DIALOGOS   -   MUJERES    EnglishPortuguesItaliano
DIALOGOS DE PAZ   -   MUJERES    EnglishPortuguesItaliano

Desbrozando Ideas

Blog del comandante Timoleón Jiménez
Publicado en la categoría: Desbrozando Ideas
Lunes, 01 Julio 2013 05:14

BREVE SÍNTESIS DE UN PROCESO Los acuerdos alcanzados en La Habana

Escrito por 
Tu votación
(0 votos)
0
2
0
s2smodern
powered by social2s

La Mesa de Conversaciones entre las FARC-EP y el gobierno de Juan Manuel Santos cumple con una de las grandes aspiraciones del pueblo colombiano y nuestra organización revolucionaria. Se trata de un espacio para dialogar sobre los grandes problemas que aquejan históricamente a nuestro país, en especial a las gentes más pobres y desfavorecidas, con el propósito de encontrar soluciones pacíficas, que permitan una elevación del nivel de vida de nuestro pueblo y la creación de espacios democráticos de organización y expresión popular.

Desde nuestra misma fundación en Marquetalia, las FARC-EP hemos clamado por una solución distinta a la guerra. Ha sido la oligarquía de este país, representada por la clase política de los dos partidos tradicionales, liberal y conservador, la que se ha empeñado en aplicar la violencia, los operativos policiales y militares, la sangre y el fuego, para aplastar las aspiraciones del pueblo colombiano por un mejor vivir. Conseguir, tras cuarenta y nueve años de lucha, la apertura de una Mesa de Conversaciones, en la que delegados de ambas partes, de igual a igual, hablen sobre las posibles soluciones distintas a la confrontación, es ya de por sí un avance importante.

Otra cosa que el gobierno nacional piense que la Mesa tiene por objeto la simple rendición de las FARC-EP, nuestra desmovilización y entrega, a cambio de algunas migajas para nosotros. Incluso que se atrevan a pensar que los guerrilleros de las FARC-EP vamos a dejar las armas y aceptar penas de prisión por nuestra justa lucha de medio siglo. En la fase exploratoria de los diálogos, cumplida durante toda la primera parte del año 2012 en La Habana, quedó perfectamente claro que las cosas no iban a ser así. El gobierno nacional lo sabe bien, pero todavía sigue insistiendo en su discurso, como si no se hubiera pactado un Acuerdo General que define el rumbo del proceso.

Es que el llamado Acuerdo General para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz Estable y Duradera, firmado en La Habana en agosto del año pasado, estableció un marco general para las conversaciones, su procedimiento y sus contenidos. En una primera parte, escrita a manera de preámbulo, las dos partes fijaron los criterios sobre los que debían desarrollarse las discusiones, es decir, qué objetivos se pretenden alcanzar con los diálogos, hacia dónde deben apuntar los acuerdos. Y al respecto se estableció de común acuerdo lo siguiente:

Que la construcción de la paz es un asunto que concierne a toda la sociedad y requiere de la participación de todos los colombianos, que los derechos humanos deben inspirar la actuación del Estado, que la garantía para la paz y el progreso no es otra que el desarrollo económico con justicia social y en armonía con el medio ambiente, que el desarrollo social debe fundarse en el bienestar y la equidad sobre todo para las grandes mayorías, que la consecución de la paz requiere de una ampliación de la democracia colombiana, que la paz de Colombia cuenta altamente para la región y el mundo entero.

Enseguida se pactó una Agenda, es decir un listado de temas, por puntos, sobre los cuales debían desarrollarse las conversaciones. Eso sí, sin perder nunca de vista los principios enunciados que debían iluminar e inspirar las discusiones y los acuerdos entre las partes. Los grandes temas se llamaron: Política de Desarrollo Agrario Integral, Participación Política, Fin del Conflicto, Solución al Problema de las Drogas Ilícitas, Víctimas, y, finalmente, Implementación, Verificación y Refrendación. Cada uno de estos grandes capítulos comprendió a su vez unos subtítulos.

