DIALOGOS   -   MUJERES    EnglishPortuguesItaliano
DIALOGOS DE PAZ   -   MUJERES    EnglishPortuguesItaliano

Conferencia Nacional de Guerrilleros

Máxima instancia de las FARC-EP

Planteamiento Estratégico de la Séptima Conferencia Nacional de las FARC-EP

* Séptima Conferencia

A.

Según la experiencia mundial y ante todo, la experiencia de las revoluciones sociales más profundas y radicales de la historia, como la Revolución Rusa de 1917, la de varios países de Europa, Asia, Africa y América Latina con Cuba y Nicaragua, y en vía a la victoria como en El Salvador, las fuerzas revolucionarias armadas o Ejércitos Revolucionarios, tienen que formular su estrategia no solamente desde el punto de vista estrictamente armado sino dentro del contexto de una situación  revolucionaria  y  de  la insurrección popular. Así aconteció en Rusia y esa fue precisamente la genial formulación del estratega de la revolución mundial camarada Lenin; así fue en Cuba, Vietnam, Nicaragua y así está aconteciendo en El Salvador

B.

Ahora podemos ver si aquí en Colombia hay asomos de una situación revolucionaria y se están dando condiciones insurreccionales. Habría que examinar en profundidad, qué significado tienen, por ejemplo: Los Paros Cívicos Nacionales y la persistencia de la clase obrera y los sectores intermedios de la población en sus luchas huelguísticas contra la burguesía monopolista y contra el capital financiero internacional, contra el régimen y su política antidemocrática y cada día más represiva. Habría que examinar al mismo tiempo, las contradicciones y la lucha al interior de los partidos tradicionales, ligadas a la política de hambre y violencia de los gobiernos oligárquicos. Además, habría que reexaminar en profundidad el planteamiento de la Sexta Conferencia cuando afirma que en Colombia se está dando un fenómeno nuevo y es aquel de que en estos momentos la inmensa mayoría del pueblo colombiano dejó de vivir en el campo, como antes, para incrementar ahora el fabuloso crecimiento de las ciudades, hasta el punto de que hoy la población urbana pasa del 70% mientras en el campo no queda sino un escaso 30%. Y considerar este importantísimo fenómeno social colombiano en el contexto de la más honda crisis de toda la estructura tradicional del país, en momentos en que se anudan todas las contradicciones y se abren dos variantes principales en busca de una salida a la gran contradicción entre el pueblo y la oligarquía financiera: La salida militar fascista y la salida revolucionaria. Dentro del contexto de la situación nacional, habría que examinar al mismo tiempo, el papel determinante de nuestra organización política.

C.

Nosotros no creemos sino en la salida revolucionaria independientemente de si hay o no golpe militar fascista. Y si estamos de acuerdo con esta formulación política, nuestra estrategia militar necesariamente tiene que partir de este acierto y no de otro. Por otra parte como nuestro país y nosotros mismos somos parte integrante de la situación política internacional, no podernos pasar desapercibida para la formulación de nuestra estrategia militar, esa situación tal cual se está dando en la actualidad.

D.

Para nuestro caso, y en forma directa e indirecta, nos beneficia el cambio en la correlación de las fuerzas que se enfrentan en lucha en estos momentos en América Latina.

E.

Para formular nuestra estrategia militar es menester atenernos a las realidades, con el fin de acertar en materia tan delicada. En la guerra pueden haber desaciertos tácticos, inclusive desaciertos operacionales, pero jamás desaciertos estratégicos que llevan inevitablemente a cualquier fuerza militar a la derrota. Por eso nuestra estrategia militar tiene que ir en la dirección precisa, donde se están anudando todas las contradicciones de la sociedad. Y esas contradicciones no se dan de la misma manera y con la misma intensidad en todas partes, sino en las grandes ciudades colombianas y en las poblaciones de gran densidad humana. Allí se da no solo la gran contradicción entre capital y trabajo, sino al mismo tiempo, todas las contradicciones de la sociedad colombiana, y si esto es así, las FARC tienen que hacer la pelea si no en el área, sí en dirección al área donde se están dando tales contradicciones y no en las profundidades de la selva.

F.

