DIALOGOS   -   MUJERES    EnglishPortuguesItaliano
DIALOGOS DE PAZ   -   MUJERES    EnglishPortuguesItaliano
Publicado en la categoría: Comenta la guerrillerada
Domingo, 02 Octubre 2016 12:29

“La paz es más sabrosa que la guerra”

Escrito por  Bloque Occidental Comandante Alfonso Cano
Tu votación
(0 votos)
0
2
0
s2smodern
powered by social2s

Queremos garantías de no repetición y que nos reconozcan a todas las víctimas del conflicto en nuestra condición de ciudadanos y ciudadanas de derechos. 


“Pero quiero que me digas amor que no todo fue naufragar 
por haber creído que amar 
era el verbo más bello... 
dímelo... me va la vida en ello.” 

Silvio Rodríguez y Luis Eduardo Aute

Desde los anuncios de Cese Bilateral y del logro de un Acuerdo Final entre las FARC-EP y el gobierno colombiano venimos teniendo una mezcla de sentimientos encontrados. Es evidente los sentimientos de Esperanza, de Alegría y del deber cumplido siguiendo el legado de nuestros históricos líderes Manuel Marulanda, Jacobo Arenas, Raúl Reyes, Iván Ríos, Mariana Paez, Jorge Briceño, Carlos Patiño y obvio nuestro arquitecto de la paz Alfonso Cano y demás camaradas que aportaron a este sueño de paz con justicia social. Pero nos embarga la incertidumbre de lo que se viene, nos genera ciertos temores entendibles en cuanto si el gobierno no cumple y se frustra la más cercana y tangible posibilidad de paz para Colombia;  también nos asume la melancolía al recordar a todos esos compañeros y compañeras que no alcanzaron a llegar hasta este punto. Todas esas personas que desde los diferentes procesos políticos, insurgentes y sociales, desde los movimientos populares fueron perseguidas, desaparecidas y asesinadas por el régimen; como sindicalistas, campesinos, indígenas, afros, estudiantes, profesores, luchadores y luchadoras que soñaban con una Nueva Colombia. Guerreros todos como nuestro compañero, amigo, camarada y parcero Esteban Ramírez; guerrillero manizaleño, estudiante de sociología de la Universidad de Caldas, poeta, revolucionario,  humanista, dicharachero e inquieto, hábil con la palabra, hincha del Once Caldas que cayó en combate el 5 de noviembre de 2.012 luchando por la Patria Grande. Esteban también fue víctima del Estado colombiano y sus políticas que atentan contra la Universidad Pública, fue perseguido hasta que le cerraron las posibilidades de hacer política abierta y legalmente.

Es claro que el acuerdo final no es el fin último, sino por el contrario es un punto de partida para construir una Colombia diferente a la que conocemos hasta hoy, es claro que los acuerdos son un primer paso para dejar atrás la larga noche de guerra y odio, y que ese paso hacia la paz es mucho más contundente por tener a las víctimas del conflicto en el centro de la discusión de estos acuerdos. 

Y como víctimas debemos reconocer en su conjunto al pueblo colombiano, porque hemos sido víctimas claramente de las políticas de Estado que han llevado a cabo los diferentes gobiernos desde el establecimiento de la República. Nuestros antepasados, gestores y primeros hijos de la República, fueron víctimas de traiciones y persecuciones como el Libertador Simón Bolívar, el escritor Vargas Vila, el político y periodista Rafael Uribe Uribe y en general la gran mayoría de nuestro pueblo rural y urbano, que ha vivido por décadas sin la garantía y sin el goce de derechos esenciales que dignifiquen sus vidas; nuestro pueblo ha vivido la exclusión más descarada y ha padecido toda la represión estatal con sus métodos represivos hasta llegar al asesinato y aniquilamiento de personas y organizaciones. Las luchas de los campesinos, de indígenas y afros, de las mujeres y de los jóvenes, de la gran afluencia de la informalidad, de artistas e intelectuales y en sí del conjunto de las luchas populares hoy están cerca de recoger los frutos, porque estos acuerdos son un reconocimiento a todos y cada uno de los líderes y lideresas, a cada una de las expresiones y reivindicaciones por la justicia social.

La lucha estudiantil claro que no queda por fuera de ese padecimiento de infamias cometidas por el Estado contra el pueblo aguerrido, y es bien sabido que la lucha estudiantil y posteriormente el movimiento estudiantil que todos los días se sigue construyendo, fueron y han sido objeto de ese accionar nefasto y criminal del Estado desde sus primeros asomos en la política y en la vida nacional, como el caso del nariñense Gonzalo Bravo en 1.929, la masacre de los estudiantes el 8 y 9 de Junio de 1.954, todos esos hombres y mujeres, jóvenes estudiantes, que sufrieron la estigmatización en la década del 60 que hizo que muchos de ellos engrosaran las filas de los diferentes movimientos guerrilleros como Hernando González Acosta, la agitada década del 70 estrenada con las luchas estudiantiles y la terrible masacre del 26 de Febrero de 1.971 en Cali. En los 80’s y 90’s viviendo la más absurda persecución por tener como bandera de lucha la solución política del conflicto social y armado.

