en el Centralismo Democrático: todos los acuerdos nuestros se obtienen por mayoría y cuando hay un acuerdo aprobado por mayoría, la minoría  - que ha estado en lucha y que ha estado peleando sus conceptos -tiene que someterse a la mayoría, y entonces, al someterse quiere decir que se somete al Centralismo Democrático, luego de haber ejercitado la democracia interna, que le garantice defender sus puntos de vista, pelear sus puntos de vista. Entonces, por ejemplo yo en mi vida de revolucionario he tenido muchas confrontaciones, de orden político, ideológico, con muchos compañeros míos, yo en muchos Congresos he sido derrotado, simplemente porque, entonces la Mayoría dice: no, Jacobo no tiene la razón ; entonces, se vota y yo quedo en minoría y me someto y sigo trabajando con la Línea.

Si en el proceso éste (cuando se suspende la discusión) los elementos de juicio que yo haya logrado recoger no me han convencido de que la mayoría anterior tiene razón, entonces, vuelvo y hago mi planteamiento y traigo nuevos razonamientos, y traigo nuevos elementos de juicio para hacer la pelea ideológica si tengo fuerza para eso, pero si vuelve de nuevo una reunión y dice : “No tiene razón”, entonces vamos a votar y hay mayoría, yo vuelvo y me someto, esa es la ley. De pronto le surgen a uno elementos, por el trabajo que desarrolla, por la experiencia, por la práctica de la lucha concreta de cada día y entonces dice : “claro, el que no tenía razón era yo” ; Pero de pronto lo nuevo que va surgiendo en la confrontación clasista, política, en la lucha revolucionaria, van trayendo a la mente mía las cosas nuevas que yo logro captar, que enriquecen la capacidad de mi conocimiento y de mi planteamiento : enriquecidas mis ideas, vuelvo al debate ideológico y a la confrontación política, y de pronto yo tenía razón y eso puede convertirse en la línea política general, y esa es la Ley, no hay otra Ley ; esa es la verdadera democracia proletaria revolucionaria, entonces uno está en el derecho de ejercitar la democracia. Si no estoy en capacidad de hacerlo tendré alguna forma de expresarla, pero todo el mundo la expresa de alguna manera. Entonces por eso es que nosotros tenemos que tener seguramente problemas sumamente complicados. Cuando las organizaciones revolucionarias tienen problemas de orden interno es porque probablemente no se sabe canalizar bien la opinión de la gente, porque probablemente los mecanismos para que se exprese la opinión de la militancia revolucionaria no son los adecuados y es muy posible que por eso surjan ciertos problemas al interior de la organización revolucionaria ; por falta de una adaptación más adecuada y audaz para recoger la opinión, para procesar la opinión, para interesar a los que piensan, a todos los compañeros, en que produzcan opinión, en que hagan referencias, en que se exprese la crítica en relación con los problemas que tenemos que manejar y que nosotros llamamos en nuestro caso : “problemas de orden militar y al mismo tiempo de orden político”, y todos los demás. Cuando se alteran esos canales surgen ciertos problemas porque no se hace la utilización adecuada de los diversos canales que tienen que recoger la opinión de todos los militantes y por otra parte porque en ocasiones hay muchas cosas que le ocurren a la gente ; hay muchos compañeros que van a  una reunión y no expresan opinión porque tienen complejos, porque no ha habido forma, porque falta la gente, porque faltan los cuadros en capacidad de llevar conciencia, de modelar una nueva conciencia de la gente nuestra para que esté en posibilidad de intervenir aunque no produzca lo suficiente su pensamiento.

A mucha gente le parece que discutir cosas es fácil. A mucha gente le parece que cuando alguien no se refiere a las cosas gruesas, a las cosas específicas del manejo diario de la política revolucionaria, sea desde el punto de vista militar o político , es porque a la gente no le gusta o porque la gente no quiere hacerlo, o porque la gente considera que eso no toca su propio interés de clase ; sin darse cuenta que si nosotros no ayudamos, que los que tienen más conocimientos no contribuyen al desarrollo intelectual de los demás compañeros... Es que no es fácil discutir. Lo fácil es charlatanear, lo fácil es decir cosas sin que se tengan elementos de juicio, lo fácil es sentar tesis, lanzar tesis y hacer planteamientos que están fuera del contexto de las propias realidades que nosotros manejamos, eso es lo fácil, y eso se llama :  charlatanería.

Lo que nosotros manejamos no son problemas fáciles, son problemas sumamente complicados. Lo que nosotros manejamos en la vida diaria tiene que ser el reflejo de estas realidades profundamente complejas y contradictorias de la sociedad colombiana ; eso no es cualquier tipo de problema. Por eso en ocasiones nos enredan o tratan de enredarnos y en ocasiones nosotros mismos  por falta de hacer utilización correcta y audaz de los mecanismos que tenemos para desarrollarnos desde el punto de vista intelectual, entonces de pronto llegan por ahí gentes a “pescar en río revuelto...”. En esencia eso es lo que puedo decirles sobre Centralismo Democrático y Democracia Interna. El Partido nuestro se parece mucho a una organización militar, nunca lo aceptamos, nunca lo decimos, las organizaciones militares no pueden existir si no hay mando, no pueden existir las reaccionarias, pero tampoco las organizaciones revolucionarias.

Tiene que haber una estructura y una jerarquía de mandos, tiene que haber una estructura orgánica de la organización militar, tiene que  ella haberse dado o darse unas normas determinadas en el orden de la conducción militar para la paz o para la guerra y eso se da para todas las organizaciones de ese tipo.