Habrá que detenemos a examinar con sumo cuidado estas realidades porque de otra manera no vamos a ser capaces de jugar en una coyuntura histórica favorable, el papel de la guerrilla en Sierra Maestra en Cuba, ni la del Ejército Sandinista, ni la del movimiento armado de El Salvador, y las masas urbanas enardecidas de nuestro país, van a insurreccionarse en poco tiempo y van a influir necesariamente en una parte del Ejército y posiblemente lleguen a provocar profundos estremecimientos en la vida colombiana y nosotros Ejército del Pueblo, vamos a llegar tarde a la cita con la historia. Esto no debe acontecernos porque si somos marxistas-leninistas, estamos obligados a vivir y batallar en el torrente de la lucha popular.

G.

Lo anterior no quiere decir que no haya guerrillas nuestras, por ejemplo en el Caquetá. Lo que se quiere significar es que la fuerza fundamental y determinante de las FARC esté allí haciendo parte del nudo gordiano donde se dan las contradicciones fundamentales y colaterales del país, para recibir el influjo de la lucha popular y darle a ella, con la lucha armada, nuestra contribución revolucionaria.

H.

De esta manera la Séptima Conferencia sitúa la fuerza principal de las FARC de conformidad con nuestro planteamiento estratégico. Ese Centro es la Cordillera Oriental. Esto no quiere decir que la Central y la Occidental no tengan importancia estratégica, sino que el centro principal del despliegue estratégico es la Cordillera Oriental.

I.

Ahora bien, toda estrategia militar comienza con el despliegue de la fuerza, ya sea en una parte o en todo el territorio de un país, con fines estratégicos, es decir, en dirección al objetivo principal que en nuestro caso no puede ser otro que involucrar el movimiento armado en el torrente de la acción popular para que juegue su rol en el proceso de la insurrección y en la insurrección misma por el poder.

Habrá que recordar la estrategia de Fidel cuando determinó que Sierra Maestra fuera el centro del despliegue estratégico del pequeño grupo inicial que se llamó Ejército Rebelde, de donde irían naciendo nuevas columnas, no precisamente donde estaban ubicadas las Brigadas del Ejército Oficial para hacer una guerra frontal de un Ejército Revolucionario con un Ejército Reaccionario, sino allí donde la lucha armada influyera decisivamente en la lucha popular que, por esos tiempos en Cuba, se dio en la ciudad de Santiago como centro de la agitación popular y de la lucha revolucionaria.

J.

Lo demás, tiene relación con la estructura de mando que debemos darnos y los planes a nivel nacional que debemos cumplir a partir de fines de este año.

K.

Luego del planteamiento estratégico, necesariamente viene el planteamiento operacional complementado con el planteamiento táctico, que en nuestro caso sería el cambio en el modo de operar, o nueva táctica. De esta manera surge el planteamiento operacional que es el plan concreto de cada Frente en dirección al objetivo estratégico. Por eso, esta Conferencia da los lineamientos generales para que el Estado Mayor Central concrete el plan general, para recomenzar pelea este fin de año en todos los Frentes y de acuerdo al lineamiento estratégico, en medio de la pelea, ir haciendo crecer el Ejército del Pueblo, que en el curso de dos años, a partir de ahora, tenga por lo menos 15.000 hombres. Lo demás es la integración del plan general y su distribución en todos y cada uno de los Frentes, partiendo de 15.000 hombres en filas.

En el Secretariado hay en estudio un proyecto del plan general que consta de dos fases principales y que posiblemente conocerán los Frentes para que el movimiento tenga una idea de las inmensas tareas que nos proponemos. Por ahora lo importante es ir creando todas las condiciones para la puesta en práctica de la primera fase del plan general. Como se trata de algo en grande, conviene que todos los Frentes actuales se propongan metas de crecimiento y de rearme, cuestión que trataremos en el plan inmediato que salió aprobado en esta Conferencia.

El plan inmediato fue aprobado en la Conferencia para un año partiendo de Julio de 1982 a Julio de 1983, el Secretariado distribuyó este plan general inmediato por medio de cuotas asignadas a cada Frente que se entregará por aparte a cada Estado Mayor de Frente.