DIALOGOS   -   MUJERES    EnglishPortuguesItaliano
DIALOGOS DE PAZ   -   MUJERES    EnglishPortuguesItaliano

Conferencia Nacional de Guerrilleros

Máxima instancia de las FARC-EP

Estatuto de las Milicias Bolivarianas

* Octava Conferencia Nacional de Guerrilleros

Para encarnar en la práctica mandatos del Estado Mayor de las FARC-EP, se pone en vigencia el presente Estatuto de las MILICIAS BOLIVARIANAS que unifica diversos criterios existentes en relación con el Movimiento Nacional de Milicias Bolivarianas, tanto en el campo como en la ciudad, conforme a las siguientes formulaciones obligatorias para las organizaciones de Milicias y para todos los integrantes de las mismas.

CAPITULO I

ARTICULO   1°

Las Milicias Bolivarianas son una organización militar donde caben todas las personas cuya integridad física e intereses sean amenazados por la represión reaccionaria, La guerra sucia y sus funestas secuelas. 

ARTUCULO 2º

Las Milicias Bolivarianas se organizan en todas las áreas de los Frentes de las FARC y donde aquellos tengan influencia, para la defensa de la vida y los intereses de la población urbana y rural.

ARTICULO   3°

Las Milicias Bolivarianas están bajo la dirección  inmediata de los Estados Mayores de los Frentes de las FARC, del Estado Mayor Central, de los Plenos del Estado Mayor y de las Conferencias Nacionales de las FARC-EP.

CAPITULO  II

ESTRUCTURA DE LAS MILICIAS BOLIVARIANAS

ARTICULO   4°

Las Milicias tienen la siguiente estructura organizacional y de mando :

  1. Las Milicias tienen como base grupos de 5 a 10 milicianos con su primero y segundo al mando.
  2. Cada 10 milicianos constituyen una Escuadra ;
  3. Tres Escuadras forman un Rombo de Escuadras ;
  4. Cuatro Escuadras forman un Pelotón ;
  5. Cuatro Pelotones forman una Compañía ;
  6. Cuatro Compañías forman un Batallón: Todos estos escalones con sus primeros y segundos al mando y sus comandos de dirección político-militar.

ARTICULO   5°

Los mandos de las Milicias Bolivarianas los designan los Estados Mayores de los Frentes y en definitiva los aprueba el Estado Mayor Central de las FARC.

ARTICULO   6°

Los escalones de Milicias disponen de dos tipos de reuniones : Uno para estudiar, discutir y acordar tareas relacionadas con la situación del lugar :política, económica, social y cultural, etc., y el otro para cuestiones de orden militar.

CAPITULO III

ARTICULO   7°

Para ser miembro de las Milicias Bolivarianas  se requieren los siguientes requisitos :

  1. Ser recomendado por una persona de confianza en la región.
  2. Ser persona honesta y normal .
  3. Ser mayor de 16 años y menor de 30 años.
  4. Tener una posición clara de defensa de los intereses populares,  de la vida, la familia y el bienestar colectivo.
  5. En las Milicias Bolivarianas no caben traficantes o consumidores de drogas  heroicas, ni ladrones, ni comerciantes inescrupulosos, ni confidentes o informantes del enemigo, ni gente licenciosa o inmoral.

 ARTICULO   8°

Las Milicias Bolivarianas no hacen discriminación política, ni religiosa, ni de clase, excepción hecha de latifundistas, capitalistas reaccionarios, militaristas y organizaciones o personas al servicio del enemigo.

ARTICULO   9°

Los miembros de las Milicias Bolivarianas se comportarán en su vida política y privada de manera que realcen el prestigio del Movimiento Revolucionario, siendo  contrario a lo establecido en este Estatuto el uso exagerado de bebidas embriagantes, los negocios tramposos con los compañeros milicianos o de las masas, el mal trato para con las mujeres, los ancianos y los niños, el menosprecio al movimiento de masas o las organizaciones democráticas y revolucionarias.

ARTICULO   10°

Los milicianos y sus organizaciones están obligados a prestar su solidaridad a la población cuando enfrente calamidades, o frente a agresiones del enemigo y frente a diversos fenómenos que pueden surgir en el proceso de la lucha de clases.

 

CAPITULO IV

DE LA DISCIPLINA

ARTICULO   11°

Para asegurar la unidad, la eficacia en todos los aspectos, la serenidad y la responsabilidad de los milicianos en todos sus escalones, son indispensables normas disciplinaras de obligatorio cumplimiento y cuyas violaciones justifican sanciones.

ARTICULO   12°

La disciplina de las Milicias es férrea pero conciente y están obligados a acatarla  sin reticencia todos los integrantes del movimiento de Milicias tanto en escala veredal, regional, y nacional partiendo de que las Milicias Bolivarianas son parte integrante y fuerza de esencial  significacíón del movimiento revolucionario y comienza con el acatamiento, de mandos y subordinados y sus escalones, de este Estatuto, del Reglamento de Régimen Disciplinario y de las Normas Internas de Comando o normas generales sobre las que se elabora el Régimen Interno Particular de cada escalón de las Milicias ; los planes de trabajo de orden veredal, regional y nacional, las disposiciones y lineamientos político-militares de los organismos superiores.