Pero cuando hablamos de la organización política nuestra, ella tiene un enorme parecido a una organización militar, lo que pasa es que allá no hay mandos militares sino líderes, lo que pasa es que allá no hay comandos sino instancias intermedias de dirección, que se parecen a comandos, por su puesto. Entonces podemos suponer lo que puede ocurrir, pongamos por caso, cuando el Secretariado Nacional del Partido en Bogotá, necesita que el secretario político del Comité regional del Atlántico se presente el sábado a las dos de la tarde en Bogotá, porque hay una reunión o por cualquier cosa ; entonces lo llaman por teléfono o le ponen un cable, le dicen : “querido compañero, hágase presente aquí el sábado a las dos de la tarde en las oficinas del Comité Central. Fraternalmente Gilberto Vieira, Secretario General”.De pronto el compañero dice : “Pues yo no voy, eso son pendejadas de Gilberto, para qué me necesitará ?” No puede decirlo, porque si lo dice, se va del partido. Si hay elementos de fuerza mayor entonces llama por teléfono y dice : “No puedo porque se me cayó una pierna, no puedo porque se me está muriendo la mujer y estoy feliz”. Tendrá el compañero que dar elementos de fuerza mayor, que expliquen su no presencia el sábado a las dos de la tarde en las Oficinas del Comité Central. ¿No se les parece eso a una orden militar ?

Aquí no, aquí no le decimos : “Querido compañero hágase presente el sábado a las dos de la tarde en el Secretariado, cordial saludo, abrazo de oso.” No señor. Aquí le decimos distinto pero sumamente parecido : “Usted debe estar aquí”, le podemos decir a cualquier camarada comandante de Frente, miembro del Estado Mayor, a un miembro del propio Secretariado, le podemos decir a Timo que se fue que día, le podemos poner mañana un cable : “Compañero Timo en estos  dos días tiene que estar aquí en el Secretariado” y punto y no más, y tiene que estar. No les parece igual ? No se le puede decir “abrazo de oso” porque aquí se puede confundir con la realidad... ¡no ven que aquí abajo hay un oso ! 

Entonces haciendo uso de la Democracia Interna se ejerce el Centralismo y aquí bajo un espíritu distinto, que es el espíritu militar, pero al fin y al cabo en el fondo es el mismo. Entonces  pueden ocurrir las cosas que señalaban algunos. Puede ser que de pronto al mandar, que de pronto al ordenar, sí no hay don de mando, no hay don para dirigir, se adolece de ese atributo esencial en los hombres que mandan : de saber mandar, de hacer, cuando alguien reciba el mandato para ejercer una tarea concreta,  aquella persona reciba el mandato con satisfacción y entre otras cosas con orgullo de realizar, de materializar en su acción concreta el pensamiento de su jefe,  es el verdadero atributo del mando. Lo demás también se llama un poco de charlatanería, pero la esencia de la cosa es esa. Cuando se adolece de esas facultades, entonces puede que surjan problemas y entonces se presenta lo que muchos dicen : que hay mandos de las FARC que violan las normas ; pero ellos no entienden muy bien y entonces dicen : violan la democracia interna.  Ya se ve cómo se da la Democracia Interna. La Democracia Interna se da para todas estas cuestiones, para discutir nuestros problemas hasta cuando estén suficientemente claros y se elabore una concepción, una línea política, o una tarea concreta, después termina la discusión y hay que hacer la labor, hay que ir a encarnar la línea política en el trabajo que se desprende de esa línea ; hay que ir a realizar la tarea por simple que sea, porque es fruto de un acuerdo donde se ejercitó la Democracia Interna y se va a cumplirla. Entonces está el caso por ejemplo del mando (y de una vez echarle mano a lo que aquí se determina como el mando unipersonal) que viola la democracia interna y convierte el centralismo democrático en una dictadura. Pues el centralismo es una dictadura, lo que pasa es que no es una dictadura reaccionaria.

Pero no se ve que el Centralismo suprima todas las otras tendencias que impidan que el Centralismo tenga una fuerza para el mando ; es decir, el mando tiene que imponerse en determinado momento en la vida civil de los partidos revolucionarios, como en la vida militar de esas organizaciones, porque sino no se puede gobernar, no se puede mandar ni siquiera en la vida civil ; por eso es que los partidos comunistas elaboran estatutos, no hay un partido comunista que no los tenga, bueno en un principio de pronto. Cuando nacen los partidos de pronto hay un tiempo  en que no hay estatutos, pero luego tienen que surgir y no es más sino leer los estatutos del partido, para ver las series de normas que regulan la vida de los partidos revolucionarios y de cada militante. Uno en el partido no puede hacer lo que quiera, en el partido liberal o conservador se puede hacer más o menos lo que se quiera, pero siempre está sometido en la sociedad a unas normas determinadas de moral, a unas normas determinadas de legislación. En las sociedades también se dan unas formas de estatutos que se llaman la Constitución o las Constituciones y las Leyes que tienen como base esa Constitución, es decir, en la sociedades hay normas, y si hay normas en esas sociedades cómo no ha  de haber normas en los partidos y cómo no va a haber normas esencialmente en los partidos revolucionarios. Esas normas no se pueden violar, esas normas hay que respetarlas, porque es lo que garantiza no sólo el desarrollo sino la actividad revolucionaria de esos grupos o de esos partidos. Entonces de todas maneras hay mandos. Entonces eso se complica un poco cuando hablamos de las cuestiones ya de organización militar.

No puede haber una organización militar que no tenga mando, eso sería montoneras de personas, pero en general siempre ocurre eso, hasta en los grupos que no entienden de ese tipo de organización.  Aquí en Colombia hay una experiencia muy notable que casi no se analiza, porque parece que es una experiencia mala, aquí en Colombia siempre ha habido agrupaciones armadas que luchan por algo, aquí hubo en un tiempo y se prolongó en la vida de esta nación un fenómeno político que adquirió formas de organización militar y de confrontación militar, que fueron los llamados grupos bandoleros. Los grupos bandoleros, por mas que queramos nosotros despreciarlos, eran organizaciones militares que tenían sus mandos y entonces una organización la mandaba “Sangre Negra” así  con su nombre y todo y otro la mandaba fulano de tal etc.,  y había un segundo al mando y un tercero al mando y había un comando y había una dirección militar, y por eso perduraron en el tiempo. Otra cosa es que se fueran descomponiendo lentamente en la medida en que también eran producto de esa sociedad descompuesta, que es la nuestra, y no es por otra cosa, pero eran organizaciones de ese tipo, organizaciones militares, y eso de organizaciones militares nadie puede suponerlo sino con mandos y subordinados.

