DIALOGOS   -   MUJERES    EnglishPortuguesItaliano
DIALOGOS DE PAZ   -   MUJERES    EnglishPortuguesItaliano

≡ Ver archivo

Estado Mayor Central de las FARC-EP
Publicado en la categoría: Comunicados
Jueves, 08 Junio 1995 03:56

Comité de Búsqueda de la Paz y red nacional de iniciativas contra la guerra y por la Paz

Escrito por 
Tu votación
(0 votos)
0
2
0
s2smodern
powered by social2s

Compatriotas comité de búsqueda de la paz y red nacional de iniciativas contra la guerra y por la paz

SANTA FE DE BOGOTÁ

Reciban nuestro sentimiento de solidaridad por la gestión que desarrollan en pro de la  reconciliación nacional. Pueden estar seguros que mantenemos constante interés por sus actividades y pronunciamientos.

Con la brevedad que nos imponen las circunstancias, quisiéramos expresarles algunos criterios que consideramos pueden ser de su interés:

Como Uds., estamos convencidos que la paz no es solo ausencia de confrontación armada, es ante todo democracia cierta, justicia social efectiva y pleno ejercicio de la soberanía. Precisamente, buscando estas condiciones de vida, el pueblo colombiano ha sido agredido por el estado que al influjo de la post‑guerra y de la guerra fría, incorporo como propia la Doctrina de la Seguridad Nacional, eje sobre el cual continua gravitando el régimen político vigente en Colombia.

Como desarrollo de esta filosofía estatal se introdujeron las políticas fratricidas del "enemigo interno", las directrices criminales de "secarle el agua al pez", la practica alevosa del "paramilitarismo" y la inmoral interpretación del "fuero militar" y de la "obediencia debida" anulándose toda posibilidad de democracia real. Las instituciones respondieron con violencia, intolerancia y sectarismo a toda expresión de inconformidad, controversia y oposición e instauraron el terrorismo de estado.

Y así, desde las oligárquicas cumbres del poder, se hilván el tejido de una sociedad plagada de abismos, enormes grietas y gran desigualdad.

Violentado, excluido y abandonado en su desgracia, el pueblo reivindico sus derechos de la forma mas diversa: Ocupo tierras en campos y ciudades, manifestó masivamente en las calles, se organizo, protesto de mil maneras y también empuño las armas. Por donde le dejo el régimen un resquicio, por ahí batallo.

Un estado que como política agrede sin misericordia a la sociedad civil, es decir a sus gobernados, no puede esperar de un pueblo como el nuestro, una actitud diferente. Ha sido entonces, el modo de ejercerse el poder, la causa fundamental de esta confrontación permanente entre el estado y el resto de la sociedad, la sociedad civil.

De ahí nuestra convicción e insistencia en la necesaria presencia del estado y del conjunto de la población en la construcción de las bases de una paz duradera. Cualquier otra alternativa que excluya la totalidad de los actores en este proceso, podrá ser un remiendo o un parche, pero jamas una solución perdurable.

En las condiciones de hoy, un proceso que conduzca a la reconciliación podrá desatarse cuando gobierno e insurgencia se reúnan para acordarlo.

Siempre hemos creído que los diálogos pueden conducir a la superación del conflicto social y armado. Las frustraciones de anteriores ocasiones, se originaron  esencialmente en la pretensión estatal de imponer, someter y arrodillar en la mesa a quienes nos levantamos en armas, precisamente para luchar contra los permanentes atropellos oligárquicos.

Para evitar tergiversaciones y manoseos de los verdaderos rentistas de la guerra, queremos contribuir al desarrollo de un proceso que sea transparente desde un comienzo. Por eso la insistencia sobre las mínimas garantías que se requieren en la Uribe para iniciar las conversaciones.

Pero, apenas se intentan los primeros pasos y ya los reaccionarios de siempre embadurnan periódicos y revistas, llenan los espacios de radio y televisión rasgándose las vestiduras por las "concesiones" que dicen debe hacer el estado. En verdad, muchos de ellos tienen rabo de paja y enormes privilegios que perder en un proceso que nos conduzca a la paz.

