DIALOGOS   -   MUJERES    EnglishPortuguesItaliano
DIALOGOS DE PAZ   -   MUJERES    EnglishPortuguesItaliano
Publicado en la categoría: La Pluma de Gabriel Angel
Domingo, 29 Mayo 2011 21:44

Los 47 años en un campamento de las FARC

Escrito por 
Tu votación
(0 votos)
0
2
0
s2smodern
powered by social2s

Mientras los medios repiten agigantado el discurso oficial que nos presenta como la quintaesencia del odio y la barbarie, las dulces muchachas y los sonrientes muchachos que celebran aquí un aniversario más de su lucha, juran repetidamente vencer, convencidos  de lograrlo y animados por el más noble altruismo.


Si algún espectador externo pudiera estar presente y luego contar de lo que fue testigo, comenzaría por describir el acogedor ambiente logrado por los guerrilleros al interior de su aula. Retratos gigantes de Manuel Marulanda, Jacobo Arenas y el Mono Jojoy indican de entrada quiénes son los ídolos aquí, al tiempo que los colores amarillo, azul y rojo que se mezclan con ingenio en la ornamentación alegre y cuidadosamente elaborada el día anterior, dan cuenta del arraigo patriótico que liga a los integrantes de las FARC con Colombia.

El día comienza con una sonora alborada de música revolucionaria que se encarga de despertar la muchachada. Tras la habitual rutina de seguridades, la gente concentrada en el aula festeja con un brindis ofrendado por su Comandante el cumpleaños número 47. Un desayuno especial, con el infaltable tamal tolimense que institucionalizó el viejo Manuel para estas fechas, también preparado con amor por manos guerrilleras, antecede al acto solemne que comienza media hora después con la lectura del orden del día y las consignas voceadas enérgicamente por todos los presentes. 

Llegado el momento, los versos cortos y sentidos del himno de las FARC brotan emocionados de los labios de los combatientes. Con justicia y verdad, junto al pueblo ya está, con el fuego primero del alba, la pequeña canción, que nació en nuestra voz, guerrillera de lucha y futuro… Parece increíble, las varias decenas de voces que  con su mirada limpia elevada al cielo entonan en posición firmes el himno de la organización revolucionaria, pertenecen a seres reales, son colombianos jóvenes de ambos sexos, no son creaciones del cine o la televisión, y  cuentan con compañeros en centenares de campamentos dispersos por todo el país, que celebran con ellos quizás a la misma hora, el honor que significa llamarse guerrilleros de las FARC-EP. 

Honor que cuesta. Por cuanto estar allí implica haber enfrentado con éxito las miles de brutales operaciones enemigas de exterminio. Y estar dispuesto a enfrentar otras tantas con la certeza de salir triunfantes. 

Vienen las palabras de los comandantes. Pausadas o vibrantes de acuerdo con el carácter de cada uno, haces luminosos que inyectan de moral y energía los espíritus guerreros que las escuchan atentos y expectantes. Vivas entusiastas se desprenden a cada instante del colectivo. A Manuel, a Jacobo, al Mono, a las FARC, al Partido Clandestino, a las milicias bolivarianas.

El recinto hierve de fe revolucionaria. Algo que jamás podrán comprender los estúpidos analistas de la guerra colombiana, trabajadores a sueldo de los servicios de inteligencia militar y policial que a su vez sirven a los intereses de la casta dominante, sin reparar mediana y objetivamente en la reveladora realidad de la confrontación.

Llega el turno de la guerrillerada. Sus ponencias enaltecedoras que reiteran la decisión de luchar hasta el final por la nueva Colombia, la Patria Grande y el Socialismo. Que recuerdan a los compañeros caídos, que rinden homenaje a quienes se hallan en poder del régimen, que saludan conmovidas la firmeza de Simón, Sonia e Iván en las mazmorras del imperio, que destacan el heroísmo de los marquetalianos y la vileza de los asesinos de la Unión Patriótica, que condenan el hedor que despide el uribismo corrupto,  que denuncian la demagogia hipócrita de la corte santista, que expresan el compromiso de continuar más allá de la victoria.