Entonces no es cierto que el Centralismo Democrático sufra merma cuando se trata del mando. Porque hay un momento por ejemplo que se puede explicar muy bien con lo que nos acontece a nosotros. Decimos nosotros que de todas maneras el mando militar restringe de alguna manera la Democracia Interna porque es así y por eso decimos que el mecanismo que impera actualmente aquí como forma de la expresión filosófica y política que tenemos en la cabeza y que se concreta en algo, en reunión de hombres y de mujeres que se llama célula, que debe ejercer todos sus derechos y debe expresarse de manera concreta sobre los diversos aspectos, sobre las cosas que quiera. Hay una conclusión que al final la vamos a leer, del último Pleno del Estado Mayor que habla precisamente de eso.

Es decir, llega un momento entonces en que se restaura la Democracia, porque la Democracia de todas maneras sufre merma ante el mando militar. Pero eso sí,  los compañeros que aspiran a que el mando obligado a expresar la Democracia Interna no los mande militarmente, pues no pueden estar aquí, porque no se es un militar, es otra cosa, es un civil que se disfraza de guerrillero, entonces quiere un tratamiento civil y de pronto sí quiere  que de ahí de donde él está para allá el tratamiento para los demás sí sea militar, entonces no puede. Pero llega un momento en que todos los compañeros cuando se reúne su organismo político, es decir la célula, inmediatamente se reúna, se restaura la Democracia Interna, entonces todo el mundo puede opinar y todo el mundo puede plantear las cosas. Pero aquí con mucha más fuerza, cuando los mandos militares de aquí no pueden integrar los secretariados de las células para darle mayor libertad a los compañeros que no son mandos, Ahora, si no se da eso del ejercicio correcto de la restauración de la Democracia en ese momento en que se reúne la célula, entonces ni la célula tiene la culpa ni el marxismo muchos menos.

El Centralismo Democrático y la Democracia Interna comienzan a ejercitarse no sólo cuando discutimos, cuando acordamos líneas políticas de organización, de propaganda, o tareas concretas, sino que comienza a expresarse cuando se eligen los mecanismos de dirección.

Ahora digan lo que ocurre con el Comité Central del Partido, es un mecanismo de dirección que asume la totalidad de la responsabilidad de la conducción política y de lo que sea aquí en Colombia, entre un Congreso y otro Congreso, es decir, la autoridad máxima nuestra es el Congreso, pero el Congreso no puede estar reunido siempre, porque está compuesto de la dirigencia del Partido, del Movimiento Revolucionario Colombiano, entonces debe disolverse, debe clausurase algún día. Entonces nombra un Comité Central que es el que representa al Congreso, a las funciones y responsabilidades de ese congreso ; por eso es que cuando se convoca otro Congreso, el anterior Comité Central tiene que rendir cuentas ante ese Congreso, es decir, vuelve y se ejercita la Democracia Interna, porque el Comité Central tiene que rendir cuentas, él no le va a pedir cuentas al Congreso, al revés es el Congreso el que le pide cuentas al Comité Central y por eso es que de pronto lo cambian a uno y uno se pregunta porqué lo cambiaron ? debe ser por algo, probablemente no los cambian por ser los mejores, hasta de pronto tampoco  por ser los peores, pero sí por algo que ha ocurrido en el cumplimiento de su deber, de sus funciones, de su tarea como conductor.

Aquí en realidad hay  Pleno, Pleno quiere decir : una reunión a donde vienen si no todos sí la mayoría de los que integran el Estado Mayor. Esos Plenos pueden ser compuestos por la membrecía, es decir, por la gente que hace parte, por los miembros principales por ejemplo del Estado Mayor. Pero puede ocurrir que se decida que asistan al Pleno otros compañeros que no son principales, sino que vengan y se junten como los suplentes ; pero puede ocurrir que el Pleno se amplíe y se llama Pleno Ampliado y vienen, como en este Pleno que terminó ahora, los principales, los suplentes, el cuerpo de ayudantías y unos invitados que sin ser miembros del Estado Mayor Central, pueden jugar un papel importante en aquella reunión y se invitan o se citan a la reunión y se le llama Pleno Ampliado ; todo eso lo encuentran los compañeros en el Estatuto, el Reglamento de Régimen Disciplinario y las Normas Internas de Comando que rigen la vida interna de nuestra organización.

Las Conferencias Nacionales se eligen de acuerdo con la convocatoria que haga un Pleno. Es decir, si hubiera habido condiciones ahora de que próximamente hubiera una Conferencia, era este Pleno que terminó, el que ha debido convocar la Conferencia. Habrá un Pleno que dentro de otras condiciones convoque la Conferencia Nacional.

La Conferencia Nacional, nosotros le pusimos ese nombre para ser modestos, pero en realidad es un Congreso Nacional del Ejército Revolucionario. Pero le ponemos Conferencia para guardar todavía la modestia que nos ha acompañado desde que comenzó esta pelea. Entonces debe hacerlo un Pleno, que puede ser de principales y suplentes o puede ser un Pleno Ampliado, basta juntar un Pleno para convocar la Conferencia y si no puede reunirse por determinadas circunstancias, puede hacerlo el Secretariado.

¿Cómo se compone la Conferencia ? En primer lugar de los miembros del Estado Mayor Central que participan por derecho propio, más un delegado, antes hubo una Conferencia que dijo que por escuadras, cuando éramos pequeños, delegados por escuadras o células. En esa reunión que fue la Sexta hubo un error porque los delegados decían pido la palabra para hablar en nombre de mi célula, otro dijo pido la palabra para hablar en  nombre de mi escuadra, parecía que hubiera dos cosas en la Conferencia, pero de todas maneras era lo mismo, entonces se eligen de acuerdo con las circunstancias, la próxima Conferencia no puede hacerse sobre la base de un delegado por cada escuadra, de pronto ni por cada guerrilla, de pronto esa Conferencia va a estar constituida por los Miembros principales, Suplentes y Ayudantías del Estado Mayor, más los delegados probablemente de Compañías para arriba. Porque de otra manera no ven que tendríamos una Conferencia de mil delegados, pero de todas maneras es el ejercicio de la Democracia.

