DIALOGOS   -   MUJERES    EnglishPortuguesItaliano
DIALOGOS DE PAZ   -   MUJERES    EnglishPortuguesItaliano
Publicado en la categoría: La Pluma de Gabriel Angel
Lunes, 15 Julio 2013 21:27

Murió Lizeth, o YuriLizeth, como se llamó últimamente

Escrito por 
Tu votación
(0 votos)
0
2
0
s2smodern
powered by social2s

Así, absurda e incomprensiblemente, a sus veinte años de edad, en el esplendor de sus condiciones físicas e intelectuales.


Lizeth estaba de buen humor. La unidad en la que se encontraba había ido a situarse cerca del prado aquel donde un día ella había sembrado el palito de naranjo. 

Ahora lo encontró bonito, sí, había prendido y crecido, tenía el tamaño de un arbusto, nada podía impedir que en un futuro próximo echara jugosos frutos. 

Ni ella, ni ninguno de quienes la acompañaban, imaginó que el naranjo estuviera esperando su regreso, ni que su lado sería el lugar destinado para que descansaran eternamente sus restos.

Poco después de las diez, durante el tercer turno de guardia nocturna, Lizeth se sintió asaltada por un malestar repentino. La cabeza parecía darle vueltas, le faltaba el aire, la invadía una agonía.

A veces le sucedía eso y terminaba perdiendo el sentido. Por eso decidió volver al campamento a buscar la ayuda de sus compañeros. Apenas llegó a su caleta se desvaneció y cayó al suelo.

Su novio la levantó de allí y la acostó en el lecho. Entonces ella se le aferró  y le repitió varias veces que no la dejara morir. Vomitó, se estremeció y comenzó a irse lentamente.

Los guerrilleros, invadidos por la alarma, decidieron apresurarse y sacarla a un lugar donde pudiera recibir atención médica urgente. De marcha, a la una, se dieron cuenta que era inútil.

Lizeth estaba muerta. Así, absurda e incomprensiblemente, a sus veinte años de edad, en el esplendor de sus condiciones físicas e intelectuales. No había nada que hacer, salvo llorarla.

Colmados por la amargura volvieron atrás. Levantaron un altar para ella y le pagaron la guardia de honor que merecía. Construyeron con sus propias manos un féretro. Y eligieron su tumba.

Una sencilla despedida, de guerrilleros enternecidos y profundamente conmovidos en medio de la selva. Con himno de las FARC, lágrimas, consignas de combate y palabras adoloridas.

Al alba siguiente procedieron a enterrarla. Los loros en bandadas volaban con su algarabía sobre las copas de los árboles y los pájaros inquietos en los palmares trinaban al nuevo día. 

Con furia, el relámpago del Catatumbo bramaba a la distancia, alcanzando a iluminar aún la mañana gris de la montaña recubierta por la niebla. También él lloraba por ella.

En memoria a Yuribí, el nombre de guerra de mi hermanita, quien desgraciadamente también cayó en el cobarde bombardeo del 11 de octubre de 2011, junto a 10 compañeros más.

Así nos sorprendió Lizeth con una conmovedora crónica sobre su propia vida en Octubre pasado. Y luego en marzo, con su visión sobre la muerte del gran Hugo Chávez Frías en Venezuela. 

Escribía a mano y con bolígrafo. Sin tachar ni corregir, sin elaborar ninguna clase de borradores. Con un talento excepcional, que le brotaba en ráfagas cuando una novedad la estremecía. 

Cómo nos duele su inesperada partida. ¿Quién escribirá ahora con esa precisión, con esa ternura, con esa convicción, con esa sutileza emocional sin par? 

La gente del Catatumbo se enfrenta justo ahora al gobierno oligárquico que Lizeth combatió con las armas. También buscan cambiar ésta que ella denominó Colombia triste. 

Seguro que Lizeth, al lado de su hermanita Yuribí, de Danilo y el Negro Eliécer, del Comandante Manuel Marulanda y del Presidente Chávez, inspirará desde el más allá su victoria. Y la nuestra.

Nada sucede por pasar, Lizeth. Serás recompensada. Como todos nosotros, como tu tío, como tus padres y hermanos, como tu pueblo. Sonríe, ayúdanos a sonreír, hasta siempre.

Montañas del Catatumbo, 15 de julio de 2013.

Comunicados FARC-EP

III Consejo Nacional de los Comunes - Declaración Política

16-12-2018 Consejo Político Nacional

Durante los días del 14 al 16 de diciembre, se reunió en Melgar, Departame... Leer más〉

Editorial

El proceso de paz no es  la panacea, es una posibilidad  de alcanzar la paz

10-12-2018 Rubín Morro

Los acuerdos de paz de La Habana entre el Estado colombiano  y las Fuerzas Armadas ... Leer más〉

Bloques y Frentes

Mi experiencia en la Unidad Nacional de Protección

05-08-2017 Angelmiro López Pabón

Sentí orgullo cuando la dirección de la unidad a la que pertenecía... Leer más〉

La pluma de Gabriel Ángel

Rodrigo Londoño, Timo, cuenta su emotivo encuentro con Sonia

26-11-2018 Administrador

Durante más de una década pervivió en mi mente el recuerdo impactan... Leer más〉

▶ Actualidad con NCNoticias

Orden Público

Unidades de las FF.AA amenazan con atacar unidades del frente 29

El ejercito que está en Ricaurte y continuan hacia nuestra dirección, han ...

Desde las prisiones

Carta Abierta De Los Presos Políticos De Las FARC-EP Al Camarada Simón Trinidad, Prisionero En Cárceles Del Imperio Yankee.

No sabemos si nuestra condición nos permite una sensibilidad diferente a la que p...