La persecución y el terror seguían campantes en nuestras aulas y seguían apareciendo muertos como Gustavo Marulanda en Antioquia, Camilo Zuluaga en Tolima, Cesar García en el Valle del Cauca, Adriana Benítez y Jairo Moncayo en Nariño. A esta absurda ola de muerte se sumarían todos los crímenes cometidos por el ESMAD, que nació entre el año 99 y el 2.000, escuadrón que desde su nacimiento hasta hoy solo ha dejado maltrato, abuso, dolor y muerte en los diferentes sectores populares que luchan por otra Colombia posible; casos como los de algunos estudiantes universitarios como Carlos Giovanni Blanco, estudiante de la Universidad Nacional, Jaime Alfonso Acosta estudiante de la Universidad Industrial de Santander, Nicolás Neira, de quince años de edad, que fue golpeado brutalmente un primero de mayo hasta causarle la muerte, Jhonny Silva Aranguren, estudiante de Química de la Universidad del Valle asesinado hace 11 años, 22 de septiembre 2.005, dentro del campus universitario, sin olvidar a los compañeros Julián Hurtado, William Ortiz y Katherine Soto también de la UniValle asesinados por fuerzas estatales y paraestatales; Óscar Leonardo Salas, estudiante de la Universidad Distrital de Bogotá; Miguel Ángel Barbosa que murió el 21 de abril de 2016 a causa del impacto de una granada de gas lacrimógeno lanzada por el ESMAD en medio de la represión a estudiantes de la Universidad Distrital en la sede tecnológica de Ciudad Bolívar. 

La realidad nos muestra que la comunidad estudiantil, la comunidad universitaria también ha sufrido persecución por pensar y querer construir un mejor país; los estudiantes, los profesores y trabajadores universitarios comprometidos con las causas sociales justas han estado en la mira del Estado y de sus fuerzas sembradoras de terror y muerte. Por eso en este proceso y con estos acuerdos esperamos se nos reconozca como víctimas que hemos sido y que el Estado esclarezca y nos cuente la verdad sobre todos esos planes y crímenes cometidos para acallar el pensamiento crítico que dolorosamente pagamos con la sangre de jóvenes estudiantes. No queremos que se repita la historia de persecuciones, de compañeros estudiantes mutilados, acosados, detenidos y desaparecidos. No queremos que la muerte ronde en la cotidianidad de la vida del pueblo colombiano y menos en el Alma Mater que debe ser un espacio para la discusión y las propuestas. No queremos perder más jóvenes capaces, inteligentes y revolucionarios en esta guerra. Queremos ser la generación de la paz, queremos que los jóvenes como Julián Subverso, Ivonne Rivera León, Raúl Urrego, Sarah Luna Nariño, Milena Reyes, Boris Guevara, Lucas Carvajal y todos esos jóvenes farianos y del pueblo puedan aportar en la construcción de un mejor país sin el temor de ser asesinados, cuanta falta le hace al país en este momento tan importante ese líder que emergió de las luchas estudiantiles y urbanas de la ciudad de Bogotá y se volvió nuestro faro, Alfonso Cano. 

Queremos garantías de no repetición y que nos reconozcan a todas las víctimas del conflicto en nuestra condición de ciudadanos y ciudadanas de derechos. 

Con el Acuerdo Final para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz Estable y Duradera empiezan nuevos retos para buscar la reconstrucción del país y la reconciliación nacional. Creemos que el devenir es de lucha y protesta social para poder hacer cumplir lo acordado, sabemos que es con las grandes mayorías movilizadas que vamos a sacar el país adelante. Sabemos que para avanzar en la construcción de esa nueva historia debemos contar con una Policía y unas Fuerzas Militares al servicio de los ciudadanos y no en contra de los ciudadanos, con instituciones garantes de los derechos y no violadoras de los derechos, y en ese sentido es urgente realizar el desmonte del escuadrón de la muerte ESMAD, rechazar el nuevo código nacional de policía y realizar una vinculación del movimiento estudiantil con la agenda de los acuerdos de la Habana. 

Los jóvenes, hombres y mujeres estudiantes en todo el territorio nacional seguiremos siendo una reserva moral para el pueblo y sus luchas, y esperamos que no se nos vuelvan a cerrar los espacios de participación, que no nos vuelvan a asesinar por pensar diferente y podamos entre todos construir una Colombia del tamaño de nuestros sueños, porque parafraseando al Che, si el presente es de lucha, el futuro será nuestro, porque la Paz con justicia social debe ser la victoria del pueblo colombiano, además que “la paz es más sabrosa que la guerra”. Estamos cumpliendo!!

"Si nuestros adversarios quieren pregonar que ganaron la guerra, allá ellos. Para las FARC-EP y nuestro pueblo, la mayor satisfacción será siempre haber ganado la paz"

Timoleón Jiménez

Daniel Conrado

BOCAC


URL corto: is.gd/kFlj2Z

Comunicados FARC-EP

Acerca de la inaudita prohibición del Congreso de la República

27-04-2017 Timoleón Jiménez

De acuerdo con el texto publicado, tanto el Senador Mauricio Lizcano, en su condici&oacu... Leer más〉

Editorial

Otra vez el Alto Comisionado de Paz

13-04-2017 Timoleón Jiménez

A fines del mes de marzo, el Comando de Dirección de las FARC-EP en el PTN &ldquo... Leer más〉

Bloques y Frentes

La falsedad de la verdad y la memoria por el poder constituido

20-04-2017 Rubén Zamora

La lucha por la verdad y la memoria histórica del conflicto y sus víctimas... Leer más〉

La pluma de Gabriel Ángel

El socialismo es el nombre político del amor

28-04-2017 Gabriel Angel

La noche del 25 de abril fuimos invitados a asistir en el teatro Nacional de La Habana, ... Leer más〉

▶ Actualidad con NCNoticias

Orden Público

Unidades de las FF.AA amenazan con atacar unidades del frente 29

El ejercito que está en Ricaurte y continuan hacia nuestra dirección, han ...

Desde las prisiones

Carta Abierta De Los Presos Políticos De Las FARC-EP Al Camarada Simón Trinidad, Prisionero En Cárceles Del Imperio Yankee.

No sabemos si nuestra condición nos permite una sensibilidad diferente a la que p...