Si de aquí a allá estamos más grandes será más reducida la participación, pero no vayan a pensar que para que puedan participar todos, estemos más pequeños. No, piensen en lo otro. Se reúne la Conferencia, es decir, el Congreso nuestro se llama Conferencia y en esa Conferencia se ejercita la Democracia Revolucionaria, la Democracia Proletaria, no la Democracia de la pequeña burguesía revolucionaria, sino la Democracia de los Proletarios revolucionarios, que conforman hoy lo que nosotros conformamos y nos vamos para allá y ahí se plantean sobre las bases de unas tesis, el estudio de los fenómenos más descollantes,  más de momento, que afectan a la sociedad Colombiana y elaboramos nuestra conclusión para saber qué es lo que vamos a hacer, cómo adelantamos el proceso revolucionario, y cómo va a ser la confrontación de orden militar y también necesariamente de orden político.

Pero para nosotros lo fundamental y determinante es lo que acordemos y designemos como línea de orientación de orden militar, porque la otra la tenemos de antemano. Por eso cuando aquí nos dicen: ¿por qué no decimos cómo anda el mundo cuando redactamos los documentos para la Conferencia (el informe). Entonces en los informes el partido comienza analizando la situación internacional, porque nosotros somos parte de esa situación internacional, este es un país. Aquí quieren muchos compañeros que nosotros hagamos lo mismo, ¿por qué ? no ven que eso lo hizo ya el Congreso anterior y lo hará el próximo Congreso, y nosotros somos eso, somos lo mismo. Por eso por ahí no sobran cosas que cuando se reúnen las Asambleas, aquí llegan los papeles, cuando se reúnen los compañeros  de los Frentes en las asambleas y hay un informe de las Asambleas, allí se habla de la situación internacional, bueno a veces mal, a veces bien, pero eso no tiene porque ser así, de antemano se tiene una concepción de la situación internacional que ha sido elaborada por el Partido, que la tenemos clara.

Entonces con anterioridad tenemos la línea política que rige todo el trabajo de los Comunistas aquí en Colombia y no sólo de los Comunistas, sino del movimiento obrero, de lo que dirigimos nosotros, del movimiento Provivienda si lo dirigimos, del movimiento Campesino si lo dirigimos y entonces elaboramos en esas Conferencias unas líneas generales de nuestra actividad, con la particularidad, aquí en concreto, que esas líneas generales de orden militar luego nosotros las convertimos en un plan concreto que dice qué tiene que hacer cada Frente, dice qué tiene que hacer cada unidad y cada hombre, es decir también sumamente parecido, y así ocurre en general en el Partido ; aquí, más concreto, con una circunstancia agregada : que allá en la civil puede no cumplirse y aquí si tiene que cumplirse, porque aquí además del Plan existen otros tipos de normas, además del Estatuto del Partido aquí tenemos el Estatuto del Guerrillero que rige esa modalidad, esa forma de vida de la gente de aquí y no para la cuestión general. Como quien dice nosotros tenemos que vérnosla  con dos estatutos, con el Estatuto del Partido y con el Estatuto del Guerrillero y tenemos además que vérnosla con el Reglamento de Régimen Disciplinario, que es quien rige toda la vida absolutamente  para todo, hasta para ir a orinar, no ven que aquí  no se puede orinar en todas partes, hay que hacerlo donde lo designe el Régimen Interno, otra cosa es que por ahí lo hagan aprovechando la oscuridad, que sirve para muchas cosas, pero eso es distinto ; hay unas normas, hay reglamentación, no ven que aquí por ejemplo no puede decir cualquiera de ustedes hoy resolví desayunar a las nueve, no tengo apetito, no quiero papa en el almuerzo, quiero mas bien un pedazo de plátano, eso no lo puede decir nadie aquí, no puedo avenirme a que me den café negro, por qué no me consiguen leche ? Entonces nosotros tenemos necesariamente que avenirnos a un género de vida particular para este movimiento, que no se da en la generalidad del Partido y no sólo en eso sino en muchos aspectos del trabajo, que es lo que mucha gente ignorante no ha entendido, y entonces nos crean ciertas dificultades cuando plantean cosas que no conocen.

La vida nuestra no es más fácil que la vida civil, es un poco más complicada, por eso aquí se desarrolla una lucha de todas maneras, aún cuando la gente no la nota mucho, pero hay una lucha, que es una lucha por elevar la conciencia de los revolucionarios, es decir, por hacernos a una conciencia revolucionaria, para tener plena conciencia de porqué tenemos que hacer unas cosas, con ciertas limitaciones, de las que hacíamos en la vida y en la actividad civil completamente distintas.

Y entonces los compañeros desarrollando todas estas concepciones, todas las ideas, todas las cosas, es decir, para responder,  y dicen que por qué en las FARC no existen todas las instancias que son regulares en el resto del partido ?

Yo les puedo contar a manera de anécdota, lo que en realidad aconteció desde un principio, pero primero aclaremos lo siguiente : no hay, ni ha habido en el mundo un tipo de organización como la nuestra, sólo en las FARC se da este fenómeno ; hay que analizarlo seguramente en el futuro y probablemente  habrá que buscarle una salida a ese fenómeno que estamos manejando, ya por un cuarto de siglo, 24 años largos.

En cualquier momento, en el comienzo de este largo momento de la confrontación armada en Colombia, nosotros nos formulamos un interrogante, yo recuerdo perfectamente en una reunión, en medio de la pelea en Marquetalia, en esa época el núcleo era muy pequeño, propiamente los guerrilleros de ese tiempo eran 42 y comenzamos a plantearnos el problema de orden político : qué tipo de organización, qué forma de organización política podía adaptarse a la concepción de otro tipo de organización, que era la organización militar ?

