DIALOGOS   -   MUJERES    EnglishPortuguesItaliano
DIALOGOS DE PAZ   -   MUJERES    EnglishPortuguesItaliano

Hablando Claro

Editoral FARC-EP
Publicado en la categoría: Hablando Claro
Miércoles, 21 Septiembre 2016 23:37

Si preguntan por la libertad, les hablaremos de Jorge Briceño

Escrito por  FARC-EP
Tu votación
(5 votos)
0
2
0
s2smodern
powered by social2s

No traicionaremos los sueños de justicia de la Colombia que clama por la paz con justicia social, ni la memoria  de los miles de muertos, ni a las víctimas  de las innumerables tragedias que ha ocasionado esta cruenta guerra


Si preguntan por la libertad, les hablaremos de Jorge Briceño

Jorge Briceño (Víctor Julio Suárez Rojas) nació en Cabrera, Cundinamarca el 2 de enero de 1953. Fue un joven alegre y jovial  cuya vida  contrasta radicalmente con la creada y difundida  tiempo después por centrales de inteligencias extranjeras y nacionales que, por miedo a su ejemplo, intentaron acusarlo de todo lo divino y lo humano. Hoy su verdad derrota nuevamente la calumnia.  

Hijo de líderes campesinos y agrarios solicitantes de tierras tras la época de la violencia, su infancia trascendió entre reivindicaciones, pobreza y la violencia estatal contra colonos y habitantes del campo, característica de las décadas del 50 y 60 del siglo XX. Ingresa a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia Ejercito del Pueblo (FARC-EP), al entender que esa violencia contra campesinos y trabajadores de la ciudad, solo pararía con el aniquilamiento físico; consecuencia directa de la implementación doctrinaria de la Seguridad Nacional que se enmarcó en la “lucha contra el comunismo” desarrollada por Estados Unidos en América Latina. 

Para los gobiernos de la época en que nació, cualquier reclamo de justicia e igualdad social era entendido como subversivo y combatido como tal con tácticas de guerra. Esto quedó ejemplificado en la persecución y muerte soportada por el campesinado en medio de los procesos agrarios liderados tras la promulgación de la Ley 200 de 1936, al igual que pasara con los trabajadores de la ciudad tras las reivindicación de sus derechos laborales. La muerte de Jorge Eliecer Gaitán y la violencia contra campesinos liberales y socialistas, agudizó la crisis social y originó la confrontación política y militar, donde miles de colombianos decidieron tomar las armas para defender su vida, sus derechos y sus tierras. 

Una resumida historia de los orígenes de las FARC-EP, es también un recuento de la vida de Jorge Briceño quien como tantos otros hombres, hijos de campesinos, debió  empuñar un arma para la defensa de sus vida y sus ideas. Con el paso del tiempo, está lucha trascendió a reivindicaciones mayores  encaminadas a construir una sociedad sin injusticias, combatiendo la represión de las elites políticas y económicas nacionales; las mismas que ya habían traicionado a Bolívar en los inicios de la vida republicana. 

Ya como guerrillero de las FARC-EP, la alegría y disciplina revolucionaria de Jorge Briceño, acompañada de su vocación por seguir el ejemplo Ernesto Guevara,  le valieron la confianza de Manuel Marulanda Vélez y Jacobo Arenas, con quienes estudió teoría política y revolucionaria, así como táctica y estrategia de guerra de guerrillas.  De Arenas y Marulanda, el joven Jorge Briceño, aprendería el don de mando con el que fue conocido después como comandante. 

La Octava Conferencia Guerrillera en 1993 lo elige como miembro del Secretariado del Estado Mayor Central de las FARC-EP. Ya en ese cargo, el Comandante Jorge Briceño se convierte en uno de los principales motores revolucionarios desarrollando, junto a Manuel Marulanda Vélez, el plan estratégico guerrillero denominado Campaña Bolivariana por la  Nueva Colombia.

La labor más importante asumida en este tiempo, fue el ajuste de planes y  estructuras de mando, así como la restructuración para del buen funcionamiento de las direcciones. El “Mono Jojoy” como le habían puesto de cariño en la guerrillerada, se echó al hombro la escuela nacional de cuadros  Hernando González Acosta, siendo su máxima preocupación  la formación de los nuevos comandantes.

De la guía del “Mono”, junto a Manuel Marulanda Vélez y el Secretariado, las FARC-EP logran un desarrollo estructural y una sofisticación técnica que la lleva a convertirse en las fuerza guerrillera más importante del mundo, con capacidad operacional el todo el territorio colombiano y un despliegue de cuadros políticos contado por miles en campos y ciudades. 

