DIALOGOS   -   MUJERES    EnglishPortuguesItaliano
DIALOGOS DE PAZ   -   MUJERES    EnglishPortuguesItaliano

Hablando Claro

Editoral FARC-EP
Publicado en la categoría: Hablando Claro
Martes, 23 Diciembre 2014 13:34

La masacre de Amalfi y otros crímenes

Escrito por 
Tu votación
(0 votos)
0
2
0
s2smodern
powered by social2s

En los casos en que haya que matar guerrilleros ubicados entre la población, resulta más conveniente matar con ellos a todos los civiles que los acompañan.


El señor Defensor del Pueblo, José Armando Otálora, al referirse unos días atrás a la masacre perpetrada en la zona rural de Amalfi contra siete personas inermes, advirtió que la institución que él encabeza mantendría una comisión permanente en ese municipio, hasta tanto se obtuvieran algunas conclusiones sobre lo que había ocurrido realmente allí, así como para averiguar sobre el paradero de una niña que había sobrevivido y que se hallaba desaparecida.

En el nordeste antioqueño, zona minera, opera el Cuarto Frente de las FARC-EP, perteneciente al Bloque de Magdalena Medio. Uno sus integrantes, Yirman, solicitó permiso a la dirección de Frente para traer de la ciudad una hija que había tenido años atrás y a la que solamente muy de cuando en vez tenía oportunidad de ver. La autorización le fue conferida y la visita se organizó apoyándose en una familia campesina de la vereda Silencio Monos del municipio de Amalfi.

La casa en la que se efectuó la visita pertenecía a una familia campesina, y en la noche de los hechos se hallaba ocupada por el matrimonio de adultos, otra persona y una muchacha, pariente de ellos,  que hacía más o menos un mes había traído al mundo una criatura y pasaba su dieta allí. La niña de Yirman, de diez u once años apenas, había llegado en compañía de una mujer que la conocía y había hecho el favor de conducirla hasta la entrevista con su padre.

Alrededor de las dos de la madrugada, un barullo violento interrumpió el tranquilo silencio de la noche. A las voces de somos del Ejército Nacional, una tropa armada con armas largas irrumpió en la vivienda disparando sus fusiles contra los habitantes que encontró en su interior. El señor y la señora de la casa, que la habían prestado amablemente para la visita, la otra persona, la muchacha de la dieta, Yirman, su hija y la mujer que la llevó hasta allá fueron asesinados.

Siete en total, ejecutados varios de ellos con disparos en la cabeza, tal y como lo aseguran los civiles del vecindario que acudieron poco después a ver qué había sucedido. Una masacre despiadada cometida como ya es tradición, en una zona caliente, donde patrullas del Ejército recorren habitualmente las veredas en persecución y a la caza de las guerrillas de las FARC y el ELN que también operan en la región. Esas patrullas se llaman así mismas héroes de la patria.

El procedimiento empleado por los ejecutores de la matanza, recuerda mucho la táctica de comandos que vienen empleando de tiempo acá las fuerzas especiales del Ejército colombiano. De acuerdo con los estrategas y asesores, las guerrillas deben ser enfrentadas con guerrillas, con pequeños grupos especializados de tropa que obran de manera irregular en las zonas rurales, penetrando y obrando de modo clandestino a fin de conseguir sus objetivos.

Así también lograron asesinar pocos meses atrás a Eduardo, de la comisión financiera del mismo Frente, en la vereda Carrizal del municipio de Remedios, también en el nordeste antioqueño. En esa oportunidad, Eduardo llegó a la finca de un civil conocido como Babillo, ubicada en el fondo de un amplio cañón en el que dragas y mineros escarban en las aguas en busca de oro. Afuera de la vivienda, sentado sobre una larga vareta, Eduardo y su acompañante, vestidos con ropas civiles, conversaban con un grupo de mineros artesanales que les planteaban sus inquietudes. 

Una de las márgenes del caño estaba cubierta por una espesa vegetación. Desde allí provinieron de repente dos disparos que cruzaron por entre los civiles que rodeaban a los guerrilleros. El primero de ellos alcanzó a Eduardo en el pecho y lo mató instantáneamente. El segundo hirió en el abdomen a su acompañante. Campesinos y mineros, sorprendidos, se hallaron rodeados por un anillo de soldados que emergió del espeso bosque, y que los conminaba a no moverse.

Cuando la tropa que los apuntaba con sus armas y los amenazaba con sus gritos llegó hasta ellos, procedió a verificar el estado de los blancos de sus francotiradores. ¡Muertos!, exclamaron con regocijo. Algunos de los mineros se apresuraron a indicar que uno de ellos estaba vivo, cosa que uno de los soldados decidió confirmar. Al constatar que era cierto, le puso el cañón de su arma en la cabeza y le disparó. Enseguida murmuró con ironía: también está muerto, ¿vieron?

La tropa procedió a declarar que todos los allí presentes no eran más que una partida de auxiliadores del terrorismo, por lo que dispuso su captura y su traslado hacia la prisión en los helicópteros de apoyo que se aproximaban. Toda la comunidad de los alrededores se levantó entonces como un solo hombre para oponerse a que se llevaran a sus familiares. Llamaron a los Derechos Humanos, distintas entidades públicas y personalidades hasta hacer valer su propósito.

Así que la tropa, a regañadientes, terminó por llevarse en los helicópteros únicamente los cuerpos de los dos guerrilleros muertos. Nadie se había percatado de la presencia de los uniformados, que penetraron amparados por las sombras y se emboscaron con secreto absoluto entre la montaña aledaña a la zona de trabajo minero. Su objetivo de matar dos guerrilleros fue alcanzado, pero el de afectar con represión y cárcel a la población civil no le fue posible.

Salta a la vista la conclusión del mando militar. En los casos en que haya que matar guerrilleros ubicados entre la población, resulta más conveniente matar con ellos a todos los civiles que los acompañan. Al fin y al cabo se trata de auxiliadores de los terroristas, de enemigos a los que se saca del medio de una vez. Sin importar su edad, sexo o condición. Son las verdades que jamás verán la Defensoría del Pueblo, la Procuraduría o la Fiscalía, empeñadas en mirar hacia otro lado.

Montañas de Colombia, 23 de diciembre de 2014.

Comunicados FARC-EP

Editorial

Si preguntan por la libertad, les hablaremos de Jorge Briceño

21-09-2016 FARC-EP

Jorge Briceño (Víctor Julio Suárez Rojas) nació en Cabrera... Leer más〉

Bloques y Frentes

Guerrillerada de FARC-EP agradece a Fidel apoyo decidido por la Paz de Colombia

03-12-2016 Unidad Pablo García de las FARC-EP

Desde uno de nuestros pre-campamentos por la paz, lamentamos la desaparición f&ia... Leer más〉

La pluma de Gabriel Ángel

¿Quién Está Asesinando Líderes Políticos Y Sociales?

14-01-2017 Gabriel Ángel

El 10 de enero, en horas de la mañana, José Yílmer Cartagena &Uacut... Leer más〉

▶ Actualidad con NCNoticias

Orden Público

Unidades de las FF.AA amenazan con atacar unidades del frente 29

El ejercito que está en Ricaurte y continuan hacia nuestra dirección, han ...