Comenzamos a hablar, a ver, y claro de todas maneras hay la experiencia mundial pero decimos : vamos a probar, hagamos  las cosas simples, no nos pongamos a teorizar, no nos pongamos a filosofar, no nos pongamos a hacer especulaciones ideológicas, vamos en concreto y por eso ahí aparece en el primer documento, que va reglamentando nuestra vida interna y que conocemos como Estatuto, Reglamento de Régimen Disciplinario y Normas Internas de Comando, que dice que : militarmente hablando, la escuadra es la unidad básica de las FARC, es decir, ese es el fundamento, ahí comienza, que políticamente hablando es al mismo tiempo célula de partido. Hágame el favor de buscar eso en los libros, en los documentos, en las cosas donde se ha producido este tipo de confrontación, en cualquier lugar del planeta, a ver si lo encuentra ; esto es característico, propio de la naturaleza misma de esta sociedad y aquí se dio y nos está diciendo que eso es bueno, porque hace un cuarto de siglo lo estamos ejercitando y nos ha ayudado enormemente a resolver la mayoría de los problemas de orden interno que se nos han presentado.

Inclusive nos ha ayudado enormemente a resolver el problema de la infiltración, porque allá en la militancia de célula, en la militancia comunista, al disfrazado, tiene que, en un momento determinado caérsele la máscara, porque no puede estar eternamente disfrazado. Nos ha ayudado hasta para eso, que entre otras cosas, para enfrentar ese problema hay que enfrentarlo con un tipo de mecanismos completamente distintos. Pero la célula ha jugado un rol, de enorme importancia, no sólo en eso, sino en todos los aspectos en la vida orgánico-política y militar de las FARC.

Lo que pasa es que toda la gente no puede captar eso, toda la gente tampoco es cierto que esté en capacidad de reflejar en su cerebro lo que se está dando en la mancomunidad, en la gente que forma este tipo de organización y mucho menos para quien no está incorporado a este tipo de organización, no es tan fácil tampoco, el problema es un poco complicado, y como nosotros somos partido, incluidos los que no lo son, porque ahora por ahí alguien decía : pero es que el partido es para un género de luchador, en el partido no pueden estar los infiltrados, los policías, pero es que digamos : en el partido legal, en el partido civil  ¿no entran ?

Si entran aquí, que es tan difícil, porque de todas maneras aquí se comienza con su hoja de vida y la vigilancia revolucionaria y todas las cosas, nosotros aquí lo aceptamos como una forma de guerra, pero en el partido legal no puede aceptarse ni siquiera como una forma de la guerra porque el partido legal no es una organización militar. Aquí lo aceptamos como una forma de la guerra y por eso es que cuando descubren a los agentes, entonces los llaman, no para decirles : tenga sus viáticos y váyanse para su casa, sino venga, pase allí a un consejo de guerra a ver que le dicen.

Las cosas aquí se vuelven más simples, porque hay menos teoricismo en el análisis de los fenómenos. Por eso es que compañeros que no entienden estas cosas, porque no han vivido en el interior del movimiento, todos estos años que nos ha tocado vivir nosotros y aportándole al movimiento con lo que se tiene en la cabeza, pensando, elaborando para contribuir, entonces los que no están, a ellos se les facilita mucho pensar (claro apenas es lógico) pensar que andamos equivocados,  que por ahí no es la cosa, que no importa que haya transcurrido un cuarto de siglo de notable experiencia en este aspecto, aquellos están mal, faltan los comités de radio, los comités de zona, los comités regionales.

Y cómo no, encima de eso hay mucha gente que reclama, por ejemplo: hay muchos comités regionales que no se explican por qué un Frente o varios Frentes que quedan en la región donde manda el Comité Regional, él no puede dirigir ese movimiento guerrillero, eso ya está planteado. Donde es posible, donde el partido adelanta un trabajo y hay un movimiento sindical en una región, el partido dirige el movimiento sindical como ocurre aquí, por ejemplo, en el Sumapaz con el Sindicato, Que hay sindicato regional que está dirigido por nosotros, como no, eso resulta del simple análisis lógico de las cosas.

Es apenas lógico también que ciertos comités regionales digan: bueno, y por qué salen de nuestra influencia y por qué se vuelve un fenómeno aparte de esta región, si nosotros somos como instancias intermedias de dirección de partido ? Ha habido que explicarle a los compañeros que eso es muy fácil, si quieren dirigir las guerrillas de allá no es más que  digan que ustedes son las FARC y listo, dejan ya de trabajar en el aspecto legal y entonces ya no les decimos Secretario Político, sino el Comandante de Bloque de Frentes de tal parte. De otra manera no se puede manejar y ya nos toca hacernos los pretensiosos y decir : es que ustedes como no son del Estado Mayor no pueden dirigir los frentes, nosotros los dirigimos desde aquí, con este plan militar que es aquí así, y aquí asá.

Pero es que eso afecta la política nuestra, lógico afecta la política. Si un Comité Regional desarrolla una actividad legal, que tiene sus diputados, que tienen sus consejeros, que tienen sus concejales, que tiene su actividad legal, que dirige un movimiento obrero, o de las capas intermedias de la población, movimientos legales, indudablemente la acción militar tiene que influir, entre otras cosas, negativamente en su propia actividad pero entonces el problema está en  cómo analizar, en cómo hacer que la acción del movimiento guerrillero beneficie la acción del movimiento legal, y cómo hacer que la acción del movimiento legal beneficie al movimiento guerrillero, que es lo que en esencia quiere significar cuando planteamos nosotros “la combinacion de todas las formas de lucha de masas”.

Eso también no lo manejamos nosotros bien y por eso tenemos dificultades. Entonces, ¿qué hicimos ? Nosotros no nos hemos complicado la cabeza cuando hacemos cosas, aquí o planteamos, diseñamos o presupuestamos. Por ejemplo: en la Conferencia Constitutiva de las FARC que fue la Segunda, allá nombramos una comisión de compañeros para que elaboraran un proyecto de Estatutos, otro proyecto de Régimen Disciplinario y otro de Normas Generales de Comando y entonces los compañeros llegaron a la Conferencia con un estudio demasiado grande, allá les dijeron que era un mamotreto que no lo entendía nadie por ninguna punta, ya sobre el tiempo (no había más que hacer) me nombraron a mí para que pudiera ver qué podía sacar de ese gigantesco libro, habían redactado como diez páginas tamaño oficio, dizque como estatuto, reglamento de régimen  disciplinario y normas. Probablemente ahí diría de todo y nadie podía entender ni manejar un instrumento de esa naturaleza y entonces a mi me dieron cinco horas para hacerlo, tomé algo y de todas maneras presenté un cortísimo documento, que se llamó : El Reglamento Interno, no había Estatuto en ese momento, ni Normas de Comando, entonces, se presentó y eso fue aprobado. Después ya con mas experiencia y con lo que se comienza a manejar, el movimiento que estaba creciendo y todas esas cosas, uno fue enterándose poco a poco de que en el Reglamento General habían quedado concepciones estatutarias, de Reglamento de Régimen Disciplinario y de normas simples y elementales de comando.