Cuales concesiones?  Si se trata es de brindar las mínimas garantías para empezar un proceso serio y cierto, para hablar de como vincular al país a tan titánica tarea, para ordenar el contenido  de una agenda sobre Derechos Humanos, protección a la población civil, seguridad nacional, corrupción administrativa, justicia social, democracia y tantos otros temas soportes de la reconciliación.

Tengan la certeza que para nosotros no hay temas vedados. Nos adentramos a este proceso convencidos que puede salir avante. Vamos cabeza en alto, como siempre hemos enfrentado todos los retos que en la lucha por una Colombia nueva, se nos han fijado. Eso si, buscando desde un comienzo que la claridad destierre la manipulación y que los responsables de la crisis nacional tengan la entereza para contribuir a su superación.

Por su puesto que la defensa de la población civil ajena al conflicto es un tema de primerisima importancia. Nuestra política lleva inmersa este principio. Seguramente hemos cometido errores, pues la confrontación trae consigo circunstancias imprevisibles, pero no como producto de nuestra orientación. El terrorismo en Colombia es una política y una practica estatal, nacida en las entrañas de la Doctrina de la Seguridad Nacional y causa de nuestros grandes conflictos.

También es muy importante el tema de la "humanizacíon de la guerra" y hay que abocarlo. Pero sinceramente, humanismo y guerra se contraponen. Si se "humaniza" es para continuarla y nosotros lo que queremos es acabarla suprimiendo los elementos que la han engendrado. Hoy, lo prioritario es construir los caminos que nos reconcilien.

Los invitamos a intensificar su actividad por la iniciación del proceso, a tensar las tareas de explicación sobre la paz como el oxígeno del desarrollo colombiano, a mantener la convocatoria sobre la necesaria presencia de toda la nación en la construcción de nuevos caminos, a decirle al gobierno que la paz es más importante que los falsos orgullos de quienes se niegan a despejar un pedazo de tierra para sentarnos a hablar y acordar sobre el futuro.

Otorgadas plenas garantías, les pedimos venir a conversar con nosotros. No tendremos respuestas a todos sus interrogantes, pero si la férrea voluntad de continuar contribuyendo a la edificación de una Colombia con justicia social, democracia cierta y Soberanía Nacional.

De Uds. Atte. Compatriotas. Secretariado del Estado Mayor Central. FARC-EP.

Montañas de Colombia, junio 6 de 1.995

Comunicados FARC-EP

III Consejo Nacional de los Comunes - Declaración Política

16-12-2018 Consejo Político Nacional

Durante los días del 14 al 16 de diciembre, se reunió en Melgar, Departame... Leer más〉

Editorial

El proceso de paz no es  la panacea, es una posibilidad  de alcanzar la paz

10-12-2018 Rubín Morro

Los acuerdos de paz de La Habana entre el Estado colombiano  y las Fuerzas Armadas ... Leer más〉

Bloques y Frentes

Mi experiencia en la Unidad Nacional de Protección

05-08-2017 Angelmiro López Pabón

Sentí orgullo cuando la dirección de la unidad a la que pertenecía... Leer más〉

La pluma de Gabriel Ángel

Rodrigo Londoño, Timo, cuenta su emotivo encuentro con Sonia

26-11-2018 Administrador

Durante más de una década pervivió en mi mente el recuerdo impactan... Leer más〉

▶ Actualidad con NCNoticias

Orden Público

Unidades de las FF.AA amenazan con atacar unidades del frente 29

El ejercito que está en Ricaurte y continuan hacia nuestra dirección, han ...

Desde las prisiones

Carta Abierta De Los Presos Políticos De Las FARC-EP Al Camarada Simón Trinidad, Prisionero En Cárceles Del Imperio Yankee.

No sabemos si nuestra condición nos permite una sensibilidad diferente a la que p...