“Jamás hemos proclamado el principio de la guerra por la guerra, ni asumido esta lucha como algo personal, ya que nuestros  objetivos son los de lograr cambios profundos  en la estructura social de Colombia, que  por fin tengan en cuenta los intereses de  las mayorías nacionales y de los sectores  populares y que conduzcan al desmonte  del actual régimen político criminal, oligárquico, corrupto, excluyente e injusto, como está consignado en nuestra Plataforma Bolivariana por la Nueva Colombia.” Jorge Briceño 

Por tal razón,  por su don de mando, su disciplina revolucionaria, su cordialidad, el amor que le tenia la guerrillerada y su visión de país; la élite colombiana vio en Jorge Briceño  un enemigo formidable que les hizo pensar en la posibilidad de la derrota política y militar. Es así como sobre el “Mono Jojoy ” cae la potencia y la furia de los aparatos de propaganda oficial, construyendo una imagen de bárbaro sanguinario culpable de cuanto delito o crimen se produjera en el país. 

Fue esa también la razón para que al enterarse de sus dificultades de salud y movilidad, llovieran sobre su “cambuche” más de cinco toneladas de bombas proporcionales al miedo que causaba en los ricos y poderosos la fuerza de sus ideas y su accionar revolucionario. 

Como todos los miembros de las FARC-EP, el “Mono” fue un convencido de una solución política al conflicto armado que impidiera la muerte de miles de colombianos combatientes y civiles. Desafortunadamente, a pesar múltiples solicitudes de paz, la insurgencia y el movimiento social encontraron siempre una negativa gubernamental que no veía con buenos ojos la propuesta de desarrollar reformas profundas en la sociedad, como forma efectiva de terminar la confrontación.  

“El futuro de Colombia no puede ser el de  guerra indefinida, ni el de expoliación de las riquezas de la patria, ni puede continuar la vergonzosa entrega de nuestra soberanía at la voracidad de las políticas imperiales del gobierno de los Estados Unidos; nosotros estamos en mora de sentarnos a conversar en serio para dirimir nuestras diferencias, mediante el intercambio civilizado de opiniones hacia la solución definitiva de las causas políticas, económicas y sociales generadoras del conflicto interno, para bien de las futuras generaciones de compatriotas ” Jorge Briceño 

Toda negativa vino acompañada de propaganda bélica y de odio que asegurara el ocultamiento de las verdaderas intenciones que impedían la paz. Transformar el campo; garantizar participación política y lucha contra la corrupción; mejorar la salud y la educación; así como combatir el fenómeno paramilitar, fueron ocultados tras una falsa falta de interés insurgente y auto atentados que evitaran, no solo el conocimiento de la verdad por parte de la población, sino también que garantizara la mala imagen del movimiento revolucionario debido a sus “actos de terror”. 

 “No traicionaremos los sueños de justicia de la Colombia que clama por la paz con justicia social, ni la memoria  de los miles de muertos, ni a las víctimas  de las innumerables tragedias que ha ocasionado esta cruenta guerra, declarada por la oligarquía al pueblo desde hace más  de 50 años.” Jorge Briceño

Tras su desaparición física el 22 de septiembre de 2010 en La Macarena, departamento del Meta, la élite colombiana creyó derrotar a las FARC-EP como si se tratara de cualquier organización criminal. Los titulares de la “gran prensa” anunciaron el fin de la guerrilla a la que describieron como acorralada y en huida por la selva. Pareciera que olvidaron que se trataba de un partido revolucionario en armas – con organización, cuadros reemplazantes y un numero gigante de militantes armados y civiles – poseedor de un proyecto político, reivindicaciones históricas y base social; también pareciera que olvidaron que esa organización y ejemplo eran la imagen viva de Jorge Briceño, “El Mono Jojoy”, y que las convicciones revolucionarias no pueden ser derrotadas jamás. 

 


URL Corto: is.gd/AJ91iQ

Comunicados FARC-EP

CONVOCATORIA PARA ACREDITACIÓN DE PRENSA CONGRESO NACIONAL DE LAS FARC-EP

14-08-2017 Dpto. Comunicaciones FARC-EP

El Congreso Nacional se realizará del 27 agosto al 01 de septiembre en la ciudad ... Leer más〉

Editorial

Otra vez el Alto Comisionado de Paz

13-04-2017 Timoleón Jiménez

A fines del mes de marzo, el Comando de Dirección de las FARC-EP en el PTN &ldquo... Leer más〉

Bloques y Frentes

Mi experiencia en la Unidad Nacional de Protección

05-08-2017 Angelmiro López Pabón

Sentí orgullo cuando la dirección de la unidad a la que pertenecía... Leer más〉

La pluma de Gabriel Ángel

De la larga guerra al nuevo partido

19-08-2017 Gabriel Ángel

Tres meses después de ingresar a las FARC, se nos concentró a los nuevos e... Leer más〉

▶ Actualidad con NCNoticias

Orden Público

Unidades de las FF.AA amenazan con atacar unidades del frente 29

El ejercito que está en Ricaurte y continuan hacia nuestra dirección, han ...

Desde las prisiones

Carta Abierta De Los Presos Políticos De Las FARC-EP Al Camarada Simón Trinidad, Prisionero En Cárceles Del Imperio Yankee.

No sabemos si nuestra condición nos permite una sensibilidad diferente a la que p...