Por eso es que más tarde, en otras Conferencias, se fueron modificando esos conceptos hasta que llegamos a la Sexta Conferencia y fue donde nos planteamos ya las modificaciones. Para que se diera del documento anterior, desarrollándolo, tomando lo nuevo que daba la experiencia del movimiento, pudimos redactar ya en definitiva el Estatuto del Guerrillero, el Reglamento de Régimen Disciplinario tal como lo conocemos y las Normas Generales de Comando, que es el Régimen Interno General, sobre la base del cual se redactan  los Regímenes Internos Particulares, como el que existe por ejemplo aquí y en otras unidades.

Esa es la historia, nosotros no nos pusimos a esculcar, a ver de donde salían teorías sino que si ustedes se llaman a examinar con cuidado y toman los Estatutos del Partido, ustedes encontrarán que lo que se expresa aquí ideológica y políticamente traducido al lenguaje militar, es exactamente lo mismo, eso fue lo que hicimos, para qué nos íbamos a inventar otro Estatuto, si ya lo tenemos elaborado hace tantos años ? Para que nos vamos a inventar unas normas de vida, distintas a las normas de vida que hemos sustentado hace muchísimos años. Lo que había que hacer era tomarlo ya elaborado en el proceso histórico nuestro y verterlo con una concepción distinta, con una concepción militar, para una organización militar y esa es toda la historia.

Cuando uno comienza como ustedes mismos, pónganse a pensar: tenemos una Escuadra, en la Escuadra el primer mando es el comandante de la Escuadra y su segundo al mando, ahí no se ve ningún organismo. En la Guerrilla hay el comandante de Guerrilla y el reemplazante de la Guerrilla, pero resulta que por ahí están el comandante y el reemplazante de las dos Escuadras, no se les va pareciendo eso a un mecanismo?, aquí es el nacimiento, es el momento de partida, lo encontramos propiamente en la Guerrilla y pasen ustedes a la Compañía.

¿Saben lo que ocurre en la Compañía? Ya no se encuentran con el primer mando y el segundo, sino con el Comando de la Compañía, ¿a qué se les parece ese Comando de Compañía? Y entre otras cosas, ¿de cuánta gente es el Comando de Compañía? ¿Cuántas Escuadras hay? Cuatro, entonces son cuatro comandantes, y el comandante y el reemplazante de la Compañía y se puede tomar un hombre y queda un Comando de 7 hombres, eso es lo que aquí llamamos  el primer Organismo Político Militar. ¿A qué se les parece ese Comando? ¿A qué organismo intermedio de dirección en la política? A un Comité de Radio, entre otras  cosas porque es de por lo menos siete compañeros, no está cojeando por ninguna parte, no, que aquí es de tres porque el compañero fulano de tal se fue para Bogotá, eso se dice allá en la vida civil, aquí no, porque si se va inmediatamente lo reemplazan, ese mecanismo político-militar es de carácter permanente, no puede disolverse, esa es una de las características de esa estructura de orden político aquí. ¿En la columna qué ocurre?,  pues claro, se parece a un Comité de Zona, con la circunstancia de que es más grande que el propio Comité de Zona, es más permanente, más estable absolutamente en todo. Y qué ocurre con el Estado Mayor de Frente?

Bueno, de pronto esto es siempre complicado, de pronto no es tan fácil y probablemente hace falta conversar mucho de estas cosas.

Nosotros no nos pusimos a inventar cosas, una organización muy especial, porque la tenemos, para qué nos vamos a inventar otra ? Sino traducir todo ese concepto al lenguaje militar y ponerle nombre militar ; por eso es que andan por ahí medio chiflados, los que creen que nosotros nos hemos equivocado y seguramente por algo que nos ocurre a nosotros en la mente no hemos nombrado los Comisarios Políticos.

Los Comisarios Políticos son los organismos político-militares, aquí todos somos Comisarios Políticos comenzando por Jacobo Arenas y que vengan empujando los otros.  

Ahora por la experiencia puedo decir, eso aconteció en muchos lugares, pero aconteció porque los otros movimientos no han sido lo que son las FARC, que militarmente hablando, la escuadra es al mismo tiempo célula comunista, eso no ha ocurrido en ninguna parte. Entonces si eso es así, qué papel juegan los comisarios? De pronto que les pongan los nombres de comisarios a los secretarios políticos de las células, entonces ya están si se trata de un cambio de nombre. Los comisarios políticos dirigen, es decir, son los que llevan, los que encarnan la línea política de un partido en un movimiento y resulta que aquí somos todos.

Aquí también tenemos problemas y tenemos que parar por ahí a ciertos “comisarios políticos”, entonces de pronto se manda un cuadro políticamente desarrollado a un frente y el compañero pierde el sentido político de las proporciones y como es más capaz que el comandante del Frente y que todo el Estado Mayor del Frente, se hace al poder y comienza a dirigir al Estado Mayor del Frente como si se tratara de una Escuadra, claro que todavía no ha llegado la noticia, que le diga  media vuelta, carrera mar, tenderse, pero de pronto porque así ocurren las cosas.

Aquí no tenemos porqué estar refregándonos unos a los otros en las narices la línea política. Porque eso es lo que antecede, imagínense qué haríamos nosotros si la línea política fuera otra, no tenemos otra línea, la línea del Partido es la de nosotros, pero nosotros no estamos obligados a estárnosla refregando y ha estarla escribiendo en todos los documentos, que por ejemplo : la determinación que tomó el último Pleno es el summún de la línea política del P.C. Eso no podemos decirlo, porque desde hace un tiempo se acordó, después de meter la pata durante 18 años y después hubo que convenir que siendo como somos, que siendo comunistas no tenemos porqué estarlo diciendo todo el día, para complicarle la vida al partido legal.

