DIALOGOS   -   MUJERES    EnglishPortuguesItaliano
DIALOGOS DE PAZ   -   MUJERES    EnglishPortuguesItaliano

Hablando Claro

Editoral FARC-EP
  • Default
  • Title
  • Date
  • Random
load more hold SHIFT key to load all load all
Publicado en la categoría: Hablando Claro
Viernes, 08 Abril 2011 18:21

De Santander a los Santos De Gaitán a Marulanda

Escrito por 
Tu votación
(0 votos)
0
2
0
s2smodern
powered by social2s

Entre lo sucio que la oligarquía colombiana hizo, hará y seguirá haciendo, a parte de su falta de dignidad y de su cobarde sumisión a los imperios de turno, encontramos el terrible papel de sicarios que cumplen acuchillando, pistoleando, ametrallando o bombardeando, a quienes piensan diferente a las depravaciones que nos imponen sus amos.

Este 9 de abril, a 63 años del crimen de Jorge Eliécer Gaitán, esa misma oligarquía que se revuelca en el estercolero de la infamia sigue anegando en sangre el suelo de nuestra patria.

Todos los gobernantes colombianos, con muy pocas y honrosas excepciones, son el arquetipo del llamado “hombre de las leyes” Francisco de Paula Santander que, a nombre de su legalidad, ha oprimido y devorado a Colombia. Por eso, todo aquello que se escriba y ponga en entre dicho al falso héroe nacional y a otros de su talante, es virulentamente reprimido por la oligarquía vende patria y sus cancerberos.

Hoy, los medios oligarcas de información, siguen enredando la memoria de las nuevas generaciones, especulando sobre los verdaderos asesinos de Gaitán; tienden cortinas de humo ocultando a los Gómez, Ospina, Lleras y toda esa caterva de descendientes de los peores pelambres que infestan a la patria. Fernando González, el filósofo irreverente, contra quien el cardenal primado de Colombia y todos los obispos a escala nacional lanzaron la centellas de la excomunión y ordenaron la confiscación de su libro titulado Santander, en 1940, en algunos apuntes acertados calificaba al impostor de ladino y mañero, formalista y cruel, simulador y artero, hipócrita y servil, precursor del clientelismo y maestro en delinquir sin dejar pruebas: cualesquier parecido con Santos, Uribe, Pastrana, Samper, Gaviria, Barco, Turbay etc., es pura coincidencia.

Mariano Ospina Rodríguez y Florentino González, fundadores de los partidos conservador y liberal respectivamente, fervorosos acólitos de Santander, que atentaron contra la vida del Libertador, dejaron heredada esa costumbre reforzada con la doctrina imperial de Estados Unidos. Sus descendientes mataron a Gaitán. El autor de la tesis sobre las ideas socialistas en Colombia, con su encendido verbo, aclaró que ya no se trataba de un enfrentamiento entre liberales y conservadores, se trataba del surgimiento de un nuevo lenguaje en la lucha social; oprimidos contra opresores. “el pueblo no tiene dos partidos –sostenía- sino que ha sido partido en dos”. Luego agregaba: “no me importan los partidos. Combato al país político, a esa pequeña casta insensible y corrupta que comprende con claridad que la única manera de tener influencia, de enriquecerse a la sombra del gobierno, es provocando el odio y la violencia entre los colombianos…”.

Contra esa pequeña casta insensible y corrupta se levantaron los pobres de Colombia a respaldar el ideario político de Jorge Eliécer Gaitán. Temblaron los aventajados. El embajador de Estados Unidos John C. Wiley, en informe, fechado el 16 de mayo de 1946, en uno de sus apartes dice: “Quienes lo conocen aseguran que él no quiere a los Estados Unidos. Gaitán se ha pronunciado a favor de la nacionalización de la banca, cervecerías y empresas de servicios públicos y otras formas de socialismo de Estado, lo cual con el tiempo, puede incluir la industria del petróleo”. Los corruptos, godos y liberales, habían concedido parte de nuestras riquezas y a miles de trabajadores a las transnacionales gringas para que dispusieran hasta de sus vidas. .

 

En verdad, la génesis de la corrupción data de los orígenes de la sacrosanta propiedad privada, pero esa perversa costumbre la hicieron ejercicio político los partidos tradicionales hasta que hizo metástasis en todos los órganos del poder e infamado los valores de la nación. Los últimos gobiernos no tienen límite en su capacidad de obrar con apego a la más depravada conducta. La ética y la moral son códigos para engalanar falsedades. Ninguna autoridad puede inmutarse. La autoridad está perdida y el poder se sostiene en la arbitrariedad. Sus medios de comunicación son altoparlantes que presentan los desbordados escándalos tan solo como fríos informes de prensa. Generalmente el chantaje y el soborno interviene la exhausta justicia y los resultados no trastocan la estructura de la ilegalidad e ilegitimidad que subyace dentro del Estado.