A partir del mes de Octubre del año anterior comenzó la discusión sobre el primer punto de la Agenda o sea el tema de tierras, el más directamente ligado al campo y las comunidades campesinas, indígenas y negras. Al respecto se publicó recientemente, a finales del mes de mayo, que se había conseguido un acuerdo. Y es cierto que se logró, pero como se explicó en el comunicado leído por el camarada Iván Márquez ese día, quedaron pendientes de tratar y resolver unas salvedades, esto es unos puntos sobre los que no fue posible conseguir un acuerdo, los cuales quedaron pendientes, con el compromiso de que volverán a tratarse más adelante.

Esos puntos son los relacionados con los temas más importantes que han enfrentado al campesinado colombiano con los grandes propietarios de la tierra y con los distintos gobiernos.Las FARC-EP, en el mismo año de 1964, publicamos nuestro programa agrario, en el que constan las reivindicaciones de tierra para el campesino que la necesita y la trabaja, combate al latifundio y a la extranjerización de la propiedad rural, apoyo y asesoría técnica, créditos, mediana propiedad, comunidades indígenas, organización del campesinado en modelos asociativos de producción, salud, vivienda, educación, etc. Ninguna de estas banderas ha sido abandonada, y pelearemos por ellas hasta el final.

Por otro lado, hay que tomar en cuenta que con motivo de este punto de la Agenda se celebró en Bogotá en diciembre del año anterior el Foro Agrario, en que distintas comunidades, organizaciones y personas vinculadas al campo presentaron sus propuestas en la idea de que la Mesa las estudiara y aprobara. Sobra decir que los delegados del gobierno nacional no les conceden ni la menor importancia a esas propuestas, mientras que las FARC-EP asumimos su defensa integrando el documento conocido como las 100 propuestas para el desarrollo rural que fue la base de la discusión en la Mesa durante todo este período.

Esas propuestas se ocupan de los tratados de libre comercio, la minería y los agrocombustibles, las zonas de reserva campesina, el medio ambiente y la biodiversidad, la soberanía alimentaria, entre otros, que pasaron a ser objeto de debate en la Mesa, aunque el gobierno se empeña en rechazarlos, alegando falsamente que no hacen parte de la Agenda, desconociendo abiertamente el preámbulo del Acuerdo General. Por eso se logró tan solo un acuerdo parcial sobre el primer punto, que sin embargo contempló cosas tan importantes como el compromiso por parte del gobierno de titular todas las tierras que tengan en posesión los campesinos colombianos.

Próximamente la Mesa divulgará el primer informe concreto sobre lo pactado, pero queremos reiterar a nuestro pueblo que según el Acuerdo General nada está acordado hasta que todo esté acordado, lo cual implica la obligación de volver a abordar todos los temas pendientes. Las distintas luchas de las mujeres y hombres del pueblo colombiano, que valientemente se organizan y movilizan por las reformas sociales y por soluciones a sus grandes problemas, terminarán por conformar un solo haz con la Mesa de Conversaciones, con el propósito de conquistar un mejor vivir para todos. Una paz que no signifique justicia social para nuestro pueblo sería una mentira que jamás firmaremos.

27 de Junio de 2013.

Comunicados FARC-EP

III Consejo Nacional de los Comunes - Declaración Política

16-12-2018 Consejo Político Nacional

Durante los días del 14 al 16 de diciembre, se reunió en Melgar, Departame... Leer más〉

Editorial

El proceso de paz no es  la panacea, es una posibilidad  de alcanzar la paz

10-12-2018 Rubín Morro

Los acuerdos de paz de La Habana entre el Estado colombiano  y las Fuerzas Armadas ... Leer más〉

Bloques y Frentes

Mi experiencia en la Unidad Nacional de Protección

05-08-2017 Angelmiro López Pabón

Sentí orgullo cuando la dirección de la unidad a la que pertenecía... Leer más〉

La pluma de Gabriel Ángel

Rodrigo Londoño, Timo, cuenta su emotivo encuentro con Sonia

26-11-2018 Administrador

Durante más de una década pervivió en mi mente el recuerdo impactan... Leer más〉

▶ Actualidad con NCNoticias

Orden Público

Unidades de las FF.AA amenazan con atacar unidades del frente 29

El ejercito que está en Ricaurte y continuan hacia nuestra dirección, han ...

Desde las prisiones

Carta Abierta De Los Presos Políticos De Las FARC-EP Al Camarada Simón Trinidad, Prisionero En Cárceles Del Imperio Yankee.

No sabemos si nuestra condición nos permite una sensibilidad diferente a la que p...