Así fue el otro día, le preguntaban a Manuel cuando vinieron aquí los periodistas, ¿pero usted es del partido comunista ? Manuel dijo: no, ¿porqué? Yo no soy comunista, porque los comunistas, entiendo que deben militar en un organismo y deben pagar cuotas, a mí nunca me han cobrado cuotas. Lo que pasa es que yo tengo algunas coincidencias con el comunismo - ¿cuáles coincidencias? - Dijo : es que los comunistas dicen por ejemplo que hay que hacer la reforma agraria y yo estoy de acuerdo,  una reforma educativa y yo estoy de acuerdo, que hay que hacer la reforma urbana y yo también estoy de acuerdo, y estoy de acuerdo con muchas otras cosas que dicen los comunistas. Estoy de acuerdo por ejemplo en que hay que hacerle la guerra al militarismo, estamos de acuerdo.

Entonces, si hay compañeros que aspiran a que nosotros estemos citando (. . .) conviene al partido. Porque, ¿no se fijan ? la inmensa campaña sobre la base del anticomunismo ? Eso retrotrae el proceso revolucionario, eso frena el proceso revolucionario, nosotros hemos debido de manejar las cosas distintas desde hace mucho tiempo pero no caímos en cuenta de que la confrontación, la lucha de clases en Colombia, iba a tomar las formas actuales de la guerra sucia.

Hubo un poco de discusión en el último Pleno, cuando se analizaron planteamientos y cosas muy interesantes, por supuesto, pero que hubo que rebatir  porque no cabe en el contexto  del planteamiento que tenemos que hacer en la lucha revolucionaria colombiana, pero hubo ocasión de dar respuesta no muy amplia a estas cosas. Pero de todas maneras es necesario que los compañeros empiecen a manejar estos tipos de conceptos. Aquí en realidad hay una limitación, es decir se ve clara la limitación, pero no la limitación porque no existan los organismos intermedios de dirección, porque si uno va, un poco profundo, a analizar estas cosas desde el punto de vista de lo más simple posible - es que el reflejo de la realidad es siempre simple, lo que pasa es que cuando llega al cerebro, comienza a convertirse en teoría y se le complica la vida a la gente - alguno podría encontrarse con otro tipo de fenómeno, uno podría encontrarse aquí con los fenómenos que está manejando actualmente el partido y la propia sociedad soviética, luego que, de pronto, un hombre o grupo de hombres, gente de partido se animó y se hizo un planteamiento de reformar las viejas concepciones no solo de partido, sino de la propia sociedad soviética, lo que ahora anda galopando por ahí con el nombre de la Perestroyka*, es decir, cambiar cosas, cambiar los viejos modelos, unos modelos que no están acorde con el propio planteamineto filosófico de que estamos armados los revolucionarios, 
____________________________
* Inicialmente la Perestroyka pretendió ser un cambio en el desarrollo ascendente del Socialismo en la URSS para luego convertirse en fundamento de la contrarevolución.

Particularmente los comunistas. No ven que todo cambia, todo se desarrolla, todo se modifica, todo nace, esa es la ley. Todo se desarrolla de lo más simple hasta lo más complejo, de las primeras manifestaciones del conocimiento hasta las más altas ecuaciones de la ciencia, y así es y eso está modificándose siempre y nosotros como no sabemos mucho, no manejamos esas cosas, nos quedamos en los viejos modelos y nos los aprendemos de memoria y no vemos en los nuevos modelos la representación un poco cambiada, un poco reformada de esos viejos modelos como ocurre por ejemplo cuando los compañeros no encuentran aquí a los organismos intermedios de dirección, cuando los están manejando todos los días y si no los están manejando esos mecanismos de dirección, esos mecanismos de dirección los están manejando a ellos y no lo notan, pero en realidad no se ocupan intelectualmente de este tipo de análisis sino de cosas completamente diferentes.

Como aquí existe el tipo de célula que estamos hablando, pero es que no es cualquier tipo de célula, eso hay que analizarlo en profundo, puede que haya que ver cómo se modifica, porque es que en los partidos tampoco obligan a nadie a que militen, los partidos hacen campañas publicitarias casa por casa, fábrica en fábrica, campaña dirigida hacia la búsqueda de nuevos militantes.

Por allá un Comité de Radio no puede decir por ejemplo: este barrio de hoy en adelante es comunista, no puede decirlo ; en cambio aquí si pudimos decirlo y lo dijimos y lo estamos practicando hace un cuarto de siglo. La escuadra que militarmente hablando, es la unidad mínima en las FARC, que políticamente hablando es al mismo tiempo célula, a eso hay que meterle el diente, entonces aquí, fíjense, los militantes del Partido no andan buscando a ver que compañero ingresa. Que Lenin dijo esto y FARC, y que se yo, y el marxismo es aquí así, la lucha de clases (. . .) nosotros los combatientes (. . .) para ganárselo, para llevarlo a militar a una célula o a un círculo de estudio, para volverlo Comunista, aquí nadie se ocupa de eso, porque no hay que hacerlo, a ver ¿dónde ? Si acaso colabora para que otros que no tengan el mismo desarrollo intelectual, lo obtengan allá en la célula, no más, porque ahí estamos todos, ahí vamos a estar quien sabe cuánto tiempo, hasta que le encontremos una fórmula distinta.

El otro día, con un compañero que estabamos hablando, dije: vaya pruebe compañero, eso es probando, vaya a un frente y póngase a mirar en fila la gente y diga: usted sirve para el partido, usted no y saque, vaya sacando la gente, haber que pasa, a la gente de aquí va a costar mucho trabajo sacarla de la célula. La cuestión en la célula..., a nosotros nos aconteció un caso de esos, exactamente en Marquetalia, cuando no se había hablado de esto, cuando no habíamos dicho todavía que la  Escuadra era al mismo tiempo célula, cuando no habiamos dicho eso, por allá llegaron unos compañeros guerrilleros a informarnos que : “Por allá andan unos vagabundos escondidos, el domingo pasado también los vimos y esta vez se demoraron como dos horas y volvieron diciendo : que yo... y que tal, y que sé yo, ¿no será que esos son agentes del enemigo?” Entonces el camarada Marulanda les dijo : pues no, no son agentes del enemigo, son los compañeros de la célula. Allí existía la célula y tenía que reunirse clandestinamente para que no los vieran los demás guerrilleros. ¿A ustedes les parece que eso está bien?, ¿que eso sería lo mejor?