Cantos de revolución brotan por turnos de la garganta de los guerrilleros. Música de la costa atlántica, de los llanos orientales, del viejo Caldas, de los andes montañosos. Grupos de danzantes vestidos con trajes multicolores que las manos diestras de las muchachas han cosido recurriendo a cualquier cosa, se suceden con bailes típicos de piezas folclóricas atravesadas por letras rebeldes grabadas en algún estudio clandestino. Hay mucha gente de ingenio creando temas y ritmos movilizadores, que se cuelan con astucia por entre el entramado de alienación que los mercaderes de Miami intentan imponer al país como cultura.

Y que los guerrilleros de las FARC apoyan y promueven. Lo prueban las coreografías que montan para representar ante el público sus mensajes.

En el Bloque Oriental es prolífica la producción de poemas llaneros. Los guerrilleros los incluyen en su acto, cantándolos o recitándolos acompañados por guitarra y cuatro.

Tras todo lo cual viene la obra de teatro. Creación colectiva que representa la historia de los 47 años de lucha de las FARC.  Y que despierta aplausos, risas, gritos de admiración y hasta lágrimas de sentimiento. Aunque ningún medio se atreva a referirse a la celebración de un aniversario más del ataque contra Marquetalia ocurrido en mayo de 1964, existe en el país toda una religión en torno a tal acontecimiento. Miles de colombianos ocultos de la saña criminal del régimen, cumplen con verdaderos ritos a la memoria de dignidad que representa el levantamiento de aquellos 48 campesinos. 

Otro mando se encarga de pronunciar las palabras de clausura. Vuelven a retornar las sentidas y combativas consignas, los vivas, los juramentos de vencer. 

Ha transcurrido la mañana. En la tarde, tras el almuerzo, también especial,  habrá un espacio para el deporte. Y hasta un par de horas para el baile general. Apenas sobrevenga la oscuridad, todo estará en silencio a la espera de un nuevo día de combate.

En las primeras horas del día siguiente hay fuertes abrazos de despedida. La gente vuelve a dispersarse en busca del enemigo, en cumplimiento de los planes, en disposición de guerra. Su espíritu parte completamente inyectado de amor por la causa. Saben que nada ni nadie podrá detenerlos. Prometen encontrarse para el aniversario número 48. Y lo harán, no cabe duda.

Montañas de Colombia, 29 de mayo de 2011.

Comunicados FARC-EP

III Consejo Nacional de los Comunes - Declaración Política

16-12-2018 Consejo Político Nacional

Durante los días del 14 al 16 de diciembre, se reunió en Melgar, Departame... Leer más〉

Editorial

El proceso de paz no es  la panacea, es una posibilidad  de alcanzar la paz

10-12-2018 Rubín Morro

Los acuerdos de paz de La Habana entre el Estado colombiano  y las Fuerzas Armadas ... Leer más〉

Bloques y Frentes

Mi experiencia en la Unidad Nacional de Protección

05-08-2017 Angelmiro López Pabón

Sentí orgullo cuando la dirección de la unidad a la que pertenecía... Leer más〉

La pluma de Gabriel Ángel

Rodrigo Londoño, Timo, cuenta su emotivo encuentro con Sonia

26-11-2018 Administrador

Durante más de una década pervivió en mi mente el recuerdo impactan... Leer más〉

▶ Actualidad con NCNoticias

Orden Público

Unidades de las FF.AA amenazan con atacar unidades del frente 29

El ejercito que está en Ricaurte y continuan hacia nuestra dirección, han ...

Desde las prisiones

Carta Abierta De Los Presos Políticos De Las FARC-EP Al Camarada Simón Trinidad, Prisionero En Cárceles Del Imperio Yankee.

No sabemos si nuestra condición nos permite una sensibilidad diferente a la que p...