Los trapos azules, rojos, verdes u otros, se relegan a capuchas que disfrazan la verdadera esencia de la política que practican con abundante cinismo. Solo quienes han acompañado a nuestro pueblo en sus justas demandas, a pesar de los peligros, pueden merecer la confianza de los colombianos cuando en superar los sufrimientos de los pobres se empeñan. La exigencia de justicia social se acompaña con denodada firmeza en la dinámica política y militar de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, Ejército del Pueblo.

Es que la traición, los fraudes, los robos, el crimen: todos los medios más perversos y brutales practicados por las camarillas antipopulares, tiránicas y liberticidas que torcieron el destino de la República no son infestos insuperables. La justicia, en su justo equilibrio, iluminada en la más elevada conciencia ética y moral, dará cuenta de lo que les corresponde, cuando el pueblo le dé verdadera esencia humana al derecho.

A criterio del embajador: “La posibilidad de que Gaitán apele a actividades subversivas disminuye en proporción directa al crecimiento de su fortaleza política. (…) Sin embargo, ahora que la vía democrática le abre totalmente sus puertas, no hay razón por la cual él quiera apelar a métodos violentos.” Queda anticipada la justificación del alzamiento armado con el magnicidio de Gaitán y los cientos de miles de víctimas desde el gobierno de Mariano Ospina Pérez. Estrena la oligarquía otra fase de la inmoral violencia política.

Los clarines de la guerra respondieron a la oración por la paz de Gaitán del 7 de febrero de 1948 como hoy responden a las luchas contra la doctrina imperialista neoliberal. En uno de sus apartes, dirigiéndose a Ospina Pérez, decía: Quienes anegan en sangre el territorio de la patria, cesarían en su ciega perfidia. Esos espíritus de mala intención callarían al simple imperio de vuestra voluntad. Amamos hondamente a esta nación y no queremos que nuestra barca victoriosa tenga que navegar sobre ríos de sangre hacia el puerto de su destino inexorable. Señor Presidente: En esta ocasión no os reclamamos tesis económicas o políticas. Apenas os pedimos que nuestra patria no transite por caminos que nos avergüencen ante propios y extraños. ¡Os pedimos hechos de paz y de civilización!

Premonición cumplida. Cayó el hombre y a navegar la barca en la sangre de la guerra civil que ha evolucionado hasta nuestros días. Comenzó a levantarse su memoria en guerrillas, en héroes insurgentes como Manuel Marulanda Vélez y en las luchas populares mientras la oligarquía sigue consolidado el terror como instrumento de dominación y neocolonización. Nuestra insistencia hoy es el mismo reclamo de paz y civilización política del capitán de multitudes en aquella histórica marcha del silencio.

La resonante voz de Gaitán, ayer ante las muchedumbres encumbradas de entusiasmo, hoy en nuestro pueblo indignado de tanto que le han vejado, categóricamente afirma: “Nosotros, señor Presidente, no somos cobardes. Somos descendientes de los bravos que aniquilaron las tiranías en este suelo sagrado. ¡Somos capaces de sacrificar nuestras vidas para salvar la paz y la libertad de Colombia!”

¡Hemos jurado vencer y venceremos!

Comunicados FARC-EP

III Consejo Nacional de los Comunes - Declaración Política

16-12-2018 Consejo Político Nacional

Durante los días del 14 al 16 de diciembre, se reunió en Melgar, Departame... Leer más〉

Editorial

El proceso de paz no es  la panacea, es una posibilidad  de alcanzar la paz

10-12-2018 Rubín Morro

Los acuerdos de paz de La Habana entre el Estado colombiano  y las Fuerzas Armadas ... Leer más〉

Bloques y Frentes

Mi experiencia en la Unidad Nacional de Protección

05-08-2017 Angelmiro López Pabón

Sentí orgullo cuando la dirección de la unidad a la que pertenecía... Leer más〉

La pluma de Gabriel Ángel

Rodrigo Londoño, Timo, cuenta su emotivo encuentro con Sonia

26-11-2018 Administrador

Durante más de una década pervivió en mi mente el recuerdo impactan... Leer más〉

▶ Actualidad con NCNoticias

Orden Público

Unidades de las FF.AA amenazan con atacar unidades del frente 29

El ejercito que está en Ricaurte y continuan hacia nuestra dirección, han ...

Desde las prisiones

Carta Abierta De Los Presos Políticos De Las FARC-EP Al Camarada Simón Trinidad, Prisionero En Cárceles Del Imperio Yankee.

No sabemos si nuestra condición nos permite una sensibilidad diferente a la que p...