Eso no era lo mejor, probablemente hubo que comenzar así, pero eso no es lo mejor, eso es lo peor, lo contrario, es lo que caracteriza a los partidos que no son de masas, los partidos de masas son otra cosa y los partidos de masas (no se puede meter eso en una formulación teórica, que los partidos de masas lo son porque unos conductores tienen mucho ascendiente y mucho carisma en las masas y eso determina que los partidos sean partidos de masas,  eso no es cierto, eso es una especulación), los partidos de masas, comenzando porque tienen que ser partidos grandes que estén vanguardiando la lucha de la clase obrera y de las capas intermedias de una población, eso se llama partido de masas, aquí este partido se parece a un partido de masas, y cómo no va ha parecerse a un partido de masas si es que somos nosotros los integrantes de ese partido. Otra cosa que la célula nuestra albergue muchísimos defectos, porque no le hemos dedicado el tiempo suficiente a darle una verdadera estructura de organismo político a esa escuadra, que cuando se reuna asuma las funciones de la célula revolucionaria, ese es el problema, pero es un problema completamente distinto.

Entonces ahora, en  el último Pleno, haciendo un resumen de ese tipo de discusión, que fue muy bueno, la novena conclusión dice lo siguiente : “Alistarnos para las nuevas confrontaciones”,  es decir para lo que viene, es sacudirnos de rezagos contrarrevolucionarios  que existen aquí entre nosotros mismos. Sacudirnos de la infiltración del enemigo. Restablecer principios partidarios  donde quieran aquellos hayan sufrido mermas por la acción ideológica del enemigo. Hacer que la célula fariana siendo un organismo eminentemente político, asuma a plenitud su función militar. Las nuestras son células militares porque no están integradas por civiles sino por guerrilleros. Hacer que el reflejo de la realidad partidaria vigile la conducta de todos, incluidos los mandos, todos los mandos de las FARC.

Es el resumen de un análisis que hubo que abocar en el Pleno, respondiendo  por qué no existían aquí en las FARC los comisarios políticos? Entonces cosa completamente distinta es que la célula fariana no asuma a plenitud los derechos que le corresponden como ese tipo de organismo político, y se ponga a hacer las cosas que no tiene que hacer, para lo que no está formada ese tipo de célula.

Resulta que por allá en unos Frentes se inventaron, yo no se hasta cuando, de este Pleno para adelante comienza a enderezar y comienza a legislar a dar por allá nuevos conceptos que fueron prendiendo en la mente de muchísima gente, la célula decían se ocupa sólo de orden político. Probablemente eso es desarrollando la idea de que la célula cuando debe sancionar, su sanción es política y no militar, probablemente porque nosotros de todas maneras, aun cuando seamos este tipo de organización militar, vivimos en la sociedad colombiana y actuamos en ella y si nosotros queremos que la sociedad colombiana  reciba el influjo ideológico de nosotros como revolucionarios, nosotros de alguna manera estamos recibiendo el influjo ideológico burgués, de eso no cabe la menor duda.

Entre otras cosas porque estamos ahí, por eso pasan cosas y por eso probablemente no hacemos uso correcto de semejante tipo de mecanismo político que tienen las FARC y por eso probablemente comenzó aconsejarse, a orientarse, para limitar la actividad de la célula, porque la célula es política pero tiene que ocuparse en concreto de lo suyo. Uno se pone a pensar por ejemplo, para hacer simple el planteamiento: ¿De qué se ocupará la célula de los obreros de Bavaria ? ¿De los problemas de los cultivadores de arroz de Vietnam ? o ¿de qué, en concreto? La célula de Bavaria tiene que ocuparse de los problemas de los obreros de Bavaria, de su fábrica. Si se ocupa de otra cosa, esa célula no cumple su función. La célula del campo enclavadas en las organizaciones campesinas, tienen que ocuparse de los problemas de los campesinos, y no de los problemas de los intelectuales por ejemplo. Lo mismo nosotros, si esta es una célula organizada con guerrilleros farianos, entonces lo que tienen que estudiar, lo que tienen que encarar siempre son los problemas militares. Aquí todavía no ha llegado la conclusión de una célula que diga : hay que completar el planteamiento estratégico de las FARC, aquí llegan las conclusiones de las células es diciendo otras cosas: que Jhon Jairo es muy grosero, que el Secretariado llame a Jhon Jairo, que la compañerita fulana de tal le dijo al otro, que no le dijo, que se acabó el jabón. Pero yo no he oído una conclusión que diga la célula ; cómo hacemos para que llegue al cerebro nuestro bien explicado, por ejemplo el gran planteamiento de la estrategia militar fariana o de las simples conclusiones de un Pleno. Todos los compañeros se contentan porque aquí alguien les de un informe y digan este es el resumen del Pleno y todo el mundo queda feliz. Porque todos los compañeros no hacen que su célula se ocupe de su función específica, que es una función militar.

Entonces se ocupa de otras cosas; de lo demás tienen que ocuparse los mandos, porque para eso son los mandos. Igual que la célula de Bavaria que no se ocupa de los trabajadores de Bavaria, puede estar aconteciendo con  nosotros.

Células que no se ocupen de los problemas militares. Yo creo que aquí tenemos nosotros urgentes problemas militares, aquí entre nosotros entre la guardia del Secretariado y nosotros mismos, y entonces cuánto tiempo le dedica la célula a este tipo de análisis. No es que la célula no se ocupe por ejemplo de ver la conducta de los compañeros, las violaciones del Reglamento, las violaciones del Estatuto del Guerrillero, las violaciones de los Estatutos de Partido, las violaciones de una serie de normas que rigen nuestra vida interna. No, pero es que al mismo tiempo se ocupe de su función específica que es de orden militar. Entonces cuando comencemos a hacerlo vamos a encontrar que sí tiene vigencia aquí el Partido.