ARTICULO   13°

Son delitos que justifican sanción disciplinaria los siguientes :

  1. El asesinato de compañeros milicianos o de las masas .
  2. La violación de mujeres.
  3. El robo o desfalco de los dineros de las organizaciones milicianas, del movimiento de masas o de las organizaciones revolucionarias.
  4. La colaboración conciente con el enemigo.
  5. La delación.
  6. El fraccionalismo o cualquier otra forma de actividad que atente contra la unidad de la organización miliciana, de las organizaciones políticas revolucionarias, progresistas o de clase y sus aliados.
  7. La infiltración o daño consciente de armas y demás dotación de las Milicias.

ARTICULO   14°

Las sanciones por la clase de delitos de que trata el artículo 13 son :

  1. Delitos sin atenuantes: Consejo se Guerra conforme al Reglamento de Régimen Disciplinario de las FARC.
  2. Delitos con atenuantes: Sanción disciplinaria consistente en determinado trabajo material concreto, degradación si es mando y expulsión de las Milicias y de la región y comunicación de la sanción a todas las organizaciones revolucionarias regionales y nacionales.
  3. Cuando medien otras circunstancias o móviles, las organizaciones milicianas por medio de resoluciones señalarán las variantes de sanción que cada caso requieran.

ARTICULO  15°

Son faltas graves con calidad de delitos de segunda instancia :

  1. El intento de homicidio en compañeros milicianos, del movimiento de masas o de las organizaciones revolucionarias.
  2. El robo a particulares.
  3. El tráfico o uso de estupefacientes.
  4. La extorsión y el chantaje.
  5. La colaboración involuntaria con el enemigo.
  6. La calumnia.
  7. La inmoralidad y toda práctica o manifestación contraria a las costumbres sanas de la población.

ARTICULO   16°

Las sanciones de que trata el articulo 15º son :

  1. Crítica pública y autocrítica de parte del sancionado.
  2. Compromiso del sancionado a reparar los daños causados y corregir su conducta ; imposición de tareas prácticas que tiendan a la formación política del sancionado.
  3. En caso de reincidencia : Expulsión del movimiento de Milicias y comunicación de la sanción a todas las organizaciones revolucionarias.
  4. Cuando medien otras circunstancias o móviles, los escalones de Milicias por medio de resoluciones señalarán las variantes de sanción que cada caso requiera.

ARTICULO   17°

Son faltas leves las que se cometen sin intención de causar daño al movimiento de Milicias, a las organizaciones revolucionarias,  de masas, o a las personas, y cuya calificación corresponde a los escalones de las Milicias que sancionarán  con llamados de atención, crítica en el organismo de que haga parte el infractor,  autocrítica por parte del infractor y compromiso de corregirse. Si luego hubiere reincidencia se sancionará al tenor de falta grave.

CAPITULO V

DE LOS DEBERES Y DERECHOS DE LOS MILICIANOS

ARTICULO   18°

Deberes fundamentales del miliciano son su lucha por la preservación y fortalecimiento de la unidad del movimiento revolucionario, su posición firme y consecuente en la defensa de los intereses populares, su interés en inculcar en las masas conciencia de lucha, de solidaridad y compañerismo, interpretar correctamente las inquietudes de las masas y mostrarse ante ellas como su representante velando por su mejor estar y expresando profundo respeto y cariño a las masas ya que el miliciano es carne de su carne y hueso de sus huesos y las masas deben recibir su solidaridad, su espíritu humanista y su compañerismo.

ARTICULO   19°

Derechos fundamentales del miliciano son la libertad  que tiene de expresar su pensamiento en las reuniones de su organización, derecho a ser oído atentamente, derecho a que sus opiniones sean tenidas en cuenta para ser encarnadas en el trabajo práctico en los escalones correspondientes conforme al poder inteligente de quien expresa ideas sanas en beneficio de la causa, derecho a ser elegido a puestos de mando, representación o designado en la comisión de diversas tareas milicianas, derecho a recibir la solidaridad del movimiento de milicias cuando la necesite y a requerirla para quien en su concepto la necesite y la merezca.

ARTICULO   20°

A las Milicias Bolivarianas además del presente Estatuto las rigen en su actividad práctica el Reglamento de Régimen Disciplinario y las Normas Internas Generales de Comando y las normas internas particulares de cada escalón de las Milicias, así como el Plan Nacional y local de Milicias, documentos de obligatorio estudio y asimilación de todos los milicianos.

ARTICULO   21°

Los mandos de las Milicias Bolivarianas asumen responsabilidades graduales y mayores y han de responder ante los organismos superiores de la organización política, la educación y la preparación militar de los milicianos de base, así como de las tareas prácticas que emanen del Estatuto, del Reglamento de Régimen Disciplinario, las Normas Internas y los planes nacionales, regionales y veredales de las Milicias.

ARTICULO   22°

El presente Estatuto no puede ser cambiado o modificado sino por los Plenos del Estado Mayor Central y las Conferencias Nacionales de las FARC-EP.

ESTADO MAYOR DE LAS FARC-EP

Mayo de 1989