DIALOGOS   -   MUJERES    EnglishPortuguesItaliano
DIALOGOS DE PAZ   -   MUJERES    EnglishPortuguesItaliano
Publicado en la categoría: Comenta la guerrillerada
Miércoles, 21 Septiembre 2016 16:29

Dos titanes que marcaron mi vida

Escrito por  Johana Japón integrante del BCJB
Tu votación
(6 votos)
0
2
0
s2smodern
powered by social2s

 Al llegar al Yarí volvieron a mí varios recuerdos, uno de ellos el que acá conocí a dos de los titanes que condujeran el movimiento y que desde ahí marcaron mi vida


Dos titanes que marcaron mi vida

La serranía de la Macarena encierra muchos recuerdos y tesoros inigualables. Uno de ellos fue que cobijó a un hombre en su seno, quien amaba estas tierras, amaba sus aguas, su fauna, su aire limpio y cálido que cubría con su ser a más de uno de nosotros.

En mi camino hacia acá la vi, vi su majestuosa belleza, sus alturas inigualables que al verlas se ven bellas y de una, el hombre de la boina negra con su estrella volvió una vez más a mi mente.

Al llegar al Yarí volvieron a mí varios recuerdos. Uno de ellos el que acá conocí a dos de los titanes que condujeran el movimiento y que desde ahí marcaron mi vida.

Al verlos por primera vez sentí temor y no porque de pronto les tuviera miedo si no al contrario, porque siempre escuchaba de ellos y no conocía qué dimensión de hombres eran.

Al camarada Manuel lo vi por vez primera en la morichera, un campamento muy bonito para ese tiempo, ese día lo acompañaba su inigualable compañera y un perro lobo llamado Boston. Me dio alegría que yo, siendo tan nueva, tuviera el privilegio de distinguirlo tan rápido y admirar su sabiduría.

De ahí me llevaron para la escuela donde estaba el otro titan, un señor para mí que sólo había visto en tele. Cuando lo miré alto, robusto, de mirada penetrante y luego de que me habló yo tartamudeaba y sentía mi cara roja cada vez que me decía algo, pero me sentí feliz, porque no muchos de nosotros los guerrilleros tuvieron ese privilegio.

Al volver de nuevo a esta tierra siento nostalgia, nostalgia porque ellos ya no están y porque después de esa primera vez pasaron grandes cosas que marcaron mi vida.

Compartir al lado del camarada Jorge es una experiencia que aún me llena de alegría, porque con él, la tristeza, el cansancio y la soledad no existían; porque él estaba lleno de vida, de fortaleza interior, de alegría contagiante y de muchas ganas de luchar y superarse.

A mí inclusive me exigía, y a veces consideraba propiamente que mucho, pero ahora que él no está le agradezco todo eso porque me ha servido para seguir, para no decaer, ni flaquear en momentos tristes.

Su fortaleza era tan contagiante que a pesar de que lo miré en momentos en los cuales ningún hombre podría aguantar tanto de dolor por su enfermedad, nunca lo demostró, ante nosotros esos dolores quedaban en esos búnkeres y por eso lo admiraba y aún lo admiro, porque la verdad yo si soy cobarde para el dolor y ahora que estoy enferma lo entiendo. Él era un hombre, un ser humano con errores y defectos, no un monstruo como lo muestran, sentía como todos nosotros y amaba a sus guerrilleros, que daba su vida si era necesario. Por eso la preocupación de él mismo el día del bombardeo, cuando le dice a Quino “que sacara la gente”, porque para él siempre nosotros estábamos de primera y sin dimensionar que al contrario para nosotros él era lo primero.

De él hay muchas anécdotas, uno puede llenar un libro, un cuaderno entero con todo lo que viví junto a él, esas cosas se quedaran grabadas en mi mente y en mi corazón siempre, porque fue y seguirá siendo el conductor de nosotros, el maestro inigualable, y creo que el mejor homenaje para él sin tanta palabra bonita, sin tanto lamento, sin tantas lágrimas que no pude evitar, como él mismo me dijo días antes, es continuar su lucha.

Él amaba su país, el soñaba con un país libre con justicia social y nosotros somos los principales motores de que eso se cumpla. Que de lo que construyó el Camarada Manuel nos haya quedado una parte, Mono fue uno de sus principales alumnos y uno de los que asimiló con ahínco sus enseñanzas y lo hizo muy bien. Así debemos ser cada uno y convertirnos en la semilla que hará que renazca siempre y que la lucha por la que ellos y tantos camaradas dieron su vida nunca se olvide, al contrario dure en el infinito y nunca sea olvidado.

El eco de las montañas del oriente colombiano retumba con tu nombre, qué equivocado estuvo el gobierno al haberte asesinado porque mientras exista uno que te lleve en su mente y su corazón seguirás vivo, vivo, como una llama que nunca, nunca se apagará.

¡Jorge Briceño vive! 


URL Corto: is.gd/SD4vBn

Comunicados FARC-EP

III Consejo Nacional de los Comunes - Declaración Política

16-12-2018 Consejo Político Nacional

Durante los días del 14 al 16 de diciembre, se reunió en Melgar, Departame... Leer más〉

Editorial

El proceso de paz no es  la panacea, es una posibilidad  de alcanzar la paz

10-12-2018 Rubín Morro

Los acuerdos de paz de La Habana entre el Estado colombiano  y las Fuerzas Armadas ... Leer más〉

Bloques y Frentes

Mi experiencia en la Unidad Nacional de Protección

05-08-2017 Angelmiro López Pabón

Sentí orgullo cuando la dirección de la unidad a la que pertenecía... Leer más〉

La pluma de Gabriel Ángel

Rodrigo Londoño, Timo, cuenta su emotivo encuentro con Sonia

26-11-2018 Administrador

Durante más de una década pervivió en mi mente el recuerdo impactan... Leer más〉

▶ Actualidad con NCNoticias

Orden Público

Unidades de las FF.AA amenazan con atacar unidades del frente 29

El ejercito que está en Ricaurte y continuan hacia nuestra dirección, han ...

Desde las prisiones

Carta Abierta De Los Presos Políticos De Las FARC-EP Al Camarada Simón Trinidad, Prisionero En Cárceles Del Imperio Yankee.

No sabemos si nuestra condición nos permite una sensibilidad diferente a la que p...